22/09/2019
Novedades


Diez países se movilizan a favor del etiquetado genérico del tabaco (21-07-2015)

FOTO: Marisol Touraine, ministra gala de Salud.

FRANCIA, Diez países se han reunido en París por invitación del Gobierno francés para "unir fuerzas contra la industria del tabaco", con el compromiso de promover activamente el etiquetado genérico de los paquetes de cigarrillos.

La convocatoria, a cargo de Marisol Touraine, ministra gala de Salud, ha contado con la participación de Sudáfrica, Australia, Hungría, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda, el Reino Unido, Suecia, Uruguay y Francia.

"Todos se han comprometido a promover el etiquetado genérico", ha dicho Marisol Touraine. Algunos países ya han adoptado la medida o están a punto de hacerlo, mientras que otros sólo lo valoran, aunque se comprometen a ello formalmente.

El objetivo de esta medida es reducir el atractivo del tabaco, especialmente entre los jóvenes y las mujeres, con estos paquetes de cigarrillos que aparecen neutrales, sin logotipo, todos con la misma forma, color, tamaño y tipografía. De esta forma, la única distinción que se mantiene es el nombre de la marca, pero en letra pequeña, dejando así más espacio para las advertencias sanitarias.

La iniciativa antitabaco francesa cuenta con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la organización de la Convención Marco para el Control del Tabaco (CMCT), diseñado para frenar el tabaquismo.

Australia fue el primer país del mundo en introducir el empaquetado genérico en 2012. El parlamento británico el pasado mes de marzo dio luz verde a la iniciativa para su entrada en vigor a partir del próximo año, convirtiéndose en el segundo país europeo en llevarla a cabo después de Irlanda. Hungría también planea su instauración en el año 2016.

"Nuestro objetivo común es hacer que los niños de hoy sean la primera generación sin tabaco", ha explicado Marisol Touraine, quien recordó que el tabaco mata a 78.000 personas cada año en Francia y que podría provocar ocho millones de muertes anuales en todo el mundo para el 2030, si no se hace nada, según la OMS. Haciéndose eco de esta iniciativa, los estancos han llevado a cabo protestas en varias regiones del país vecino, donde se han neutralizado los radares de velocidad, y está prevista una manifestación el miércoles.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: El Mundo Salud >>