ActualidadPortada

Cuando se mezclan el uso de drogas ilegales y el confinamiento

0

NOTICIA: 23.03.2021

Cuando se mezclan el uso de drogas ilegales y el confinamiento

 

Huelva – Los centros de entretenimiento como discotecas y clubes fueron los primeros en cerrar por el aviso de la pandemia. Las medidas sanitarias como el distanciamiento social y el uso de mascarillas son completamente incompatibles con las actividades que se desarrollan en estos espacios.

A pesar de que el sector se vio demasiado afectado, pronto surgieron las fiestas en encuentros online como alternativa a cancelar el sector por completo.

Nueva oportunidad para estudiar las famosas raves virtuales

La presencia de drogas psicoactivas como éxtasis, cocaína, anfetaminas y LSD son habituales en estas fiestas de música electrónica o raves. Para el área de investigación en el sector de la salud resulta una oportunidad para aprender sobre el uso de estas sustancias en un contexto diferente al de las típicas fiestas.

Las raves son un entorno peligroso para la salud no solo por el alto consumo de drogas, sino también por las condiciones de los lugares en sí mismos. La poca hidratación, el calor, las aglomeraciones y la falta de descanso son factores que tienden a agravar los efectos secundarios negativos de las sustancias.

En cambio, el uso de ellas en contextos más relajados podría mitigar los efectos dañinos, aunque también existe la posibilidad de que se afiancen otros riesgos como el consumo en solitario.

El consumo en fiestas online

Entre abril y mayo se llevó a cabo un estudio en el que se llegaron a resultados que no son realmente concluyentes. Cabe destacar que los participantes fueron apenas 128 residentes de Nueva York que frecuentaban este tipo de fiestas en persona. Sin embargo, es una primera aproximación.

Más de la mitad de los participantes asistió a fiestas electrónicas virtuales, de los cuales un tercio consumió alguna sustancia ilegal. Este porcentaje de consumo se eleva al 40% en los asistentes de las raves en línea. Las drogas más consumidas fueron el cannabis, diferentes tipos de éxtasis, LSD y cocaína. Los participantes mayores de edad y los que habían consumido drogas en el último año tendían más al consumo durante las raves virtuales.

Otro punto preocupante para este grupo de investigadores (aparte del consumo en solitario) es el consumo delante de una cámara web. Es la herramienta principal para hacer estas videollamadas, pero también puede ser muy perjudicial porque podría comprometer la carrera laboral de los asistentes al ser tan fácil para un tercero guardar la imagen o vídeo.

La reducción forzada del consumo de drogas

A pesar de que el consumo en fiestas online sea un fenómeno del que todavía no hay estudios grandes ni estadísticas al respecto porque se sondean grupos reducidos, los datos siguen recopilando información en fiestas y eventos típicos. En líneas generales, los organismos han notado una reducción en el consumo que podría estar relacionada con la falta de disponibilidad o de oportunidades de consumo.

A partir de la encuesta realizada por el Observatorio Europeo de Drogas y Adicciones entre el 8 de abril y el 31 de mayo, el Observatorio Español de las Drogas y Adicciones (Ministerio de Sanidad) ha determinado que el 71,9% de los usuarios de drogas psicoactivas han reducido o cesado su consumo durante la primera ola de la pandemia.

La tendencia es similar en todas las sustancias estudiadas (éxtasis, cocaína, anfetaminas y LSD), excepto por el cannabis. Este último no ha bajado su consumo, e incluso ha aumentado para algunas poblaciones.

Entre los principales motivos están (en orden de mayor a menor porcentaje de acuerdo con los encuestados): la menor disponibilidad para recoger drogas durante el confinamiento, las menores oportunidades para consumirlas, una mayor preocupación por la salud y la menor disponibilidad para comprarlas. Sin embargo, existe una preocupación por un efecto rebote en el consumo al terminar la pandemia.

¿Qué hacer en caso de adicción?

Si bien el tratamiento de adicciones por vía pública parece demasiado precario en España porque las listas de espera son demasiado largas, existen alternativas como Asociación Vieiro. Para los profesionales de la salud, las personas en estas situaciones requieren atención urgente en la mayoría de casos. Por lo tanto, una vía es acudir directamente a uno de estos centros.

Las personas son afectadas de formas diferentes por las adicciones, así que el tratamiento debe ser individualizado en cada caso para lograr superarlo. Este centro se especializa en el acompañamiento a personas en recuperación para personalizar este tratamiento.

El tratamiento está enfocado en que los pacientes aprendan a vivir su vida cotidiana, en un ambiente no controlado, sin recurrir al uso de drogas o alcohol. Sin embargo, siempre es necesario que la persona sea capaz de asistir a todas las terapias y actividades y vivir sin supervisión a tiempo completo.

Fuente: Huelva 24

Comparte esto:

Opiáceos, la epidemia de la que no se habla

Entrada anterior

Dejar de fumar no solo beneficia a tu cuerpo: así impacta en tu salud mental

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad