ActualidadPortada

Adicciones y sesgo de género en las nuevas tecnologías usadas por los más jóvenes

NOTICIAS: 23.03.2022

Redes sociales o videojuegos pueden llegar a enganchar, pero también a perpetuar estereotipos machistas.

 

Gran parte del ocio de los más jóvenes pasan por las pantallas. Bien en sus móviles, ordenadores o consolas, se divierten con una gran oferta de videojuegos y pasan una parte importante de su tiempo conectados a una red social que le comunica con sus iguales y con el mundo.

 

Javier Hidalgo, es educador social del Servicio de Prevención y Atención de Adicciones Comportamentales del Centro de Atención Integral a la Drogodependencia, CAID, de Fuenlabrada. Día a día atienden a jóvenes que acuden con problemas de “enganche” a redes sociales, videojuegos, móviles… y tiene que señarles cómo afrontar la situación, como usar todo eso, de forma racional. Según indica, las chicas suelen volcarse más en redes sociales, a las que dedican una hora de media al día, mientras que los chicos prefieren dedicar gran parte de su ocio a los videojuegos, con una media de unos noventa minutos diarios.

“El que se use más tiempo estas aplicaciones te expone más. Sobre todo las chicas están más expuestas a situaciones de grooming, ciberacoso, extorsiones…” Por eso, afirma que a los adolescentes y jóvenes hay que hablarles también de los riesgos de las nuevas tecnologías y las estrategias activas para afrontarlos de forma eficaz de forma que se expongan lo menos posible.

Asegura Hidalgo que, tanto en redes sociales como en videojuegos, dos de los ámbitos más utilizados por los jóvenes, se observa ese sesgo de género que hay que afrontar. Como ejemplo habla de los videojuegos, donde, en muchos casos, se juega en red y muchas chicas se ven obligadas a “asumir personalidades virtuales masculinas”, anular el micrófono de su equipo para que no la reconozcan y no recibir “ese maltrato en el juego”. Todavía hay juegos o incluso algunos jugadores que “no ven la figura femenina en los juegos”. Hidalgo reconoce que ellas participan menos porque no se sienten representadas y cuando participan en videojuegos más dirigidos a los chicos, intentan ocultarse para no sufrir vejaciones, insultos… Hay mecánicas en las que se unen los jugadores para atacar a la chica y sacarla del juego. Así que el mecanismo de defensa es ocultarse bajo avatares para que no las echen”, afirma.

El otro ámbito, el de las redes sociales, ellas asumen una personalidad virtual, que muchas veces no les corresponde, pero les protege y les permite actuar de una forma distinta a su realidad. Pero Hidalgo recuerda algo que afecta a todos, independientemente del sexo, y es que por buscar seguidores o un ‘like’, el joven se expone demasiado y “esto puede llegar a ser peligroso”.

Para prevenir adicciones y otros problemas en redes sociales o Internet en general, este experto, recuerda la importancia de la familia. Los padres deben supervisar desde pequeños la relación de su hijo con las nuevas tecnologías, revisar contenidos, crear un clima de confianza, poner el equipo en zonas comunes y ofrecer información sobre un uso saludable de estas tecnologías.

Fuente

Comparte esto:

CURSO: PERSPECTIVA DE GÉNERO Y DROGAS 

Entrada anterior

«Cada mes nos llegan 30 casos nuevos de personas con problemas de adicción al alcohol»

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad