Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
18/01/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Alcohol y drogas enferman a menores (28-12-2015)

FOTO: Dr. Víctor Hernández Barbachano.

MEXICO, Las principales drogas legales que atrapan a temprana hora a menores de edad son el alcohol y el tabaco, lo que ha provocado que a temprana edad tengan problemas de cirrosis, falta de coagulación, problemas de visión y un sistema inmunológico deteriorado.

Así lo manifestó Víctor Hernández Barbachano, director del Hospital Amparo Pape, al señalar que los casos se concentran en menores desde los 10, 12 y 13 años.

"Hemos recibido pacientes menores de edad que ya vienen con problemas de violencia, o accidentes causados por el alcohol, con enfermedades no iniciales de coagulación sanguínea, de vista, cirrosis o inmunodeficiencia, porque su sistema inmunológico está disminuido y cualquier bacteria, hongo les ataca más, vemos que traen áreas que no traen pelo y es por hongos y es por ser predisponentes en inmunosupresión provocada por este tipo de drogas", indicó.

Principalmente hay ocho tipos de drogas legales más adictivas que revela un estudio de las adicciones de 2011 a nivel nacional, señaló el director, y son alcohol, tabaco o nicotina, opiáceos que son analgésicos como Vicodin, OxyContin, Percocet y Morfina.

Benzodiacepinas, medicamentos para tratar el déficit de atención con hiperactividad; Ambien, que es medicamento para dormir; jarabe para la tos y esteroides anabólicos.

Hernández Barbachano destacó que hay gente joven que muere a consecuencia del alcohol y drogas médicas, en deterioro a la salud, en accidentes o violencia en riñas, todo ello, causado por el consumo exagerado de bebidas embriagantes o combinación de medicamentos controlados con lo que buscan experimentar más adrenalina.

Insistió que el tabaquismo es causante de cáncer del pulmón y hay estudios que es un detonante en la mujer para el cáncer de mama, donde la región Centro y Coahuila cuenta con muchos casos.

"Se convierte en un problema de salud pública porque entre más fumen y tomen, vamos a tener más problemas a nivel hospitalario, accidentados, enfermedades de pulmones e hígado y gente joven que muere por este tipo de cosas", destacó el médico.

La falta de un núcleo familiar estable orilla que los jóvenes crezcan sin valores y acepten esa farmacodependencia con tabaco, alcohol y medicamentos.

Los analgésicos y medicamentos que se consideran controlados para ciertas enfermedades pueden causar en los menores o a cualquier edad, lesiones cerebrales, problemas de la vista, memoria y de reacción psicomotriz, concretó.



Consecuencias del consumo del alcohol a edades tempranas, así como del abuso del mismo a cualquier edad, a fin de que puedan evitarlas:

Perder el autocontrol.

Volverse violentos.

Olvidar lo que sucede, perder la conciencia.

Causar accidentes de tránsito.

Poner en riesgo su salud e integridad física y moral.

Faltar a clases o bajar su rendimiento académico.

Tener problemas con la ley.

Embarazos no deseados y enfermedades venéreas.

Volverse adictos.

En suma, hacer cosas de las que se arrepentirán más tarde.

La mejor forma de apoyar y ayudar a nuestros hijos es estar cerca de ellos. Los jóvenes que perciben a su familia presente y pendiente de ellos, tienen una propensión menor a desarrollar el hábito de consumir alcohol.



¡CUIDADO!
• El alcohol es adictivo para todos y cuando se inicia su consumo antes de los 18 años aumenta 5 veces la probabilidad de que se genere una adicción.
• Los adolescentes corren un riesgo mayor que los adultos a desarrollar enfermedades como la cirrosis del hígado, pancreatitis, infartos hemorrágicos y algunas formas de cáncer.
• Los adolescentes que consumen alcohol están más expuestos a iniciar actividad sexual temprana, situación que los expone a un mayor riesgo de contagio con el virus del SIDA, las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados. De igual modo, incrementan la probabilidad de verse afectados por la impotencia y la disfunción eréctil.
• Los adolescentes que abusan del alcohol son 4 veces más vulnerables a la depresión severa que aquellos que no tienen un problema de alcohol.
• El consumo de alcohol entre adolescentes ha sido asociado con muertes por suicidio y accidentes de tránsito.
• Al ser un depresor del sistema nervioso central, lentifica funciones cognoscitivas (percepción y juicio), motoras (equilibrio y reflejos), y emocionales (sensatez y madurez).
• El alcohol afecta la absorción de nutrientes en el intestino delgado siendo esto contraproducente para el período de crecimiento en el que se encuentran los adolescentes.
• El alcohol incrementa la vulnerabilidad de los jóvenes frente al consumo de otras sustancias adictivas.
• Existe una correlación importante entre el consumo de alcohol y la violencia. Como efecto de la embriaguez no se piensa en las consecuencias de los actos o estas dejan de importar y el bloqueo de las funciones frontales del cerebro incrementa la agresividad. Pueden involucrarse en riñas callejeras, en pandillas y en actividades delictivas.
• El inicio de consumo de alcohol en la adolescencia incrementa 4 veces la probabilidad de padecer trastornos de personalidad e incrementa al doble el riesgo de ser alcohólico antes de los 24 años.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
Fuente: El Tiempo >>
 



Patrocinan: