Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
21/08/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Crece la preocupación en EEUU por el auge de la marihuana electrónica (03-02-2015)


EE.UU., No se conoce a ciencia cierta los efectos en la salud de los “porros electrónicos”.

En los Estados Unidos (EE.UU.) existe preocupación por la extendida popularidad del "porro electrónico" de marihuana (e-joint, en inglés) que, permite consumir cannabis en forma de vapor, sin producir humo u olor.

El mayor temor de las autoridades sanitarias de los estados en los que la marihuana es legal, radica en que todavía no se conoce a ciencia cierta los efectos en la salud de los “porros electrónicos”, y también está el hecho de que estos dispositivos podrían hacer que el consumo de cannabis se haga más atractivo para los adolescentes.

Según explica un informe de la BBC, así como sucede con la nicotina de los cigarrillos electrónicos, los e-joint permiten consumir marihuana en forma de vapor, sin producir humo u olor.

Michael Van Dyke, jefe de toxicología del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, estado en el que la marihuana recreativa es legal, asegura que "todavía no se tiene suficiente información sobre los efectos para la salud de los vaporizadores".

"Se puede decir que reducen los efectos nocivos del humo. Sabemos que el humo de la combustión de la marihuana contiene carcinógenos y con un vaporizador se elimina ese humo, así que teóricamente son más saludables", dijo Van Dyke a BBC Mundo.

Lucy Popova, del Centro de Investigación del Tabaco de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), coincidió en que se desconocen los efectos de los vaporizadores pero sí alertó sobre las consecuencias de los llamados “porros electrónicos”.

"Obviamente si se cambia el humo por el vapor se reducen los riesgos. Pero el consumidor sigue expuesto a los compuestos psicoactivos del cannabis, que pueden producir cambios en la percepción, en las funciones motoras y pueden causar alteraciones del comportamiento o incluso adicción", señaló.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: Riod >>
 



Patrocinan: