Google
 Novedades
 Noticias Vieiro
 Información sobre Vieiro
 Dónde estamos
 Saludas
 Actividades
 Servicios
 Nuestras Asociaciones
 Premios y galardones
 Reconocimentos
 Recortes de Prensa
 Gente contra la droga
 Revista
 Publicaciones
 Galerías
 Enlaces
 Estado de cuentas
 Hazte socio
 Infórmate
 Contacto

S. M. La Reina
Xunta de Galicia
Diputación Coruña
Alcalde de Carballo
Alcalde Laracha
Alcalde de Cabana
Alcalde Laxe
Alcalde Coristanco
Alcalde Malpica
Alcalde Ponteceso
14/10/2019
Busca noticias: 
Vista de Impresión


Noticias Vieiro


CARBALLESES EN SU RINCÓN | josé m. vázquez gómez. (28-06-2008)

CARBALLESES EN SU RINCÓN | josé m. vázquez gómez.

«Cuando me meto en algo, doy el máximo rendimiento» .

Presidente de Vieiro desde hace 17 años, fue concejal, empleado de banca y largo tiempo jugador del Bergantiños

Carballo, A Coruña, Lleva tantos años, y tan intensos, al frente de la asociación antidroga Vieiro (de Carballo, pero con ámbito para Bergantiños y en general para la Costa da Morte) que para los más jóvenes parece que José Manuel Vázquez Gómez nunca haya hecho otra cosa. Pero 69 años, que son los que tiene y es una vida, dan para mucho.

Por lo tanto, antes de hablar de esta entidad veterana, reconocida en toda Galicia, premiada, con casi 300 socios y un trabajo que abarca varios frentes, hay que hablar de la persona que está al frente.

José Manuel Vázquez nació en la calle Vázquez de Parga de Carballo, frente a la vieja estación de autobuses. Es de la conocida familia de los Rallano, hijo de panadera y de policía local.

Casado y con un hijo, desde joven, allá por los 28, se interesó por el mundo asociativo. «Por los temas sociales», puntualiza. Culturales, deportivos y hasta políticos. Jugó 16 años en el Bergantiños, donde también fue directivo, incluso al mismo tiempo que jugador. Tuvo que dejarlo cuando le cayó una sanción por ¡47 partidos! Debe ser el récord de España. En un partido contra el Marín hubo de todo y al árbitro también le cayó alguna.
Vázquez fue directivo del Centro Cultural Alfredo Brañas y del Casino.
Y concejal. En la dictadura y en la democracia. Cinco años con Bello Pallas y Bazarra, con el que dimitió.

Llevaba asuntos rurales y algunos otros. Después lo fue con Sánchez Vilas en las filas de la UCD, encargado de urbanismo y cultura, cuestiones ambas que hoy parecen antagónicas para la misma persona, pero entonces, que estaba todo por hacer, no. De lo primero recuerda que cuando llegó al Concello se encontró con 500 licencias de obra «amontonadas, no se habían concedido pese a que los trabajos sí estaban hechos». De lo segundo, que no había casi nada, «ni presupuesto, solo 500.000 pesetas». Con ellas y con otras echó a andar el departamento: «Fundé la banda de Música, aumenté los fondos de la biblioteca, recuperamos el festival de Bergantiños, Feiraber, concursos, un montón de actividades. Es que antes no se hacía prácticamente nada».

No fue un político al uso
Pese a que pasó unos cuantos años por la política (más por la empresa: 13 con Herfraga y 30 en lo que hoy es el banco BBVA) explica que no se siente un político al uso. Sabe que sobre él circulan desde hace mucho comentarios sobre su ideología. Como que es muy de derechas: «Eso no es verdad. Yo soy de cualquier partido que gobierne bien, que mire por el bienestar de la gente, a mí ese es el que me vale». Pero no le gusta lo que hay, ni siquiera cómo se ha montado el sistema político, así que ha optado por no votar en las elecciones. «Yo lo que soy es un hombre recto, me gustan las cosas bien hechas, pero ni estoy encasillado con unos ni con otros».

La droga
Fue precisamente desde la política, a través de su cargo de responsable de policía y delegado de seguridad ciudadana, cómo llegaría al mundo de prevención de drogodependencias a través de la entidad qué el mismo, y otros compañeros, fundó. Vio los problemas que la droga ocasionaba y la carencia de medios para atajarlos.

Empezó a informarse, creó un plan municipal contra las drogas... Cuando dejó el Concello, otros le reclamaron la continuidad en esta lucha y comenzó, ya formalmente, la andadura de Vieiro.

Para él, al principio, era un tema novedoso. Al contrario que los responsables de otros colectivos antidroga de Galicia, especialmente en las Rías Baixas, Vázquez no llegó a la presidencia, por suerte, por su vinculación familiar con ningún afectado. Fue, dice, por convicción social y por carácter: «Cuando me meto en algo, doy el máximo rendimiento, trabajo a fondo en ello, me vuelco totalmente». Esa es una de las claves de tanta longevidad, sobre todo si se compara con otras asociaciones en las que ha habido tantos cambios. También por su «vocación de servicio, por entrar en contacto con la gente que sufre, con las familias que precisan ayuda».

En estos años, involucrado a tope, ha visto naturalmente de todo, y lo ha contado mil veces: los estragos que la droga provoca en los jóvenes, en las familias. Historias tremendas que le relatan familiares, y a los que él escucha durante horas. También ha pasado miedo, sobre todo al principio, con las amenazas de los narcos: «Sí, pasé bastante, pero no era algo que me echase para atrás».

A casi veinte años vista de aquellos comienzos, en vez de echar la vista atrás, lo hace de cara al presente y al futuro. No es optimista ni se anda con rodeos: «Las cosas van a peor. Cada vez hay más consumo, y a edades muy tempranas. Cada vez hay más facilidades para conseguir las drogas». La familia, que debería jugar un papel defensivo fundamental, «se involucra poco», y algunas ni siquiera se dejan ayudar. La venta de sustancias no se controla como debería, cada vez hay más vendedores.

Un panorama desalentador, aunque, pese a todo, José Manuel Vázquez no renuncia a su lucha.

Más: el perfil de la persona que se droga ha cambiado bastante. Hay mucha cocaína, hachís, pastillas. Mucho camello joven. Afectados ya con 12 o 13 años, que engañan a sus padres para conseguir dinero, o que se lo quitan a otros niños más pequeños. También hay consumidores mayores de 40 o 50 años. El abanico es muy amplio. «Hay mucha, mucha gente con problemas, y también numerosas recaídas».

# Enlace permanente a esta noticia
Utiliza este enlace para copiar como acceso directo o para añadir a favoritos.
la voz de galicia >>
 



Patrocinan: