ActualidadPortada

Atracones de alcohol y enganches a las apuestas: las pistas que sigue la Universidad sobre las adicciones juveniles

0

NOTICIAS: 16.10.2021

El Grupo de Investigación en Conductas Adictivas del Departamento de Psicología lleva a cabo un pionero estudio entre jóvenes universitarios

 

A. G. / S. W.

ASTURIAS.  El Grupo de Investigación en Conductas Adictivas de la Universidad de Oviedo está desarrollando una extensa investigación sobre las conductas adictivas entre jóvenes universitarios. Pionero en España, el proyecto META-S comenzó el pasado 1 de enero de 2021 y se extenderá durante los dos próximos años. Se lleva a cabo en distintas universidades (Oviedo, Islas Baleares y Zaragoza) bajo la financiación de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (Ministerio de Sanidad; Ref: 2020I003). Hasta la fecha, más de 1.500 jóvenes 18 a 25 años han participado en un estudio cuyo principal objetivo consiste en perfilar los factores psicológicos por los que una persona se inicia en una conducta adictiva y la mantiene. La investigación presta especial atención al tabaco, alcohol, cannabis, juego de apuestas y uso excesivo de videojuegos.

Alba González de la Roz y Sara Weidberg López, profesoras e investigadoras del Grupo, integrantes del Departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo, detallan a continuación algunos de los datos que se están procesando.

Adicciones más comunes

El 21,2% de estos jóvenes ha consumido tabaco en el último mes y un 6,7% usa cannabis de forma habitual. El 52,8% indica un consumo de alcohol habitual durante el último mes, con dos ocasiones, por término medio, en un patrón de uso de alcohol por atracón (cinco o más unidades de alcohol en dos horas). El juego de apuestas durante el último año alcanza el 14% y la implicación en videojuegos es referida por el 49% de los jóvenes.

Conductas impulsivas

Los datos obtenidos, aun preliminares, sugieren que existen diversas variables psicológicas que incrementan el riesgo de implicarse en una adicción, como el estado emocional (ansiedad y estrés) y la incapacidad para regular las emociones negativas. Las conductas impulsivas desempeñan un papel muy relevante a la hora de explicar una adicción y la complejidad de esta variable requiere mayor atención.

Alba González, una de las investigadoras.

Alba González, una de las investigadoras. IRMA COLLÍN

Factores de riesgo

Las personas más predispuestas son las que valoran en mayor medida el uso de sustancias y la implicación en el juego, incluso por encima de otras actividades que pueden resultar agradables o positivas para la mayor parte de la población general. La ausencia de actividades gratificantes y alternativas al uso de drogas representan factores de riesgo para el inicio, mantenimiento y recaída en los procesos de adicción. Un déficit en las habilidades de gestión emocional comporta una mayor vulnerabilidad para ésta y otras conductas de riesgo relacionadas con la salud (conducción bajo los efectos de las drogas, prácticas sexuales de riesgo, etc.).

Estela de la pandemia

Los estudios científicos reflejan un incremento de las conductas adictivas, principalmente entre la población con trastornos psicológicos previos. En las etapas iniciales, y debido al confinamiento de la población, se observaron disminuciones significativas en el uso de alcohol y otras drogas. Sin embargo, los datos proporcionados por el Observatorio Español de las Drogas y Adicciones (OEDA) sugieren que, en menores de 25 años, las adicciones sin sustancia, especialmente el juego de apuestas (gambling) on line y el uso de videojuegos (gaming), aumentaron significativamente durante la pandemia. En el caso del gaming, aquellos que ya jugaban antes de la pandemia aumentaron el tiempo invertido en el juego así como el número de videojuegos a los que jugaban. Merece también especial atención el consumo de cannabis, la única droga ilegal donde existió un mayor porcentaje de personas que no variaron su consumo durante el confinamiento, lo que evidencia una vez su altísima disponibilidad y accesibilidad.

Sara Weidberg.

Sara Weidberg. IRMA COLLÍN

Posibles soluciones

Incrementar la oferta de ocio y tiempo libre alternativos al uso de sustancias. Es una opción que debería priorizarse en los entornos comunitarios. La prevención en el ámbito de las adicciones es coste-eficaz y la implementación de programas con evidencia científica de su eficacia debe ser una realidad en nuestro contexto universitario. El entrenamiento en la toma de decisiones, la gestión emocional y las habilidades sociales son componentes esenciales en estas estrategias preventivas.

Alternativas atractivas

Si los jóvenes perciben que no se pierden demasiado al iniciarse en diversas conductas adictivas, es probable que lo hagan. Y la experimentación representa un factor de riesgo para el desarrollo de una adicción. La forma efectiva de romper con este círculo es aumentar el coste de oportunidad, es decir, incrementar la cantidad de actividades reforzantes que uno no puede realizar si se encuentra consumiendo sustancias o videojuegos. Por eso se requiere de programas destinados a cubrir el ocio y tiempo libre que realmente sean atractivos para estos jóvenes. Para que funcionen, han de ofertar una gran variedad de actividades reforzantes para los jóvenes: actividades deportivas, cursos para aprender nuevas habilidades que puedan ser útiles para la transición a la vida adulta… No a todos los jóvenes les gusta lo mismo, pero todos ellos han de tener cabida en este tipo de ofertas comunitarias. Invertir dinero público en ellas es necesario.

Más voluntarios

Nuestra investigación necesita más participantes. Hacemos un llamamiento a la comunidad universitaria para participar en este estudio a gran escala. La participación está abierta durante todo el mes de octubre y los jóvenes interesados pueden participar mediante este enlace: https://metajovenes.es/. El único requisito para participar en este estudio es tener entre 18-25 años y cursar 1º o 2º de grado en las Universidades de Oviedo, Islas Baleares o Zaragoza. Entrarán automáticamente en un sorteo de un bono o vale de 100 euros.

Fuente

Comparte esto:

Los humanos ya consumían tabaco hace más de 12.000 años

Entrada anterior

PRENSA: 16.10.2021/LA VOZ DE GALICIA: El Concello de Carballo renueva con Vieiro el convenio contra la exclusión social

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad