21/11/2019
Noticias Vieiro


La preocupante degradación de la seguridad ciudadana (20-04-2012)

FOTO: José M. Vázquez Gómez,presidente de Vieiro.

CARBALLO-A CORUÑA,Escrito por: José M. Vázquez Gómez.Desde hace unos años vengo observando la grave degradación que está padeciendo la seguridad ciudadana. Aumentan los robos, hurtos, saqueos de instalaciones públicas para arrebatarles el cobre, destrozos del mobiliario urbano y un sinfín de delitos que en su mayor parte quedan impunes.

Pero existen otros que no se mencionan en las estadísticas oficiales y que están ganando terreno, como son los delitos por tráfico de drogas.

Hace años vendían droga unos cuantos señores sin escrúpulos, pero hoy día el que más y el que menos vende. No hay forma de parar el incremento, precisamente por la dejadez que existe en el control del tráfico. Se suma a este colapso la venta de bebidas alcohólicas a menores con total desfachatez y sin que nadie controle esta aberración: los establecimientos despachan bebidas alcohólicas a menores y cierran a la hora que les viene en gana y no pasa nada; los botellones no se hacen solamente en los descampados, sino en bajos de casas o naves que se prestan o alquilan y nadie se inmuta. Pero, aparte de la problemática general, en el municipio de Carballo, a mayores, tenemos una población marginal que está volcada de lleno en los robos y la venta de toda clase de drogas, haciendo de estas prácticas su forma habitual de vida y la de sus familias. Y existen otras familias que, a la sombra de las primeras, cometen igualmente robos, atracos, hurtos y demás delitos.


A la vista de este triste panorama cabe preguntarse: ¿La Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales son eficientes o son los políticos que mandan a esas policías los que verdaderamente son una lacra para que su labor no consiga resultados acordes a los esfuerzos que hacen?

Siempre mantuve la idea de que la seguridad tenía que estar en manos de los ayuntamientos. En otros países las policías locales funcionan y llevan el peso de casi todos los delitos. Es cierto que las plantillas de todos los cuerpos policiales son escasas. Carballo en este momento debería tener alrededor de 35-40 policías locales. Pero a veces no es cuestión de plantillas, sino de implicación, de constancia y de ganas de querer hacer las cosas como deben hacerse.

Otra de las cuestiones que el ciudadano no entiende es que se ande mareando la perdiz: que si esto pertenece a la Guardia Civil, que si lo otro corresponde a la Policía Local... Siempre se dice de la buena colaboración entre ambos cuerpos. Que se demuestre de una vez. No dejemos que la sociedad vaya asumiendo como un fenómeno natural esta situación y que nuestros legisladores procedan a revisar algunas situaciones delictivas que hoy día figuran como faltas para convertirlas en delitos. Porque me supongo que esos legisladores no tendrán miedo a que se les aplique a ellos el código que deberían reformar.

Por todo ello deben ponerse en funcionamiento operativos de todos los medios existentes para tratar de erradicar una situación cuando menos alarmante y no bajar la guardia reduciendo servicios o dándole preferencia a otros. El delincuente cada vez agudiza más su ingenio, y es imprescindible que los mandos policiales sean sensibles a este tema y persigan con contundencia esos delitos que están perfectamente tipificados en nuestro Código Penal.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
+ INFO >>