Actualidad

Un estudio evidencia que el alcohol no se registra adecuadamente en Urgencias

0

Investigadores del Hospital Clínic de Barcelona hallan que el 67,5% de las historias clínicas de urgencias no contienen un registro adecuado sobre el consumo de alcohol.

30-04-2020

La Revista Española de Salud Pública ha publicado este mes un estudio en el que se analiza el registro del consumo de alcohol en las Urgencias hospitalarias.

El estudio llevado a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona, reclutó durante 4 meses todos los pacientes mayores de edad que se presentaron al servicio de Urgencias.

Un investigador independiente realizó una evaluación de los 2.047 pacientes mediante la escala AUDIT, detectando 247 consumidores de riesgo. De estos, 200 aceptaron participar en el estudio.

El registro del consumo de alcohol en la historia clínica se evaluó mediante la observación del informe de alta de Urgencias. El registro del consumo de alcohol podía ser inexistente (sin referencia sobre el consumo de alcohol), infraestimado (para aquellos pacientes en los que a pesar de haber una referencia sobre el consumo de alcohol, este no informaba de un consumo de riesgo) o adecuado (una referencia que informara de un consumo de alcohol por encima de los límites recomendados).

De los 200 consumidores de riesgo que se presentaron al servicio de Urgencias durante el tiempo que duró el estudio y aceptaron participar, solamente se realizó una adecuada detección y registro en el 32,5%. En 122 historias clínicas no había ninguna referencia sobre el consumo de alcohol, y en 13 la referencia era inexacta y no informaba sobre si la cantidad de alcohol consumida era excesiva.

El estudio halló que había más detección y registro en Urgencias psiquiátricas y de medicina general y que aquellos pacientes que consultaban por un motivo relacionado con el consumo de alcohol, tenían más probabilidades de ser detectados y registrados.

En el artículo se señalan algunas de las posibles explicaciones. Barreras como la falta de tiempo, la sobrecarga de trabajo, la falta de confianza en los resultados del cribado y la falta de formación sobre el manejo de estas circunstancias, pueden estar detrás de estos resultados.

Según los autores del estudio, a pesar de los resultados hallados, los servicios de Urgencias son una ventana de oportunidad para detectar, intervenir y derivar a un tratamiento especializado.

Por este motivo, es recomendable abordar las barreras que impiden un correcto manejo de estas circunstancias, aplicando medidas para dotar de mecanismos que permitan una reducción o mejor distribución de las cargas de trabajo, ampliar la formación de los profesionales de Urgencias para aumentar la detección e intervención sobre el consumo de riesgo de alcohol y, finalmente, facilitar la derivación y vinculación desde los servicios de Urgencias hacia áreas de tratamiento específico para el consumo de alcohol.

Acceder al artículo: aquí

Autoría del artículo científico:

Pol Bruguera, Pablo Barrio, Clara Oliveras, Mireia Vázquez, Victòria Soler, Laura Nuño, Eduard Vieta y Antoni Gual.

Fuente: Las Drogas.info

¿Parches de nicotina contra la COVID-19?

Entrada anterior

Publicación: Juventud y juegos de azar. Una visión general del juego en los jóvenes

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad