Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
24/08/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Alertan de (05-10-2015)



MEXICO, El artefacto, parecido a una pluma, luce inofensivo y la droga sintética no produce olor.

Cada vez es más frecuente que los cigarros electrónicos sean usados para consumir marihuana sintética, lo que los usuarios conocen como "porro mágico", alertan centros privados de atención a las adicciones.

Sin embargo, advierten especialistas, se trata de una mezcla de compuestos químicos muy tóxicos cuyos efectos son más potentes que los de la cannabis natural, pero duran muy poco, por lo que suele consumirse en dosis mayores.

Su abuso, subrayan, puede ocasionar paranoia y alucinaciones, elevar la presión arterial y causar convulsiones.

En el primer semestre de 2015, en las clínicas Monte Fénix, 3 de cada 5 usuarios de cannabis consumieron la versión sintética, señala Benjamín García, especialista en adicciones.

Las prácticas para drogarse empiezan a cambiar en el País, alerta Hugo González Cantú, coordinador de la Clínica de Trastornos Adictivos del Instituto Nacional de Psiquiatría.

Cada vez es más frecuente que los jóvenes usen cigarrillos electrónicos para consumir marihuana sintética, que se inyecten cocaína o que combinen varias sustancias.

"Tengo 21 años de trabajar en adicciones, y lo que veíamos era alcohol, cocaína; ahora estamos viendo drogas inyectables, de diseño, vaporizadores o cigarrillos electrónicos para fumar marihuana o cualquier otra sustancia".

El consumo de la marihuana sintética se presenta más en niveles socioeconómicos altos, refiere.

Para ello suelen usar el cigarillo electrónico, cuya venta está prohibida en el País y que se ofrece como una alternativa para no consumir tabaco.

Los padres no saben que los jóvenes pueden usar este aditamento como un porro.






Su aspecto es similar a un bolígrafo y una memoria USB.

En mercados y puestos se vende con una sustancia que se usa para generar vapor, la cual, generalmente, no detalla ingredientes ni identifica al fabricante y a ella se agrega la droga.

Por sí solo, el cigarro electrónico no se considera totalmente seguro, pues la sustancia que incluye no está suficientemente investigada, alerta el Instituto Nacional de Salud Pública en un estudio reciente.

Esta dependencia estima que en el País, 10 por ciento de una muestra de 10 mil adolescentes del DF, Guadalajara y Monterrey lo ha utilizado.

Otra de las nuevas prácticas a la que los jóvenes recurren es a la inyección de cocaína, alerta González Cantú.

"Es más intenso el efecto, más adictivo y hay más consecuencias", describe.

Ello se debe, explica, a que la vía de administración influye en el tiempo que el organismo requiere para absorber una sustancia.

Cuando se inyecta, la droga viaja en el torrente sanguíneo, llega directamente al cerebro y provoca un efecto más rápido.

Por otro lado, advierte, existen muchas drogas de diseño, que sin saber qué contienen, se consumen en las fiestas.

Lo grave, apunta, es que, al combinar varias drogas, se complica tratar una adicción. Sin embargo, estas prácticas se llevan a cabo por moda.

"Ahora hay un conocimiento de las drogas a través de internet que antes se manejaban en círculos muy cerrados. Ésas son las situaciones que cada vez vemos más en esta clínica".

Laura Orrea, directora médica de Oceánica, explica que los adolescentes, en busca de sensaciones nuevas, modifican las formas típicas de administrarse drogas, sin tomar en cuenta el riesgo que corren.

Ponga lupa

Algunas señales de que un joven consume drogas son:

Baja en rendimiento escolar

Insomnio

Cambios emocionales, como pasar de la tristeza a la irritación o la euforia

Descuido del aspecto físico

Comer desordenadamente o en grandes cantidades

Dolores de cabeza

Dormir mucho durante el día

PUEDEN:

Hablar y moverse más rápido

Estar acalorados y temblar

Tener marcas de piquetes en los brazos

Marearse, reírse a carcajadas sin razón

Tener los ojos rojos

Olvidar cosas que acaban de suceder

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: Terra >>
 



Patrocinan: