Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
18/06/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


INFORME. Datos de los países de la OCDE (12-05-2015)



MADRID, Las muertes por alcohol superan a las generadas por el VIH/sida, violencia y tuberculosis. Los españoles beben, de media, unos 9,8 litros de alcohol puro por persona, por encima de la media de los países de la OCDE que está en nueve litros. Y, aunque sólo el 20% de las personas que toman alcohol se bebe el 58% del total, son las españolas con mayor nivel educativo las más propensas a hacer un consumo de riesgo, mientras que los varones más bebedores son aquellos que tienen menos estudios.

A pesar de tener una de las tasas más bajas de impuestos para todas las bebidas alcohólicas y una legislación muy laxa en cuanto a regulación de patrocinios, advertencias sanitarias sobre productos alcohólicos o de venta a personas en estado de embriaguez, España tiene una tendencia a la baja en cuanto a consumo de alcohol en línea con los 40 países de la OCDE que presenta un descenso del 2,5% en los últimos 20 años. En algunos, no obstante, ha aumentado la ingesta hasta un 50%, es el caso de Estonia, Finlandia, Islandia, Israel, Noruega, Polonia y Suecia.

Sin embargo, algunos datos globales muestran que hay que prestar atención a lo que pueda ocurrir en un futuro cercano: la proporción de niños de 15 o menos años que no han tomado nunca alcohol se ha reducido de un 44% a un 30% en el caso de los chicos y de un 50% a un 31% en el caso de las chicas desde el año 2000. Además, la proporción de niños que ha experimentado embriaguez habitual aumentó de un 30% a un 40% (en los niños) y de un 26% a un 41% (en las chicas) en el mismo periodo.

En términos generales, las personas con más nivel educativo y mayor nivel socioeconómico tienden a beber más. El consumo más peligroso de alcohol pasó de ser la obtava a la quinta causa de muerte y discapacidad en todo el mundo entre 1990 y 2010, y es responsable de 3,3 millones de muertes, el 5,9% del total, es decir, genera una mayor proporción de fallecimientos que el VIH/sida, violencia y tuberculosis juntas (2,8%), según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2014. Desde cáncer a accidentes pasando por enfermedad cardiovascular o hepática, así hasta 200 son las enfermedades que la OMS ha vinculado a este hábito.

Tipo de alcohol

Las influencias culturales e históricas siguen influyendo en el patrón de consumo de alcohol. Por ejemplo, el vino se consume tradicionalmente con las comidas en el sur de Europa, en los países productores de vino y en zonas rurales, mientras que en otros países más lejanos y al norte tienden ahora a consumir más vino como algo de moda. No obstante, la cerveza está aumentando su popularidad, especialmente entre los países tradicionalmente consumidores de vino. Así, Francia, Grecia, Italia, Portugal, España, Hungría, Eslovaquia y Suiza el consumo de vino ha caído un 20% o más desde 1990.

Sobre un tercio (3,8 litros per capita) del alcohol ingerido en los países de la OCDE, según datos de la OMS, es de cerveza, un 8% de vino (que llega al 25% en la región europea) y el resto (50%) corresponde al consumo de bebidas espirituosas o de otro tipo. Pero esas cifras se quedan cortas porque se estima que un 11% de la ingesta total de alcohol no se registra.

El impacto social también es enorme. Son tres los factores vinculados al alcohol: el crimen, la violencia y los accidentes de tráfico. Un estudio en Australia estimó que los costes tangibles del crimen asociado al abuso de alcohol entre 2004 y 2005 fue de 1.240 millones de dólares australianos (unos 878 millones de euros). Para el mismo periodo, el coste por accidentes de tráfico ascendió a 3.100 millones de dólares (unos 2.200 millones de euros).

Una revisión de estudios europeos estimó el coste del crimen vinculado con la alcoholemia en la Unión Europea (policías, juzgados, prisiones, abogados, daño a la propiedad...) en unos 33.000 millones de euros en 2003 y el asociado a los accidentes de tráfico en 10.000 millones en el mismo año. Estimaciones recientes sugieren que la pérdida de productividad relacionada con la bebida es de un 1% en el producto interior bruto en la mayoría de los países.

Por estos motivos, entre las metas de la OMS se encuentra la reducción del consumo de alcohol un 10% para 2025 a través del desarrollo y fortalecimiento de políticas específicas, como aumentar el precio de las bebidas alcohólicas, legislaciones específicas sobre la conducción de vehículos y la prohibición de alcohol y divulgar información sobre los riesgos de este hábito.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: El Mundo Salud >>
 



Patrocinan: