ActualidadPortada

El 90% de los fumadores de cigarrillos electrónicos también lo son de los convencionales

0

NOTICIAS: 27.08.2021

Un reciente estudio advierte, además, que las redes sociales se están convirtiendo en un canal de promoción, de manera encubierta o indirecta, de productos de tabaco prohibidos por la directiva europea TPD.

 

CATALUÑA. Un reciente estudio en el que han participado profesionales del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y del Instituto Catalán de Oncología (ICO), y que ha sido liderado por la spin-off Open Evidence de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), con la colaboración de investigadores de la London School of Economics (LSE) y la empresa BDI Research ha analizado las percepciones de los consumidores de nueve países de la Unión Europea (UE) y del Reino Unido sobre cinco productos del tabaco: cigarrillos convencionales, cigarrillos delgados, cigarrillos pequeños (puritos y cigarrillos pequeños marrones), cigarrillos electrónicos y productos de tabaco por calentamiento.

Entre los resultados principales de la investigación cabe destacar que España es uno de los países europeos con más jóvenes, de entre 18 a 25 años, fumadores de pipa de agua (llamada también sisha). Confirma, además, la dualidad del consumo de ciertos productos: el 90% de los fumadores de cigarrillos electrónicos también consumen cigarrillos convencionales y advierte que las redes sociales se están convirtiendo en un canal de promoción, de manera encubierta o indirecta, de productos de tabaco prohibidos por la directiva europea de productos de tabaco (TPD).

Mayor consumo productos emergentes

El estudio, además de hacer una revisión sistemática de la literatura y el análisis de los datos existentes, ha realizado una encuesta en línea a 12.000 personas. Para garantizar la cobertura geográfica, se han realizado encuestas en Estados miembros de España, Bulgaria, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Letonia, Polonia, Eslovaquia y el Reino Unido.

De cada país se han obtenido dos muestras. La primera muestra ha contado con 600 fumadores y personas que habían dejado de fumar en los 12 últimos meses, de 26 años o más. Y la segunda ha constado de 600 personas de entre 18 y 25 años.

En el estudio se observa cómo los nuevos productos emergentes, como cigarrillos electrónicos, son cada vez más utilizados por aquellos consumidores que comparten la percepción de que representan “opciones más saludables” en comparación con los productos de tabaco tradicionales como los cigarrillos. Esto a pesar de la ausencia de evidencia de que realmente sean “más saludables” y teniendo en cuenta que la mayoría de los reguladores en la UE han adoptado un enfoque de precaución con estos productos.

Sin embargo, estos dispositivos se comercializan agresivamente en muchos Estados miembros, bajo la apariencia de un producto más saludable con el fin de normalizar su promoción Los desafíos surgen, en particular, del uso cada vez mayor de Internet y las redes sociales.

ACCESO AL ESTUDIO

+ info

Comparte esto:

¿Qué es la patología dual y por qué aumenta en los adolescentes en verano?

Entrada anterior

Adicción al sexo, ¿una tendencia en alza?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad