ActualidadPortada

Demuestran que consumir alcohol y marihuana empeora la visión y la conducción

NOTICIAS: 28.07.2022

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que consumir alcohol y marihuana empeora notablemente la visión y la conducción y que estas dos sustancias deterioran la sensibilidad al contraste y la visión en profundidad.

 

GRANADA.  Científicos de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que consumir alcohol y marihuana empeora notablemente la visión y la conducción y que estas dos sustancias deterioran la sensibilidad al contraste y la visión en profundidad.

Siete minutos para estar al día. Y todo el tiempo que quieras para saber más. No te pierdas Las claves del día en tu mail cada mañana
El alcohol y el cannabis son las sustancias psicoactivas más consumidas en el mundo, y la segunda es además la droga más detectada al volante en España (7,5 %) pese al efecto negativo que ambas ocasionan en el sistema visual, imprescindible para conducir.

Científicos del departamento de Óptica de la UGR han demostrado que ambas sustancias afectan negativamente a la visión y a la conducción gracias a un estudio que, con un simulador, ha medido el efecto de la ingesta de dos dosis de alcohol en la visión y en la conducción.

 

El simulador, compuesto por tres monitores panorámicos, volante, pedales, palanca de cambios y el software correspondiente, ha servido para medir el impacto de conducir con 300 y 450 mililitros de vino tinto con un contenido en alcohol del 13,5%.

La tasa de alcoholemia promedio alcanzada por los participantes para ambas dosis fue de 0,19 y 0,33 mg/l, respectivamente, estando esta última por encima del límite legal para conducir en España.

Además, también se estudió el efecto del cannabis en fumadores de marihuana con mediciones que, con las dos sustancias, se tomaron con los dispositivos que usa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los resultados visuales obtenidos reflejaron que tanto el alcohol como el cannabis producen un deterioro de la sensibilidad al contraste y de la estereopsis, que es la visión en profundidad, así como un aumento de la difusión de la luz en el interior del ojo.

En general, estos resultados visuales fueron peores para los sujetos que consumieron cannabis que para los que consumieron alcohol.

Estas dos sustancias también afectaron negativamente a la capacidad para conducir, sobre todo a la estabilidad de la posición del coche en la vía y al uso del volante, de modo que tras el consumo hubo una mayor variación en la posición del vehículo en la vía y más fluctuación en los giros del volante.

La capacidad para conducir se vio más afectada por el consumo de alcohol que por el cannabis, especialmente cuando la concentración estaba por encima del límite legal para conducir en España.

Además, se vio una relación entre los resultados de visión y los resultados de conducción bajo el uso de estas sustancias, lo que indica que aquellos sujetos que tenían peores resultados de visión tras el consumo de alcohol o cannabis, condujeron peor.

Los investigadores de este estudio han publicado diversos artículos científicos en la línea de investigación centrada en el rendimiento visual y la conducción.

Fuente

 

Comparte esto:

BIBLIOTECA: Hallazgos toxicológicos en víctimas mortales de accidentes de tráfico.

Entrada anterior

UNAD reclama mayor atención para los factores sociales que rodean a las adicciones

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad