ActualidadPortada

¿Padeces una adicción a Internet?

0
NOTICIAS/ 19-10-2020
Esto puede afectar gravemente tu calidad de vida.
Hoy en día se habla mucho de salud mental y bienestar y de los supuestos problemas de neuroticismo y comportamiento adictivo. Esto es especialmente importante cuando hablamos de adicción a Internet y de cómo esto puede estar perjudicando nuestra calidad de vida, en general.
Podríamos definir la adicción a Internet como un deterioro en el control del uso de la red que se manifiesta como un conjunto de síntomas conductuales, cognitivos y fisiológicos, por realizar uso excesivo de Internet, algo que provoca distorsión de los objetivos individuales, familiares o profesionales.
¿QUÉ CAUSA LA ADICCIÓN A INTERNET?
Como la mayoría de los trastornos, es complicado identificar la causa exacta del trastorno por adicción a Internet. Parece afectar el centro de placer del cerebro. El comportamiento adictivo desencadena una liberación de dopamina para promover la experiencia placentera que activa la liberación de esta sustancia química. Con el tiempo, se necesita más y más actividad en la red para inducir la misma respuesta placentera, creando una dependencia.
¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?
Los signos y síntomas del trastorno de adicción a Internet pueden Expréspresentarse tanto en manifestaciones físicas como emocionales. Algunos de los síntomas emocionales pueden incluir: depresión, mentiras, sentimientos de culpa, ansiedad, sensación de euforia al usar la computadora, incapacidad para priorizar o mantener horario, aislamiento, cambios de humor, miedo, soledad, pérdida de la noción de tiempo…
Y entre los síntomas físicos: dolor de espalda, síndrome del túnel carpiano, dolores de cabeza, insomnio, mala nutrición, mala higiene personal, dolor de cuello, ojos secos, aumento o pérdida de peso.
¿ES REALMENTE UNA ADICCIÓN?
Es probable que te lo estés preguntando. Todo el mundo tiene pasatiempos que les encanta hacer con regularidad. Por lo general, no hay mucho de qué preocuparse por tener hábitos que no causen daño ni angustia. Por ejemplo, jugar videojuegos unas horas los fines de semana o examinar regularmente las ofertas de las tiendas de moda favoritas no significa que seas adicto a los videojuegos o a las compras. Pero, ¿dónde está la línea entre el hábito y la adicción? Es complicado:
un hábito es algo que haces con regularidad, normalmente porque lo has practicado o lo has incorporado a tu rutina (como lavar los platos o hacer la cama, aunque no sea muy placentero).
Una adicción implica participar en un comportamiento porque sientes una recompensa al hacerlo. En este caso puede que sepas que es dañino para ti, pero no puedes controlarlo. Si esto implica que llegues tarde al trabajo o que hagas tareas importantes, es posible que estés lidiando con algo más cercano a una adicción que un hábito.

Presentación pública del primer informe sobre los usos de Ayahuasca en España

Entrada anterior

Tratamiento de la ludopatía en los más jóvenes

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad