24/07/2019
D. Emilio Pérez Touriño, Ex-Presidente de la Xunta de Galicia (2005-2009)



El consumo de drogas, como cualquier tipo de adicción, debe abordarse como un fenómeno multicausal en el que inciden una serie de factores que tienen que ver con el ámbito personal, familiar, educativo, social o incluso cultural de los individuos. Por lo tanto, la búsqueda de soluciones para una problemática como la de la drogadicción requiere la implicación de toda la sociedad: la participación de toda la comunidad es fundamental para contribuir al proceso de normalización y a la aceptación de la responsabilidad colectiva en el manejo de las drogodependencias.

Dentro de esta implicación, se enmarcan iniciativas tan encomiables como la que lleva a cabo la Asociación Antidroga Vieiro, que trabaja desde hace quince años en la comarca de Bergantiños para alcanzar la inserción social y laboral de drogodependientes.

Desde el Gobierno gallego valoramos muy positivamente la labor de asociaciones como Vieiro, en la medida en que posibilitan que los habitantes de los municipios de su ámbito de actuación se sensibilicen e impliquen en la problemática de la drogadicción procurando, al mismo tiempo, promover campañas informativas, preventivas y de fomento de actividades culturales y deportivas entre las personas drogodependientes.

Pero es preciso dar un paso más allá. Es necesario promover un cambio en las actitudes sociales con el fin de superar el rechazo y la exclusión social que sufren los drogodependientes.

Para alcanzar esta meta será fundamental que la Xunta de Galicia colabore estrechamente con los municipios, con entidades de voluntariado y, fundamentalmente, con asociaciones como Vieiro que conocen muy de cerca a las personas afectadas, así como sus necesidades más inmediatas y los mecanismos que pueden resultar más eficaces para la reinserción.