ActualidadPortada

Cualquier consumo de alcohol afecta al cerebro, según un estudio de Oxfor

0
El consumo excesivo de alcohol causa tres millones de muertes al año en todo el mundo. / ARCHIVO

NOTICIAS: 20.05.202

Un trabajo que ha analizado a más de 25.000 británicos concluye que a mayor consumo, menor tamaño cerebral

Londres/ Inglaterra. Cualquier consumo de alcohol, ni que sea una copa de vino o una cerveza, es dañino para el cerebro. Es la conclusión de un estudio realizado en el Reino Unido por la Universidad de Oxford con 25.000 personas y que ha permitido determinar que beber alcohol, incluso de forma moderada, guarda relación con una menor cantidad de materia gris. El trabajo, que todavía no ha sido revisado por expertos independientes, sugiere que a mayor consumo de alcohol, menor tamaño tiene el cerebro y apunta que cualquier nivel de consumo tiene efectos negativos. “No hay una dosis segura de alcohol para el cerebre”, concluyen. El estudio señala, además, que el daño afecta a todo el cerebro y no solo a áreas específicas como en principio se creía, según ha explicado la responsable de la investigación, Anya Topiwala.

Los científicos han utilizado el UK Biobank, una enorme base de datos creada para ayudar a los investigadores a decodificar los factores genéticos y ambientales que provocan que ciertas personas desarrollen enfermedades y que otras no. Para este trabajo, el equipo de Oxford analizó datos de 25,378 personas, incluyendo información sobre el consumo de alcohol y el tamaño de su cerebro, además de tests de memoria y datos sanitarios.

A mayor consumo de alcohol por semana, menor densidad de materia gris. En concreto, los investigadores subrayan que el alcohol explica hasta un 0,8% de cambio en el volumen de esta región cerebral, más que cualquier otro factor de riesgo modificable probado, incluido el tabaquismo. También se han descubierto asociaciones negativas entre el consumo de alcohol y todas las medidas de integridad de la sustancia blanca, zona del cerebro contiene fibras nerviosas (axones), extensiones de las neuronas y se encarga de la correcta transmisión de la información cerebral. Asimismo, el estudio detectó que los daños cerebrales causados por el alcohol eran mayores en individuos con presión arterial alta o un índice de masa corporal (IMC) elevado.

El consumo moderado

Aunque ya estaba claro el efecto nocivo de un consumo excesivo de alcohol en la salud cerebral, el impacto del consumo “moderado” aún suscitaba debate, sobre todo en lo relativo al vino tinto Hay estudios que señalaban los beneficios de la ingesta moderada de esta bebida sobre, por ejemplo, el corazón por su contenido en ciertos micronutrientes que ayudan a reducir el colesterol y prevenir los coágulos sanguíneos.

Frente a esta teoría, benévola con el consumo moderado, otros estudios indican lo contrario. En 2019 una investigación llevada a cabo en colaboración entre la Universidad de Oxford, la Universidad de Pekín y la Academia China de Ciencias Médicas determinó que la presión arterial y el riesgo de accidentes cerebrovasculares aumentan constantemente a medida que se incrementa el consumo de alcohol, sea cual sea la cantidad ingerida y el tipo. En una postura similar se coloca ahora el estudio británico, afirmando que “no se ha encontrado evidencia de efectos diferenciales de beber vino, cerveza o bebidas espirituosas”.

Fuente: El Periódico

Comparte esto:

¿Qué factores predisponen a la adicción al alcohol durante la adolescencia?

Entrada anterior

Un mundo de sabores con los e-cigarrillos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad