Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
24/07/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Hablar con los hijos ayuda a evitar el alcohol y el tabaco (05-08-2013)

FOTO: DR. Zhiyong Yang.

EE.UU., Si los padres hablan con sus hijos de los riesgos que trae beber alcohol y fumar, es más fácil que ellos se mantengan alejados de estas sustancias.

El estudio realizado por la Universidad de Texas (Estados Unidos) encontró que los padres tienen más influencia que la propaganda, el marketing y la presión de los pares en la conducta de los chicos o adolescentes.

Zhiyong Yang, especialista que condujo el estudio, afirma que sus hallazgos muestran que, contrario a lo que muchos creen, los padres tienen mucha influencia en la conducta de los adolescentes. "La crianza de los padres comienza en el nacimiento. ¿Qué podría tener más influencia que eso?", asegura.

El especialista advirtió que el refuerzo negativo no funciona, es decir que es muy mala idea denigrar, amenazar o pegar a los adolescentes. "Nuestro estudio muestra que esas estrategias negativas, como retirar el afecto, hacen que los adolescentes quieran fumar", explica.

Yang afirma que compartir las experiencias de los padres puede tener una influencia positiva. "Se genera algo importante al contarle a un adolescente cuanto se sufrió por fumar o adoptar una mala conducta en la adolescencia", detalla.

Diálogos adecuados

En una investigación previa, Yang encontró que cuando los padres y los hijos tienen un buen diálogo es mucho más posible que los adolescentes no entren en conductas de riesgo. Además, esta buena relación puede incluso protegerlos de otros factores externos, como los medios sociales y la presión de los pares.

El especialista recalca que su nuevo estudio muestra que la influencia de los padres es muy profunda en su magnitud y extremadamente persistente en el tiempo. Para Yang, otra conclusión de la investigación es que "es posible cambiar la forma en que se cría a los chicos y esas son buenas noticias para los papás y sus hijos adolescentes".


# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
FUENTE: NUEVA PRENSA >>
 



Patrocinan: