Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
17/06/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


El paro y la crisis desencadenan más depresiones y adicciones en Catalunya (28-12-2015)



CATALUNYA, La crisis económica y la falta de trabajo causan estragos en la salud de las personas más afectadas. Los parados que llevan más de dos años buscando trabajo, aquellos que reciben rentas de integración social y los jubilados con pensiones no contributivas son los más perjudicados.

Según un informe del Observatorio del Sistema de Salud de Catalunya, las personas exentas de copago de medicamentos, parados de larga duración que han perdido en derecho al subsidio y las que reciben rentas de integración social, acuden 3,5 veces más a los centros de salud mental. El uso de psicofármacos ejemplifica la diferencia entre los parados y los ocupados en relación a la salud mental. Los psicofármacos incluyen antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos, hipnóticos y sedantes. Así pues, un 39% de los exentos de copago consume este tipo de medicamentos frente al 18,2% de los que sí lo abonan.

Las personas en riesgo de exclusión social también acuden más a los centros de atención primaria (CAP). De media realizan ocho consultas al año, mientras que los demás, seis. Además, los ingresos hospitalarios también son más frecuentes entre los colectivos más vulnerables.

En situaciones de crisis económica algunos factores como el estrés asociado al paro y a la carencia de recursos económicos también favorecen el empeoramiento de los hábitos y estilos de vida, que pueden acabar en adicciones. Es el caso del tabaco y el alcohol.

Aunque el consumo de cigarros en la población ha disminuido desde el 2006, en el colectivo de los parados esta tendencia no se cumple. Asimismo, la ingesta de alcohol se ha mantenido en los últimos años pero en el grupo estudiado tienen más prevalencia los comportamientos de riesgo.

Un tercer riesgo de la crisis es la pobreza extrema. A pesar de todas las ayudas existentes, durante la recesión ha aumentado la población bajo el umbral de la pobreza. Del 18,4% en el 2009 hemos pasado al 20,9% en el 2014. En números absolutos, 1.538.300 persones en Catalunya.

El informe constata también otro cambio de tendencia. Si antes de la crisis el grupo donde más incidía la pobreza era el de los jubilados, ahora es en los niños. Hoy en día los menores de dieciséis años tienen más riesgo de pobreza (28,8%); les siguen aquellos entre 16 y 64 años (20,6%), y en tercer lugar los jubilados (14,4%).

Durante el 2014, 346.000 personas ocupadas vivían bajo el umbral de la pobreza. Esto significa que, aun trabajando, el 11,7% de los ocupados están en una situación económica de riesgo.

Otro efecto que puede atribuirse a la crisis es el repunte de los suicidios. Aunque Catalunya está por debajo de la media Europea, en los últimos años la tasa de mortalidad por suicidio muestra una tendencia al alza. Este fenómeno es significativo en los hombres, ya que tres de cada cuatro suicidios son masculinos, siendo la franja de edad de más de 70 años la que mayor riesgo tiene. Pero el incremento general de la tasa de suicidios se debe al aumento, tanto en hombres como en mujeres, en la franja de edad entre 40 y 60 años.

Por otra parte, entre el 2007 y el 2014, la tasa de nacimientos en Catalunya disminuyó un 7,3%. Mientras que la tasa de abortos bajó un 11%. Durante el mismo periodo, los embarazos en adolescentes se han reducido un 35,6%.

Uno de los pocos datos positivos del informe apunta a que la esperanza de vida crece en Catalunya: entre el 2007 y el 2013 esa subida fue de 1,8 años (80,3 años para los hombres y 86 años, las mujeres). Estos datos son superiores a la media europea.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
Fuente: La Vanguardia >>
 



Patrocinan: