Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
20/08/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Nace un programa para proteger a jóvenes de «las drogas, la prostitución y (06-02-2015)

FOTO: Graciela Blanco, Enrique Rodríguez Nuño y Adolfo Rivas junto a una educadora y una niña con implante coclear durante la visita a las instalaciones de la Fundación Vinjoy.

MADRID,Los jóvenes en situación de riesgo social no son los mismos que hace unos años. Son muchos más y el abanico de problemas a los que se enfrentan también ha engordado desde la llegada de la crisis económica, que en la Fundación Vinjoy tildan más bien de crisis social. «Hay muchos más jóvenes que demandan apoyo en su tránsito a la vida adulta y tenemos que dar respuestas», expresaba ayer su director, Adolfo Rivas. No sirve mantener las estructuras vigentes, «sino crear estructuras que sirvan para los problemas reales y actuales, que sean efectivas para evitar que esos menores terminen en bandas juveniles o en el mundo de la prostitución y las drogas». El objetivo es que salgan de esa cuerda floja a las que las condiciones familiares les ha arrastrado.

De esa reflexión surgió un nuevo programa que lleva apenas unos meses desarrollándose desde la Fundación Vinjoy en colaboración con la Consejería de Bienestar Social y Vivienda, cuya titular, Graciela Blanco, se acercó ayer hasta las instalaciones de la falda del monte Naranco para conocer de primera mano los avances de esta iniciativa. «Todo lo que se desarrolla aquí tiene un carácter muy innovador, que es a lo que debemos tender. Todo lo que sea modernizar e innovar en el ámbito de la discapacidad es prioritario. Tienen todo nuestro apoyo en todas las iniciativas que ponen en marcha», expresó la consejera.


La Fundación Vinjoy colaborará con un centro alemán


Lo dice porque la metodología que la Fundación Vinjoy aplica en el programa 'Puente' se basa en un sistema propio para llegar a los jóvenes. Aunque el programa comenzó a aplicarse con siete chicos en octubre, el trabajo arrancó hace dos años cuando desde el centro analizaron las nuevas realidades de los adolescentes. Debían acercarse a ellos, pero para eso necesitaban referencias positivas. Así, los dos educadores auxiliares del proyecto salieron de la 'Escuela Taller desde la Calle'. «La obra social de esos participantes es ayudar a los jóvenes que están en riesgo o directamente ya en conflicto social», explicó Rivas. Un joven ecuatoriano y otro marroquí son quienes trabajan mano a mano con los siete adolescentes que de momento participan en el programa 'Puente'.

Conectados por Whatsapp

Los jóvenes llegan a Vinjoy derivados por el área de Familia e Infancia de la consejería, que traslada al programa a menores que el organismo tiene en protección y también desde los Servicios Sociales municipales, donde seleccionan a chicos en riesgo social para evitar así que lleguen a necesitar las medidas de protección. «Lo que nosotros hacemos es acompañarlos en su proceso de cambio, pero ellos son los protagonistas. Respetamos su intimidad y el programa es completamente flexible», dice Andrea Iglesias, responsable de la iniciativa.

La innovación radica precisamente en ese acompañamiento. Los educadores auxiliares se desplazan con los jóvenes para realizar todos los trámites necesarios. «Si tienen que ir al Inem, a cualquier trámite burocrático o incluso en programas para salir de la drogadicción, cuentan con la compañía de los educadores», relata. El resto del tiempo permanecen en contínua comunicación con los jóvenes mediante Whatsapp.

«Es importante que vean que el programa es suyo. Si no es así no habrá cambió alguno», garantiza Iglesias. El plan incluye también intervenciones individuales que son totalmente flexibles y se adaptan a las necesidades de cada adolescente y grupales, «porque en Vinjoy entendemos el grupo como una ayuda para lograr los objetivos». La mediación ante conflictos con la familia o su entorno es otro de los recursos siempre que los chicos los soliciten. «Se respeta completamente su intimidad y son ellos quienes tienen toda la información. Por ejemplo, si creemos conveniente hablar con sus profesores, primero se les consulta a ellos».

Un juego para sensibilizar

La otra rama en la que trabaja el programa 'Puente' es en la sensibilización, «que siempre es un trabajo continuo. Debemos realizar un análisis continuo de la realidad adolescente y trabajar en institutos». En los centros educativos, pero también con grupos de adultos como políticos o hasta en el ámbito policial se desarrollarán las campañas de sensibilización, que en este caso también pasan por la innovación.

Desde la Fundación Vinjoy han diseñado un juego en el que los participantes se ponen durante una hora en la piel de un inmigrante. Realizan diferentes trámites burocráticos y para ello deben comunicarse con personas que hablan otro idioma. «Es un juego para adultos, para que reflexionen sobre actitudes habituales. Lo viven en sus propias carnes», aclara Iglesias, muy satisfecha con el avance del programa. «Muchas veces no conectaban con las iniciativas y las dejaban, hay que evitarlo».

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: El Comercio >>
 



Patrocinan: