Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
15/10/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


«Esta sociedad necesita una respuesta no sólo en adicciones» (25-05-2015)

FOTO: Manolo Moiños en el interior de una de las unidades terapéuticas de Proyecto Hombre.

SALAMANCA, Manuel Muiños / Presidente de Proyecto Hombre Salamanca y sacerdote, Destaca como mayores alegrías el avance, las dos sedes, otra futura y sobre todo cada una de las altas terapéuticas.

Proyecto Hombre Salamanca es una ONG cuyo aporte ha sido significativo en la rehabilitación vital, social y familiar de muchas personas que se habían visto atrapadas por las adicciones. Manolo Muiños está a la cabeza de Proyecto Hombre desde su llegada a esta provincia.

–Para quienes no conozcan a Manolo Muiños, ¿cómo se presentaría usted?

– Como un gallego de nacimiento afincado en Salamanca desde hace 27 años. Comencé en unos pueblos como sacerdote, conocí la realidad de Proyecto Hombre por diversas circunstancias y descubrí que era un buen camino para crecer como persona ayudando a los demás. Soy una persona sencilla, cercana, e intenso ser solidario con los demás. Soy sacerdote en tres pueblos de Salamanca.

–Aunque la ONG que preside es muy conocida por la sociedad, ¿qué definición corta usaría para darlo a conocer a alguien que no sepa lo que es?

–Un programa educativo y terapéutico para ayudar a personas con problemas de adicciones. Sin ser tan técnico, una gran familia que intente acompañar a hacer cambios a quien lo necesita para mejorar.

–Usted es sacerdote y presidente de Proyecto Hombre. ¿Qué aporta su papel de sacerdote a Proyecto Hombre?

–Proyecto Hombre a mi sacerdocio le aporta una vía para hacer realidad ese sacerdocio, como entrega, servicio y disponibilidad para los demás. Una forma de vivir el Evangelio en un espacio muy concreto y determinado, sobre todo con personas muy desfavorecidas y muy rotas de la sociedad. Creo que es una opción de servir a Dios a través del servicio a los hermanos.


«Hemos contribuido a aliviar la realidad del mundo de las drogodependencias en Salamanca»

–¿Qué le aporta Proyecto Hombre a su sacerdocio?

–Me aporta esa capacidad de entrega, de superación, de lucha y una fuerza añadida en momentos duros y difíciles, que los hay.

–Volviendo un poco a los orígenes. ¿Cómo decidió traer esta ONG a Salamanca?

–Conocí Proyecto Hombre Burgos a través de un amigo y fui a conocer esa realidad allí en Burgos. Estuve viviendo con ellos y formándome durante un año, en la comunidad terapéutica de Burgos. Ante la realidad y la necesidad que había en esos momentos aquí en Salamanca, me planteé que podía ser una opción para dar respuesta a esas necesidades. Hablando con unas personas aquí en Salamanca apoyaron la idea y creamos la Fundación Alcándara, que es la que da soporte a Proyecto Hombre. La Fundación Alcándara es el patronato que vela porque el método de Proyecto Hombre funcione y se lleve a cabo aquí en Salamanca. Luego me fui a formar a Valladolid y Asturias y comenzamos nuestra andadura, no fue fácil, tuvimos mucho rechazo, mucha gente en contra, todavía quedan algunos de entonces y todavía nos ven como una competencia, cuando de lo que se trata es de que nos complementemos y trabajemos juntos por la misma causa que son las personas con problemas de adicciones.

–¿A qué cambio ha contribuido la acción de la organización que preside desde sus orígenes?

–Hemos contribuido a aliviar el dolor de muchas familias y de muchas personas, y en general hemos estamos aliviando la realidad del mundo de las drogodependencias en nuestra Salamanca. Porque cada chico que se rehabilita, no sólo es aliviar su sufrimiento, sino de su entorno familiar y de su entorno social. Les evitamos muchas situaciones, muchos chicos que pasan por Proyecto Hombre han tenido situaciones de violencia, de delincuencia, situaciones duras en la calle, en el entorno familiar y eso repercute en todos. Estamos aportando nuestro granito de arena a una sociedad más en paz, pero es tarea de todos, no es solo nuestra, cada uno tenemos que aportar lo que sabemos y lo que podemos.

«El tema económico no es tanto carecer de fondos, sino que esos fondos llegan demasiado tarde»

–A lo largo de la vida de este proyecto humanitario, destacaría alguna situación de dificultad?

– El rechazo inicial, la incomprensión inicial que se ha ido superando, pero creo que hemos ido haciendo nuestro sitio. Dificultades, creo que las de siempre, entre ellas el problema económico, que andamos siempre muy justos pero vamos saliendo, y como no somos una empresa social lucrativa, que somos una ONG, realmente con ello ya contamos. Mientras tengamos fuerza para hacerlo, lo seguiremos haciendo así.

– ¿Actualmente hay alguna dificultad en vigor?

–Salir día a día adelante, porque el tema económico no es tanto muchas veces carecer de fondos, sino que esos fondos llegan tarde , entonces hay que sobrevivir hasta que llega ese dinero de las subvenciones, de las ayudas y demás. Es verdad que vivimos en un momento en que las ayudas hay que buscarlas con lupa, no tanto las institucionales que se están manteniendo, pero en otro tipo de aportaciones, la solidaridad en general se ha notado.

–Destacaría alguna alegría de Proyecto Hombre

–Que hemos ido de menos a más, que tenemos dos sedes y vamos a abrir la tercera, probablemente, y que ves las altas terapéuticas, las alegrías están en esas personas. La mayor alegría que puedes tener es ver un alta terapéutica y ver a esa persona de nuevo en la sociedad de una manera sana, feliz, autónoma, independiente y a su familia junto a ellos.

–¿Qué retos tienen?

–Son los de cada día, que cada día sepamos dar la respuesta adecuada en el momento oportuno a cada persona, ese es el reto. El reto de que esa persona que viene destrozada, viene rota, se recomponga, se reconstruya e inicie una vida de otra manera.

– ¿Hacia dónde van con el trabajo de Proyecto Hombre?

– Hacia la realidad que nos toca en cada momento. Vamos viendo que la demanda va en aumento, vamos viendo que esta sociedad necesita una respuesta no solo al tema de las . En el fondo la adición, como decimos siempre es un síntoma de algo que no funciona y vemos que esta sociedad no está funcionando en muchos casos, que hay un vacío y creo que lo que necesitamos es rehumanizarnos, rehumanizar este momento que nos toca vivir. Eso en Proyecto y fuera de Proyecto, pero Proyecto pone su parte.

–¿Le gustaría añadir algo más?

–Que esto no es Manolo Muiños, que esto es Proyecto Hombre, con lo que ello supone, de las personas que aquí están peleando por salir, de los terapeutas, de los voluntarios, de las familias y de la Fundación Alcándara. Detrás de todo esto, la gran sociedad salmantina que nos ha ido abriendo puertas y ha ido caminando a nuestro lado, nos ha ido acogiendo, ha ido rompiendo muchos miedos y prejuicios y se ha dado cuenta de que tenemos nuestra razón de ser y que solo buscamos el bien de todos.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: Norte de Castilla >>
 



Patrocinan: