Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
15/10/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


OPINION: El (mal) uso del teléfono móvil por niños y adultos (12-02-2015)

MADRID, Por Marga Gutiérrez del Arroyo.
Son pocos los adultos a los que no nos sorprende cuanto menos, ver a niños y adolescentes usando el teléfono móvil de manera continua y absorbente. Nos preocupa su seguridad y por eso ponemos a su alcance la posibilidad de comunicarse con nosotros (o más bien nosotros con ellos) a través del teléfono. Pero hagamos un poco de autocrítica: Según un estudio europeo realizado por la aerolínea internacional SWISS, “El 74% de los españoles dedica más atención al móvil que a su pareja”, lo que nos convierte en los primeros de Europa en usar el móvil cuando estamos en compañía (muy por encima de otros países como Francia (48%), Italia y Alemania (43%), Austria (42%) o Inglaterra (40%).

Viajeros del metro consultando el móvil reiteradamente, peatones que cruzan la calle casi sin mirar mientras escriben mensajes, amigos que se encuentran en un bar y colocan sus móviles sobre la mesa donde descansan sus bebidas y comidas, siempre buscando estar conectados. Sin embargo, según el citado estudio de Swiss, un 71% de los encuestados dieron importancia al valor de la atención a los demás y sólo una de cada cuatro personas considera importante la “accesibilidad durante las 24 horas”.

Datos contradictorios cuanto menos: prestamos excesiva atención al móvil, pero valoramos como prioridad la atención al otro y no necesitamos estar accesibles durante las 24 horas ¿Qué consecuencia tiene esto?

Los niños nos observan y nos copian. Lo hacen desde muy pequeños, cuando nos observan manipulando los objetos más sencillos y más adelante, durante el juego simbólico (aproximadamente entre 1.5 años y 7 años de edad), cuando juegan a ser papás y mamás, doctores, maestros, policías, etc. Los niños reproducen lo que ven en los adultos y de esa manera, aprenden los códigos de conducta y también aprenden a tener un lugar socialmente valorado en la sociedad, porque sino…¿Por qué lo harían papá y mamá?

Las Tecnologías de la Información y Comunicación – TIC fueron creadas para ser de utilidad: la comunicación fluida, la apertura al mundo, la democratización de la información. Pero para los niños, además de estos beneficios y el control parental, pueden conllevar riesgos importantes: adicción al móvil, merma de la capacidad atencional y reflexiva, superficialidad en las relaciones, dificultad para comprender la intimidad personal y sexual de cada persona, etc. Los datos están ahí: Según el Instituto Nacional de Estadística – INE, el porcentaje de menores usando el teléfono móvil en 2014 es el siguiente: el 23.9% de los niños de 10 años utilizan el móvil, porcentaje que va creciendo paulatinamente hasta los 15 años, momento en que el 90.3% de los niños lo utilizan a diario.

Seamos coherentes con lo que mostramos a los niños, seamos autocríticos con el valor a la comunicación directa que prestamos cada día. Seamos capaces de inclinar la balanza de nuevo hacia los que tenemos más cerca y no más lejos.

* Marga Gutiérrez del Arroyo es una de las Psicólogas Infantiles del Gabinete Psicológico ‘Aprende a Escucharte

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: Periodista Digital >>
 



Patrocinan: