Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
16/12/2017
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


Las fuerzas del orden constatan un pico en consumo de cannabis en menores (04-08-2017)



BARBANZA-GALICIA, Fue en Noia, a mediados del mes de julio, cuando la Guardia Civil desarticuló un punto de venta de cannabis. Los destinatarios, apuntaron en aquel entonces desde el instituto armado, eran nuevos, menores de edad. Algunos aún no pasaban de los 13 años.

Las alarmas saltaron dentro del propio cuerpo, que se movió con celeridad para tumbar este mercadeo. Con todo, a pesar del golpe asestado, el problema sigue latente y las fuerzas del orden que operan en Barbanza constatan que existe un pico en el consumo de cannabis en menores.«Va a más y cada vez comienzan antes. En los primeros cursos da ESO ya encuentras jovenes que consumen habitualmente», apunta Olegario Sampedro, pedagogo y directivo de la asociación antidroga Renacer. De igual forma, también se detecta un aumento del número de jóvenes que comienza a fumar a los 13 años.

El pedagogo reconoce que la batalla contra el cannabis, tanto en su variante de hachís como con la propia marihuana, es una de las más duras a las que se enfrentan: «Está aceptado socialmente, tiene la etiqueta de que no es perjudicial. Por eso es muy complicado que los chicos entiendan los riesgos a los que se enfrentan».

Las similitudes

La tendencia es similar a la que existe con el alcohol, aunque el porcentaje es mucho menor en el referente al cannabis.«No es una droga mayoritaria, ya que es más complicado llegar a ella.

A nivel estatal se habla de que tres de cada diez menores de edad la han fumado. En esta zona, a pesar de que no hay datos tan concretos, creemos que es similar».


Su consumo no se circunscribe a un tipo concreto de jóvenes, ni tampoco de un estrato social o económico específico. Lo confirman agentes que trabajan en la comarca, que apuntan que el tráfico a pequeña escala de estas drogas tiene como destinatarios, en gran parte, la menores de edad, que lo adquieren de forma habitual.«No es como otro tipo de drogas que sólo afectaban a familias con problemas. Normalmente, las personas que se lo distribuyen son compañeros que tienen uno o dos años más», apunta el pedagogo, que reconoce que controlar el consumo es sencillo: «Canta mucho por los ojos».

Entre sus efectos perjudiciales destaca el daño neuronal que pueden sufrir los adolescentes. Por este motivo, las fuerzas de la orden que trabajan en la zona barbanzana priorizan, en la medida de lo posible, la lucha contra el mercado de esta sustancia, al considerar que el perjuicio para los jóvenes es mayor y también las consecuencias futuras que de eso pueden derivarse.

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente. La Voz de Galicia >>
 



Patrocinan: