Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
28/06/2017
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Crean una página web para ayudar a adictos al sexo por internet (17-04-2017)


VALENCIA, El fácil acceso y la comodidad que otorgan las pantallas, de poder hacer o decir cosas que en persona no sería tan fácil.

Un 10 por ciento de los adolescentes que usa internet con fines sexuales presenta niveles de adicción.

Cuando las tecnologías de la información emergieron, rápidamente las prácticas de la vida cotidiana se trasladaron al mundo virtual.

La pornografía se abrió camino rápidamente en el universo audiovisual de internet y las nuevas formas de mensajería instantánea y videochat dieron lugar a una comunicación directa con otras personas -en cualquier parte del planeta- y generaron un espacio de intimidad sexual mediatizado.

Rápidamente esa tendencia abrió el debate sobre el disfrute de las parejas, sobre nuevas formas de infidelidad, sobre los riesgos relacionados con los abusos y la pedofilia y sobre el enorme potencial adictivo de esta práctica también.

El fácil acceso y la comodidad que otorgan las pantallas, de poder hacer o decir cosas que en persona no sería tan fácil, también dan lugar a que la herramienta del cibersexo sea adecuada tanto para parejas como para totales desconocidos, con el riesgo de que su uso se convierta en una necesidad.

Para combatir ese riesgo, la Universidad de Valencia (UV) y la Universidad Jaime I (UJI), en España, crearon Adisex, la primera plataforma digital del ámbito hispano y pionera a nivel internacional para la evaluación y el tratamiento online de la adicción al cibersexo mediante el reconocimiento de su problema y a través de distintos recursos que informen y colaboren con una solución.

Muchos jóvenes ven en el cibersexo una necesidad que se convierte en adicción

Esta iniciativa parte de la Unidad de Investigación en Sexualidad y Sida (Salusex-Unisexsida), que comparten las dos universidades y es un intento de conocer la realidad de la problemática y poder brindar ayuda a quienes sufren por esto.

El proyecto surge a raíz de los resultados de un reciente estudio de la Salusex-Unisexsida de la UJI y la UV, que demostraron que este fenómeno tiene una "importante incidencia" tanto en hombres como en mujeres y que, de hecho, un 10 por ciento de los adolescentes que usan internet con fines sexuales presenta niveles de adicción.

xxxLa profesora del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la UV, María Dolores Gil, coordinadora de Salusex-Unisexsida en Valencia, apuntó principalmente a "la necesidad de educar a través de programas de educación afectivo-sexual dirigidos a nuestros adolescentes, en un uso saludable del cibersexo evitando los riesgos que de él se pueden derivar".

"Adisex va a facilitar que cualquier persona desde cualquier lugar del mundo pueda realizar una primera autoevaluación para conocer si presenta un perfil de riesgo clínico o un uso meramente recreativo", destacó por su parte el profesor Rafael Ballester, coordinador de Salusex-Unisexsida y del grupo de investigación Psicología de la Salud: Prevención y Tratamiento de la UJI.

Tanto hombres como mujeres pueden convertirse en adictos al sexo por internet.

Ballester, también decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UJI, explicó que las patologías relacionadas con el sexo "suelen tener estigmas sociales asociados". Por este motivo, Adisex permite un tratamiento con diagnóstico "completamente anónimo" para que las personas puedan saber si su uso de cibersexo es "saludable, similar al consumo de pornografía tradicional, o puede generar problemas de dependencia o interferencias en la vida cotidiana, e incluso, si requiere de intervención médica para su tratamiento".

Luego de una breve autoevaluación, los resultados se contrastan "con una entrevista clínica que realizan desde la unidad, autorizada como centro sanitario por la Generalitat Valenciana, que también se puede realizar a distancia a través de la plataforma digital", explicó el profesor.

De acuerdo con los investigadores, el sexo online puede generar beneficios para la salud sexual, pero también puede favorecer dependencias o conductas de peligro en el ámbito offline. Por este motivo, otro de los lineamientos es poder combatir la desinformación en cuanto a enfermedades de transmisión sexual. "Los adolescentes españoles tienden fácilmente a romper la barrera digital para establecer vínculos físicos y practicar sexo con personas que no conocen realizando conductas poco seguras para la transmisión del VIH", señaló en ese sentido Cristina Giménez-García, investigadora de Salusex-Unisexsida y profesora de la UJI.

La barrera virtual que produce el cibersexo da lugar a decir y hacer cosas que no se harían en persona

La Unidad de Investigación en Sexualidad y Sida de la Universitat Jaume I de Castelló (UJI) y de la Universitat de València está centrada en líneas fundamentales de trabajo: el estudio de la sexualidad tanto en población general como en colectivos específicos -población gay, lesbiana y bisexual, transexuales, trabajadores masculinos del sexo-, además del desarrollo y la evaluación de programas de prevención e intervención psicológica en salud sexual: infección por VIH, embarazos no deseados, homofobia, parafilias, disfunciones sexuales, adicción al sexo y al cibersexo. Y, por último, también abordar la confección y validación de instrumentos de evaluación sobre distintos aspectos de la sexualidad humana y otras conductas de salud.

Aunque a veces sólo sea una conducta recreativa, aislada y hasta saludable, en algunos casos el cibersexo puede convertirse en una oscura necesidad que afecte directamente la salud sexual y mental del adicto. Con un poco de ayuda profesional, ese problema puede solucionarse. Este proyecto online, entonces, además de colaborar con los casos particulares de los afectados, va a generar una base estadística confiable para poder direccionar mejor la solución.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: Cascara amarga >>
 



Patrocinan: