ActualidadPortada

Dos leyes abren en el Congreso el debate para legalizar el cannabis en un uso similar al tabaco

0

NOTICIAS: 29.09.2021

Más País y ERC registran sendas iniciativas y Ciudadanos da su apoyo porque está en contra de la prohibición

 

Más País y ERC piden regular todos los usos del Cannabis

El debate del cannabis vuelve a abrirse con fuerza en el Congreso porque Más País y ERC han presentado sendas proposiciones de ley que van más allá de regularizar el cannabis para uso medicinal. Plantean que también sea legal fumarlo en la calle a partir de los 18 años en un uso particular similar al tabaco.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha subrayado que su propuesta quiere “romper con la hipocresía” actual y acabar con una prohibición que no ha ayudado a reducir el consumo del cannabis, sino que sólo ha fomentado un “mercado negro” que se lucra él.

Por su parte, los republicanos Gabriel Rufián y Marta Rosique han dicho que “no regularlo no lo hará desaparecer” sino que fomentará que se siga comprando de manera clandestina.

Unidas Podemos también anunció la presentación de una ley para legalizar el cannabis, pero tanto Más País como ERC se han adelantado y han presentado sus propuestas este martes. Asimismo, el pasado mes de junio se aprobó la creación de un grupo de trabajo para estudiar la regulación del cannabis para uso medicinal a través de una subcomisión en el Congreso que todavía no ha echado a andar.

En una rueda de prensa en el Congreso en la que ha presentado la iniciativa, Errejón ha reclamado ser un país “puntero” que sigue la estela de legislaciones que van en esta línea en Canadá y los estados de California y Colorado en EEUU.

MILLONES EN IMPUESTOS Y EMPLEOS LEGALES

Además de combatir el mercado del narco, Errejón ha expuesto otras dos razones para afrontar el debate y aprobar esta ley. Una es la “salud”: “Es más seguro el consumo de una sustancia regulada por el Estado que por el mercado negro”. La otra es la económica: la legalización haría aflorar, según los datos expuestos, “3.000 millones” de euros y supondría la regularización y cotización de unos “90.000 empleos” en España. Eso son más impuestos que, a su juicio, tendrían que tener como sentido finalista destinar el 60% a la sanidad pública.

La propuesta de Más País [léala en PDF] regula todos los aspectos de la legalización del cannabis: el consumo de manera similar al tabaco a partir de los 18 años, la compra, el transporte, el autocultivo, la publicidad, el etiquetado o el cultivo profesional para su venta.

Esto implicaría que se podrá fumar cannabis libremente en la calle y el resto de espacios públicos. “No podrán imponerse sanciones administrativas cuando los usos de los particulares regulados en este título se produzcan en las vías públicas, salvo que los mismos produzcan daños y perjuicios a terceros, impliquen un abuso del dominio público o comprometan la seguridad otras personas, especialmente en el caso de los menores de edad, quedando sujeto su consumo en forma de cigarrillos u otras formas de inhalación”, dice uno de sus puntos.

Además de fumar, los consumidores podrán ir por la calle con hasta 10 veces la cantidad necesaria de consumo diario (un número de gramos que está pendiente de determinar). Eso sí, será obligatorio llevarlo oculto y no hacer “ostentación.

La iniciativa plantea que la venta de cannabis para el púbico se haga en establecimientos debidamente acreditados y que estos cuenten con sistemas de seguridad que imposibiliten el acceso a los menores de edad. Así como sistemas de grabación para controlar la mercancía.

AUTOCULTIVO: 12 PLANTAS

En el caso del autocultivo de cannabis se fija en un máximo de 12 plantas y no podrá emplearse potencias superiores a los 1.200 vatios para su producción. El almacenaje en casa de sus derivados de floración seca no pondrá superar los 3.650 gramos.

Para los cultivos profesionales para la venta, se exige que al menos un 60% de la electricidad utilizada provenga de fuentes renovables.

La propuesta de Más País crea un nuevo impuesto especial, que será de hasta un 35% sobre el precio final de venta al público. Los productos destinados a un consumo medicinal o terapéutico estarán exentos de este impuesto. Se establece la obligación de que, como mínimo, un 60% de la recaudación por este tributo se destine a partidas presupuestarias relacionadas con el Sistema de Salud Pública.

El consumo de cannabis no podrá suponer una sanción en el ámbito laboral, “siempre que este se realice durante el tiempo de ocio del empleado”. Sí podrá ser sancionable “si supone una afectación a las acciones inherentes al puesto de trabajo, extremo que deberá ser probado por el empleador”.

Ciudadanos está a favor de apoyar estas iniciativas para acabar con la prohibición del cannabis. Edmundo Bal ha explicado que la legalización tiene que tener tres máximas: libertad, garantías y educación. “Ciudadanos no está en la política de la prohibición”, ha dicho, recalcando que su partido lo lleva defendiendo desde hace muchos años.

El portavoz del PSOEHéctor Gómez, ha evitado pronunciarse sobre estas leyes y ha emplazado a los grupos a abordar el asunto en el marco de la subcomisión del Congreso que estudiará el tema.

Fuente

Comparte esto:

OPINION: Drogas y prevención: el riesgo de renunciar al riesgo. Esteban Wood

Entrada anterior

¿Cómo se debe afrontar una potencial regulación del cannabis medicinal?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad