Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
22/02/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


La sanidad valenciana notifica consumo de alcohol con cocaína (30-12-2013)

FOTO: Director técnico de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Eusebio Megías.

VALENCIA, La evolución de las adicciones y los patrones de consumo de sustancias no solo varían en el aspecto cuantitativo, sino también en cuanto a combinaciones de los propios estupefacientes.

La Conselleria de Sanidad ha notificado por primera vez 382 casos de doble adicción al alcohol y la cocaína en la Comunitat. En términos globales, eso sí, los 56 centros de tratamiento ambulatorio repartidos por las tres provincias registraron en 2012, el último ejercicio cerrado, un 10% menos de peticiones de asistencia y tratamiento, con 12.013 casos.

El llamado policonsumo, es decir, la combinación de más de una sustancia, no es un fenómeno nuevo, aunque los tratamientos para abordar la adicción concreta a un determinado cóctel de sustancias sí está cambiando. "Desde hace mucho tiempo sabemos que las personas que consumen casi nunca toman una sola sustancia", explica el director técnico de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Eusebio Megías.

Según relata, el alcohol y la cocaína se asocian por factores contextuales, ya que se suelen consumir en los mismos espacios de ocio, y por factores que tienen que ver con la "complementariedad de sus efectos". En este sentido, Megías revela que el objetivo de este doble consumo es compensar el "subidón" de la cocaína con el efecto depresor del alcohol y viceversa.

"No es cierto que el alcohol sea un estimulante. En un primer momento frena la capacidad crítica y de reflexión y desinhibe. La cocaína produce una aceleración psicológica y física. Cuando se toman simultáneamente, siempre hay que ir aumentando las dosis para compensar", añade Megías, y de ahí la mayor peligrosidad de este tipo de consumo.

Mucho más difícil de tratar
Según los expertos, una doble adicción es mucho más complicada de tratar porque hay "una alteración mayor de funciones en el organismo" y los efectos son más incontrolables. El director técnico de la FAD explica que, al combinar sustancias, el efecto "no solo suma sino que multiplica" con nuevos riesgos. Para emprender la rehabilitación primero hay que trabajar la desintoxicación y luego proceder a la deshabituación de ambas a la vez.

El alcohol, en cabeza
Las principales adicciones tratadas son el alcohol (34%), la cocaína (22%), el tabaco (16%), el cannabis (13%), la heroína (10%), la ludopatía (3%), el crack (1%) y, por primera vez, el alcohol con cocaína (3%), según el informe elaborado por Sanidad.

En cuanto a sexos, el 74% son varones y el 26% mujeres. Además, un 33% de los atendidos manifestó haber tenido problemas judiciales.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
FUENTE: >>
 



Patrocinan: