Actualidad

Desarrollan un test pionero para detectar en unos minutos las adicciones en adolescentes

0
ABC- 11.6.2020
Permite evaluar y detectar en unos minutos la adicción al móvil, redes sociales, videojuegos y juegos de azar en adolescentes entre los 11 y los 20 años.

La Universitat de València, en colaboración con Fundación Mapfre, ha creado un test pionero en España que permite evaluar y detectar en unos minutos la adicción al móvil, redes sociales, videojuegos y juegos de azar en adolescentes entre los 11 y los 20 años.

El investigador de la Unidad de Investigación «Juego y Adicciones Tecnológicas» de la Universitat de València Mariano Chóliz, acompañado por el director de Promoción de la Salud, de Fundación Mapfre, Antonio Guzmán, ha presentado este jueves en rueda de prensa este Tecno Test, diseñado, según informa Ep, a partir del informe «Detección y prevención de adicciones tecnológicas en adolescentes» y que se someterá a validación.

Así, este test online gratuito, de tres a cinco minutos de duración, permite a médicos, psicólogos y profesores ayudar a detectar y prevenir de forma rápida una adicción temprana a través de 24 preguntas.

Para ello, Chóliz ha explicado que se incluyen 12 preguntas clave «enmascaradas» —tres por cada una de las cuatro adicciones estudiadas— y si el adolescente responde ‘sí’ a todas ellas se determina que existe una dependencia que les está interfiriendo en su desarrollo personal y será necesaria una evaluación exhaustiva por parte de un especialista en adicciones.

Por el contrario, si los resultados muestran solo una o dos respuestas afirmativas se estará ante un caso de uso problemático y se pondrán en marcha pautas y estrategias preventivas que permitirán revertir a tiempo el problema para evitar la consolidación de la adicción. No obstante, ha señalado que la mayoría de adolescentes hace un uso adecuado de las tecnologías sin presentar criterios de adicción.

El estudio concluye que el perfil del jugador patológico online corresponde a personas que necesitan apostar cada vez más para conseguir los efectos deseados, lo que les provoca inevitables pérdidas. El jugador suele reconocer que ha mentido sobre su implicación en el juego, pero no es consciente de que debe dejar de jugar y necesita de los demás para que financien el juego, que es la única forma aprendida para solventar las deudas contraídas por el propio juego.

Por su parte, un jugador de videojuego se convierte en patológico cuando esta actividad domina a su vida diaria, provocan pérdida de interés por aficiones y entretenimientos previos y pone en peligro una relación significativa, trabajo u oportunidad educativa o laboral. También llegan a ser lo más importante en la vida del adolescente, por encima de las responsabilidades y sus aficiones anteriores, aunque sea perjudicial para su ajuste personal y su adaptación social.

Las personas con dependencia al móvil se caracterizan por necesitar usar las aplicaciones de mensajería instantánea con mayor frecuencia, lo que interfiere con otras tareas y actividades y supone un gasto excesivo de dinero. Así, hacen un uso excesivo de las redes sociales fruto de una necesidad irrefrenable de obtener aprobación social para sentirse bien, lo que hace que sea muy difícil dejar de usarlas.

Del mismo modo, las personas con dependencia de las redes sociales se caracterizan por la necesidad de estar conectados muy frecuentemente a los grupos y por la necesidad de tener aprobación social para sentirse bien. Todo ello hace que le sea muy difícil dejar de usarlas, manifestando una pérdida de control por ello.

Consejos contra las adicciones

Chóliz ha explicado que esta herramienta también incluye consejos extraídos de programadas de prevención que ya están validados y han demostrado su eficacia como son Aditec y Ludens. Al respecto, ha señalado que la pauta base para prevenir las adicciones en videojuegos, redes sociales y móviles es que el adolescente “tiene que tener el control, no la máquina” y debe decidir “cuándo y cuánto” la usa y cumplirlo. En el caso del juego “lo más preventivo es no jugar”.

En concreto, a los adolescentes que consideran que los videojuegos son “lo más importante en su vida”, les aconseja que marquen un horario semanal que les permita programar el tiempo de juego, que eviten jugar con el objetivo de “escapar” de los problemas de la vida y que “no abandonen sus responsabilidades y aficiones anteriores”.

Por su parte, a los jóvenes enganchados al móvil les recomienda establecer varios momentos al día para revisar los WhatsApp, silenciar las notificaciones en algunos momentos, como durante el estudio, los encuentros familiares o la asistencia a espectáculos, y ser conscientes del gasto que realizan.

Por último, para reducir el riesgo de adicción a las redes sociales hay que “reforzar las amistades y dejar en un segundo plano la motivación superflua de ampliar la red social virtual, no utilizarlas para escapar de los problemas e intentar actualizar el estado o cambiar la foto de perfil solo una vez al mes”.

Fuente: ABC

La ‘nueva normalidad’ resucita la publicidad de las apuestas online en Internet

Entrada anterior

Detectan cambios en el tejido pulmonar de fumadores antes de desarrollar una enfermedad intersticial

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad