ActualidadPortada

Cuando jugar al solitario en el móvil es ludopatía

0
Una mujer, con un solitario en la pantalla de su teléfono móvil. | ALMEIDA
14/08/2020 NOTICIAS
Los expertos advierten que crea adicción y facilita dar el salto a apuestas con dinero

De juego a adicción. ¿Dónde está la línea que separa el entretenimiento de la ludopatía? Luisa Ventola, psicóloga de Asaljar (Asociación Salmantina de Jugadores de Azar en Rehabilitación), explica un caso relevante para comprender que ninguno es inocuo. Durante el confinamiento una de las personas que se encuentra en terapia comenzó a jugar al solitario en el móvil. “Dejó de tener la misma actitud y la vida ordenada que había logrado: se acostaba mucho más tarde, se levantaba mucho más tarde. Ya no era tan paciente ni agradable; empezó a manifestar rasgos de cuando estaba en activo en su anterior juego de preferencia. Lo hemos hablado miles de veces en terapia: un juego te lleva a otro. Todos los avances de vida equilibrada se estaban ya desequilibrando. A este tipo de juegos, la gente se enganchan para pasar un rato y luego son horas. Y pasas a desestructurar tu vida. Y a otros juegos”, relata la experta.

Los veteranos de la rehabilitación resistieron bien durante la cuarentena, explica la psicóloga de Asaljar, la asociación que ayuda a 200 personas (incluyendo familiares) ahora con sesiones online y presenciales. “Solo ha habido un par de ‘caídas’ en juegos de móvil, no de azar, pero ese tipo de situaciones pueden llevarles a las otras. La estimulación que produce un juego u otro no distingue de áreas cerebrales. La adicción la generan igual las maquinitas con dinero que sin dinero. La gente solo da importancia a la pérdida de dinero, que es cuando se acude a nuestra asociación, si no seguirían convenciéndose a sí mismos que es una situación que pueden controlar”, apunta Luisa Ventola.

Para los ludópatas hay algún juego de preferencia, que asocian al que más pérdida de dinero les haya causado. “La gente no se da cuenta de que cuando no hay pérdida de dinero también se pierden horas, y estar en lo que tenían que estar, porque se acaba viendo perjudicada la vida laboral, social y familiar. Y pasarán a otro tipo de juegos”, avanza la psicóloga.

Fuente: La Gaceta de Salamanca

El doble rasero de los impuestos a las adicciones

Entrada anterior

¿En qué consiste la Psicología de las Drogodependencias? Funciones del psicólogo y nuevos retos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad