Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
18/11/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Noticias Vieiro


Los efectos de las drogas en la conducción de vehículos (23-05-2013)

FOTO:José M. Vázquez Gómez (Presidente de Vieiro)

CARBALLO-GALICIA,Muy pronto va a comenzar la temporada estival. Fecha propicia, también en la Costa da Morte, para salir de copas, de acampada, de botellón, de playa, de juergas nocturnas, de acampada y demás diversiones que pasmarían al más atrevido. Son igualmente fechas en las que cada año mueren en la carretera decenas de jóvenes y personas mayores debido a los accidentes de tráfico, al mismo tiempo que le hacen perder la vida a otras personas que circulan con normalidad por culpa de conducir bajo los efectos del alcohol. Hasta ahora, se les achacaba esos accidentes exclusivamente a personas que conducían con dos copas de más. Hoy en día ha quedado demostrado, según los aparatos modernos que tiene Tráfico para detectar este problema, que la gran mayoría de estas muertes (en los accidentados de entre 20 y 45 años) son ocasionadas por haber tomado drogas.

El consumo de diversas sustancias reduce la capacidad de atención, o bien hace que esta se centre en solo en unos pocos detalles que quizá no sean los más importantes. Si no prestamos atención a ciertos aspectos de la circulación podemos distraernos y no percibir posibles riesgos próximos. Y si no se percibe el problema, no se van a poner en marcha mecanismos y acciones para resolverlo.

El consumo de ciertas drogas, como el cannabis (porros), la cocaína o las drogas de síntesis alteran la forma de cómo se percibe a sí mismo el consumidor, produciéndole una sensación de seguridad o de control en muchas situaciones en las que no es así. Cuando no prestamos atención a nosotros mismos, captamos detalles que nos hacen percibirnos de una forma determinada: nos hacemos a la idea de cómo somos capaces de resolver cualquier contratiempo que se nos pueda presentar.

Bajo los efectos del alcohol o las drogas la imagen que tenemos de nuestras capacidades (lo que podemos hacer, y lo que ni intentamos) se distorsiona y se ve completamente diferente. De este modo, sí debemos valorar una decisión como frenar ya o esperar un momento, podemos creer que tenemos tiempo de sobra cuando no es así, pues los efectos del alcohol y las otras drogas nos han cambiado el aspecto de la situación (como si todo fluyese más lentamente), así como el de nuestras habilidades.

Para la conducción de vehículos se requiere un buen nivel de alerta (atención y vigilancia) que nos permita captar los detalles de la circulación más importantes.

Existen drogas como el alcohol o los tranquilizantes que reducen de forma importante esa atención, de modo que mucha información pasa desapercibida (podemos no ver el camión que se acerca al cruce, o que el semáforo está en ámbar, y no en verde. El consumo combinado de drogas sedantes (alcohol, tranquilizantes, heroína y cocaína) multiplica los efectos depresores.

Si quieres conservar tu vida y la de los demás usuarios de la carretera debes conducir con cabeza, libre de tomar alcohol y también cualquier clase de drogas. Con los accidentes no solo puedes perder tu vida, sino que destrozas a familias que perdieron algún miembro en ese accidente.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
+ INFO >>
 



Patrocinan: