ActualidadPortada

El dinero y la droga incautados en el último año en la comarca rondan el millón de euros

0
En los últimos diez operativos hubo 18 detenidos, con nueve ingresos en prisión
TONI LONGUEIRA
CARBALLO / LA VOZ 

Carballo y Camariñas capitalizan en la actualidad el mercado de estupefacientes a pequeña y mediana escala. O eso es lo que indican los resultados de los operativos llevados a cabo por la Guardia Civil en la Costa da Morte. De hecho, los últimos diez dispositivos efectuados por el instituto armado, cinco se realizaron en la capital de Bergantiños, dos en A Ponte do Porto y uno en Camariñas. Los otros dos se realizaron, respectivamente, en Ponteceso y A Laracha.

El balance ha sido de 18 personas detenidas, nueve de ellas con ingreso en prisión, y el decomiso -solo en la Costa da Morte-, de más de 13 kilos de sustancias estupefacientes, además de dos escopetas, una de ellas de cañones recortados, una pistola, armas blancas, catanas, decenas de teléfonos móviles, básculas de precisión, máquinas de envasado al vacío… Entre el dinero en metálico intervenido y el valor de mercado de las sustancias estupefacientes decomisadas, en las fuerzas de seguridad hablan de casi un millón de euros.

Pero si por algo se está caracterizando este 2020 es por el elevado volumen de sustancias intervenidas. A finales de enero, la Guardia Civil interceptó 9,5 kilos de heroína enterrados junto a una casa de Xoane, en la parroquia carballesa de Goiáns, hechos por los que fueron arrestadas dos personas. En la Guardia Civil y en la Policía Nacional las vinculan con otro operativo paralelo en el que se intervinieron otros 11 kilos heroína, convirtiéndose así en el mayor alijo de esta sustancia en España desde el 2017. En esta operación, los uniformados se hicieron además con unos 40.000 euros en metálico.

A finales de abril y en pleno estado de alarma y confinamiento, la Guardia Civil de Carballo detuvo a un joven de la localidad, al que cogieron en un control preventivo con un kilo de hachís y medio kilo de cocaína en el interior del coche en el que viajaba, a la altura de O Monte do Carme.

En el instituto armado continuaron con los dispositivos y a comienzos de junio llevó a cabo otra gran operación en el lugar de Os Pinos, en A Ponte Rosende y en una vivienda en el Cemiterio Vello de Carballo. Fueron arrestadas siete personas, tres de las cuales fueron a prisión. Les fueron intervenidas armas, 8.802 euros en metálico y casi un kilo de diferentes sustancias estupefacientes. Además de Carballo, el otro foco de lucha contra el narcotráfico está en Camariñas. Una pareja fue condenada en junio del pasado año a cuatro y tres años, respectivamente, de prisión (la mujer no llegó a ingresar) tras un dispositivo que acabó con el decomiso en un local de A Ponte de Porto de 237 gramos de cocaína.

Y en lo que va de mes, la Guardia Civil efectuó otros dos operativos en el término municipal de Camariñas. Primero en un bar en el que supuestamente se comercializaba droga a pequeña escala. Fue arrestado su titular, que quedó posteriormente en libertad, en calidad de investigado.

En libertad provisional

El segundo se realizó este martes por parte de la Guardia Civil de los puestos de Camariñas y Vimianzo, que concluyó con el arresto de Joaquina Rey Santos, conocida por La Chata. En la mañana de ayer pasó a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Corcubión, cuya titular decretó su libertad provisional. Desde el instituto armado apuntaron que con este operativo se desarticuló «un importante punto de venta de droga en Camariñas».

As comarcas, uns centros estratéxicos da distribución 

POR Xosé M.ª Arán Vicepresidente de Vieiro.
estas alturas da vida ninguén vai descubrir nada sobre o papel que xogan as canles de distribución na comarca. O narcotráfico, sexa na escala que sexa, segue arraigado entre nós. Dende que Vieiro, en 1991 e coordinados baixo a dedicación do noso presidente José Manuel Vázquez Gómez, coas denuncias e as achegas de datos da veciñanza, trasladáronse ás autoridades os movementos de descargas nas nosas costas, baixo os armazóns de distribución de pequena, mediana e gran escala nos diferentes concellos, aínda que uns servían de plataformas e outros, de centros de distribución.

As denuncias foron moitas e incluíron a algunha personaxe das forzas de seguridade, así como os diferentes clans, que, con nomes e apelidos, deron para moitas crónicas. Outros seguen a ser noticia a día de hoxe.

A percepción sobre o problema é irrelevante. En 1992 estaba entre os cinco primeiros e agora aparece no posto 35. Está claro que o tema recuperou titulares coas últimas operacións, especialmente en Camariñas e Carballo. Camariñas xa é un histórico, tanto polos clans existentes como pola renovación, con novos implicados. E de Carballo que imos dicir? O relevante da distribución atópase en núcleos de familias que veñen operando de sempre e en enclaves tamén históricos, pero tamén en lugares e con novos actores perfectamente integrados que pasan desapercibidos.

Hai demanda, hai venda, con covid-19 ou sen covid-19. Hai que felicitar ás forzas de seguridade polas operacións realizadas, pero non baixemos a garda e non miremos para outro lado. Segue vendéndose moito e alguén abastece o mercado, sobre todo, a outros puntos fóra da nosa contorna. Mentres non cambien as leis, necesitamos máis recursos, máis investigación. Non podemos seguir soportando a desidia que leva a que moitos dos nosos veciños e veciñas acaben enfermando polo beneficio duns poucos.

Fuente: La Voz de Galicia

 

 

Fumar durante el embarazo, vinculado con una forma rara de epilepsia infantil

Entrada anterior

As comarcas, uns centros estratéxicos da distribución, por Xosé Mª Arán.

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad