Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
19/08/2018
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Novedades


El menudeo de droga en la Costa da Morte crea cada vez más peligro. (08-04-2018)




Da lugar a un reguero de conflictividad y delincuencia en muchos concellos.

El crimen de Idilio Liñeiro en su piso de Fisterra es investigado por la Policía Judicial como un tema relacionado con las drogas. Igual que el apuñalamiento -la jueza que lleva el caso habla de alevosía, ensañamiento y de presunto asesinato- de Óscar Mato Villar, el malpicán de 44 años que recibió 51 puñaladas a la altura del número 48 de la avenida dos Abetos de Carballo. También se vincula el arresto, e ingreso en prisión, de Esteban Méndez Soutiño, Estéfano, con esta tipología de hechos. Ha sido acusado de disparar en tres ocasiones contra una vivienda de la segunda travesía López Astray de A Laracha. Las primeras hipótesis apuntan en la misma dirección: tema de estupefacientes.

Hasta hace años, el menudeo estaba asociado en la Costa da Morte, casi en exclusividad, a la marginalidad y a una actividad meramente nocturna. Sin embargo, esto ya no es así. Ahora es a plena luz del día y en cualquier vivienda de un barrio cualquiera. La Guardia Civil del puesto de Corcubión detuvo el pasado 30 de enero a una pareja residente en la praza da Constitución de Fisterra. Se le vincula con la venta de estupefacientes a pequeña escala. En el instituto armado consideran que con este operativo, que había arrancado a finales de diciembre del 2017, quedó eliminado un punto de comercialización habitual en la localidad.

En Carballo se han intensificado en las últimas semanas los controles preventivos e itinerantes de detección de drogas debido a la constatación de un repunte de la delincuencia vinculada al trapicheo. Solo en Semana Santa hubo un detenido, que quedó en libertad con cargos a la espera de juicio, al que le fueron intervenidos 21 gramos de cocaína, y cuatro jóvenes identificados, a los que se les incautaron pequeñas cantidades de cannabis, así como algunos porros ya confeccionados y listos para su consumo.

En Laxe también hubo recientemente quejas vecinales porque, supuestamente, dos individuos se dedicaban, de forma más o menos activa, al tráfico a pequeña escala. Lo hacían, según testigos, en un piso ubicado en las inmediaciones de la iglesia, aunque, según estas mismas fuentes, desde hace cosa de un mes la actividad quedó erradicada.

Pintadas

En Camariñas continúan los líos. Y de los gordos. El temor a una desgracia es más que latente. El consumo y el tráfico a pequeña y mediana escala, lejos de erradicarse, se ha disparado en los últimos meses, mientras los medios para combatirla continúan siendo insuficientes. Como prueba, las pintadas aparecidas en un muro exterior del instituto de A Ponte do Porto en la mañana del 23 de marzo son el fiel reflejo de que se trata de un problema muy grave, que no se ha erradicado en absoluto, además de poner en evidencia la indignación existente en Camariñas. Hay circunstancias adicionales que así lo corroborarían, como detenciones, numerosas peleas y agresiones, amenazas, coacciones y una ostentación de riqueza y patrimonio que no se corresponde con los ingresos legales de quienes las lucen.

En Malpica, el portavoz de AIM, Alfredo Cañizo Garrido, solicitó al ejecutivo local que intensifique la vigilancia en los accesos al instituto Urbano Lugrís. Cañizo dejó claro que el objetivo es prevenir posibles incidencias ya que a él no le consta que haya actividad delictiva al respecto, como tampoco denuncias.

«La sociedad sigue sin tener claro que se trata de un problema de primer orden»

Xosé María Arán Rodríguez es vicepresidente de Vieiro. El directivo del colectivo carballés tiene claro que la actividad delictiva en la Costa da Morte «está muy relacionada con el tráfico de drogas». Y añadió: «Aquella percepción de que solo se vende en las zonas marginales es ya historia. Cualquier piso es lugar de trapicheo». Arán argumentó sus palabras: «Se ha intensificado la labor de vigilancia, pero faltan medios para combatir esta lacra. Lo más preocupante es que la sociedad sigue sin tener claro que se trata de un primer orden. Y como ejemplo, lo que está sucediendo estos días en Camariñas. Es muy grave lo que está pasando y hay que poner medidas y medios para erradicar el problema de una vez».

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
fuente: La Voz de Galicia >>
 



Patrocinan: