Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
25/08/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Los compuestos químicos del humo de tabaco incrementan el estrés oxidativo (19-10-2015)



MADRID, Los compuestos químicos del humo de tabaco incrementan el estrés oxidativo y potencian el envejecimiento o, lo que es lo mismo, el acortamiento telomérico, según ha mostrado un estudio realizado por el Laboratorio de Biomedicina de la Universidad Europea, junto con neumólogos de los hospitales Gregorio Marañón y Carlos III de Madrid, y del Hospital General Universitario de Guadalajara.

Los compuestos químicos del humo de tabaco incrementan el estrés oxidativo y potencian el envejecimiento o, lo que es lo mismo, el acortamiento telomérico, según ha mostrado un estudio realizado por el Laboratorio de Biomedicina de la Universidad Europea, junto con neumólogos de los hospitales Gregorio Marañón y Carlos III de Madrid, y del Hospital General Universitario de Guadalajara.

Los telómeros son los extremos de los cromosomas y funcionan como unos 'relojes celulares' que indican la edad biológica (o envejecimiento celular) de las personas. Con el paso del tiempo se produce un acortamiento de su longitud, lo que indica envejecimiento.

Dicho acortamiento es un balance entre la exposición a agentes oxidantes externos y el funcionamiento de los mecanismos reparadores de ADN a nivel celular. Por tanto, una disminución prematura de la longitud telomérica está relacionada con la exposición a determinados agentes externos, así como con el riesgo de desarrollar diferentes patologías.

Ante esto, la investigación, publicada en 'Nicotine & Tobacco Research', y en la que se han analizado diferentes variables como, por ejemplo, el consumo de tabaco diario, el número de años que se lleva fumando, los niveles de nicotina y metabolitos en orina y los de monóxido de carbono expirado, ha puesto de manifiesto la influencia del consumo de tabaco y polimorfismos en genes reparadores de ADN en la reducción prematura de la longitud telomérica.

EL TIEMPO QUE SE LLEVA FUMANDO ES UN FACTOR CLAVE

"Fumar mucho no tiene por qué corresponderse con un incremento proporcional de los niveles de agentes tóxicos, sino que son múltiples variables las que condicionan este hecho", ha apostillado el profesor de la Universidad Europea, Félix Gomez.

Adicionalmente, se han medido marcadores moleculares como la longitud telomérica relativa en leucocitos de sangre periférica así como seis polimorfismos en genes reparadores de ADN (XRCC1, APEX1, XRCC3 y XPD). Así, el estudio ha revelado también que el consumo de tabaco potencia el acortamiento telomérico de forma proporcional al grado de tabaquismo del fumador.

"La reducción del telómero está más condicionada por el tiempo que se lleva fumando que por la dosis consumida", ha comentado la profesora del centro universitario Catalina Santiago, quien, además, ha informado de que la investigación ha mostrado una relación entre mutaciones en genes reparadores de ADN y una "menor longitud" telomérica.

De hecho, prosigue, los fumadores portadores del alelo XRCC1 399Gln presentan una menor longitud telomérica posiblemente derivada de una menor capacidad de reparación en estos individuos. "Adicionalmente, es probable que las personas que fuman, posean activada la capacidad reparadora y por ello más pronunciado el efecto de polimorfismos que reduzcan esta capacidad", ha zanjado.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: La Información >>
 



Patrocinan: