Actualidad

Desarticulado en Carballo el mayor punto de venta de droga de la comarca

0
María Emilia Silva tivo que declarar el 7 de noviemre del 2015 en Carballo en calidad de investigada en relación con un alijo de droga incautado por la Guardia Civil. José Manuel Casal

Dos detenidos y diez kilos de heroína incautados es el balance del operativo

Toni Longueira

Carballo / La Voz 31/01/2020 05:00 h

Es, sin duda, uno de los mayores alijos de heroína interceptados en la Costa da Morte en los últimos años. En total han sido diez kilos los decomisados en la mañana de este miércoles en Carballo, en el marco de la operación Fireball-Kacino. Fue un amplio dispositivo en el que participaron agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga y Unidad de Drogas y Crimen Organizado Central, de la Policía Nacional de Madrid, en colaboración con un equipo cinológico, el Grupo de Reserva y Seguridad de Pontevedra y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia.

Este amplio operativo es el resultado de una ardua investigación que arrancó hace algo más de seis meses al detectarse por parte de las fuerzas de seguridad de Carballo un repunte importante en el consumo y comercialización de sustancias estupefacientes, sobre todo de heroína, tanto en la capital de Bergantiños como en su área de influencia. No fueron unas pesquisas fáciles toda vez que los investigados tomaban excesivas precauciones a la hora de actuar para no ser pillados in fraganti.

El valor de mercado de la mercancía ronda los 300.000 euros El dispositivo comenzó sobre las seis de la mañana de este miércoles al registrarse una vivienda en el lugar de Xoane, en la parroquia carballesa de Goiáns. Los agentes, tras reventar la puerta principal, localizaron en el interior del inmueble 35.000 euros en metálico, casi 100 gramos de cocaína y otros 50 de heroína, repartidos en bolsas listos para su venta a terceros. También incautaron una escopeta con los cañones recortados, supuestamente cargada, y con el número de serie borrado, de la marca Beretta, que los agentes tratan ahora de averiguar su procedencia y si está relacionada con otros hechos delictivos. Aunque lo mejor estaba fuera de la casa. En concreto, a un metro y medio bajo tierra, junto a una de las fachadas de la vivienda registrada de Xoane. Los uniformados localizaron bajo tierra, y en el interior de cuatro bolsas de basura superpuestas 7-8 fardos de una sustancia estupefaciente, que resultó ser heroína, y no cocaína como trascendió en un primer momento. El valor de mercado ronda los 300.000 euros.

Por todos estos hechos hay dos detenidos. Se trata de una pareja que reside en esta vivienda: Mihail Ionita, de 32 años de edad y natural de Rumanía; y su pareja, María Emilia Silva Iglesias, de 55 años, nacida en Santiago y residente en Carballo, vinculados ambos, según las fuerzas de seguridad de Carballo, al denominado Clan de la Tula.

Con respecto a los dos hermanos, vecinos ambos de A Colina y A Brea, y una mujer con residencia en A Coruña, de cuyas iniciales dábamos ayer como investigados, no tienen ningún tipo de vinculación con los hechos.

Por otra parte, el operativo continúa abierto y no se descarta ni por parte de la Guardia Civil ni por la Policía Nacional nuevos registros en viviendas y más detenciones en las próximas horas en relación con este operativo, que ha servido para desmantelar el mayor punto de venta de droga de toda la Costa da Morte.

Amplio historial

Mihail y María Emilia son dos personas relacionadas con el tráfico de estupefacientes. De hecho, ambos ya fueron investigados a comienzos de noviembre del año 2015 en relación con la denominada operación Restore de la Guardia Civil, que se saldó con el decomiso de 7 kilos de droga, 4 de heroína, en un operativo que se saldó con cinco detenidos.

Mihail Ionita y María Emilia Silva Iglesias tuvieron que declarar en aquella ocasión por aquellos hechos, aunque el titular del juzgado de Carballo que llevó el caso decretó entonces la libertad de ambos en calidad de investigados.

Un operativo que se prolongó durante más de seis meses debido a la ubicación estratégica de la vivienda registrada

Fue un operativo llevado con el máximo sigilo y que arrancó hace más de seis meses. Los agentes encargados del caso no querían levantar la liebre bajo ningún concepto para evitar saltar las alarmas y que la investigación se fuera al traste. Actuaron desde la distancia ya que la vivienda registrada este miércoles estaba a buen recaudo y ubicada de forma estratégica en lo alto de un pequeño saliente de un monte, desde el que se puede ver perfectamente la carretera principal y las vías que circunvalan la vivienda y el casco urbano de Carballo, por si hubiera que emprender la huida o deshacerse de la mercancía a toda velocidad en caso de intuir o percibir la presencia policial en la zona. La casa se encuentra junto a una pista asfaltada de un solo carril. Desde el interior de la propiedad se puede ver quién pasa a cada momento. De hecho, durante un reportaje realizado por La Voz de Galicia a primera hora de la mañana del 12 de febrero del 2016, cuando el vehículo de los periodistas accedió a la pista desde la intersección de la carretera principal y pasó por delante de la vivienda, un hombre estaba dentro vigilando junto a la entrada para averiguar de quién se trataba.

Por eso los agentes actuaron desde la distancia y fueron capaces de averiguar que el principal de la droga no se guardaba en casa, sino que estaba enterrada metro y medio bajo tierra, en el exterior, junto a la fachada.

La mercancía había sido comprada en Vigo

Este operativo está siendo tutelado desde que se inició por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Vilagarcía de Arousa.

Y las pesquisas realizadas desde la Guardia Civil y la Policía Nacional apuntan a que la mercancía intervenida había sido adquirida en Vigo y que su destino final era Carballo, desde donde se comercializaría a pequeña y mediana escala en el resto de la Costa da Morte. De ahí que en las fuerzas de seguridad tengan claro que, con este operativo, se ha desmantelado el mayor punto de venta de estupefacientes de toda la comarca.

Fuente: La Voz de Galicia

Los diez kilos de heroína incautados en Carballo tienen un precio de mercado de 300.000 euros

Entrada anterior

Muller menor de 30 anos e da provincia da Coruña, o perfil que máis solicita axuda en Vieiro

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad