ActualidadPortada

El Comité de Prevención del Tabaquismo alerta de que la prevalencia de consumo supera el 30% y ve “imprescindible” adoptar “medidas”

NOTICIAS: 13.01.2023

El presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, Andrés Zamorano, alertó este jueves de que en España la prevalencia de consumo de tabaco está por encima del 30%, “cuando el objetivo es alcanzar un 5% de prevalencia de consumo en 2030 y por debajo del 2% en 2040” y consideró “imprescindible” que el Gobierno adopte “medidas”.

 

 

MADRID. El presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, Andrés Zamorano, alertó este jueves de que en España la prevalencia de consumo de tabaco está por encima del 30%, “cuando el objetivo es alcanzar un 5% de prevalencia de consumo en 2030 y por debajo del 2% en 2040” y consideró “imprescindible” que el Gobierno adopte “medidas”.

Así lo demandó en un comunicado en el que valoró los resultados arrojados por la Encuesta sobre Alcohol y Otras Drogas en España (Edades), publicada hace unos días por el Ministerio de Sanidad y según la cual el 33,1% de la población de entre 15 y 64 años consume tabaco de manera diaria, casi un punto porcentual más que en 2020 mientras que el consumo en los últimos 30 días, pasa del 36,8% al 37,2%.

El también coordinador del grupo de tabaquismo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), consideró que los datos “son muy preocupantes” y confirman la “necesidad” de implementar “nuevas medidas” para el “control y reducción” del tabaco convencional y de otras formas de consumo en España, como venimos reclamando desde hace tiempo”.

A este respecto, puntualizó que el tabaco es la segunda sustancia psicoactiva más consumida en España y que el 69,6% de la población declara haber fumado tabaco “alguna vez en la vida y juzgó “evidente que estamos muy lejos” de alcanzar los objetivos fijados a nivel internacional al entender que “en los últimos años no se ha hecho nada”.

En este sentido, también se refirió al último ranking europeo de la Tobacco Control Scale (escala de control del tabaco), en el que participa el Instituto Catalán de Oncología (ICO) con la colaboración de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que evalúa las actividades de control del tabaco en 37 países europeos y clasifica los mismos en función de las mejores actuaciones.

Un “examen” en el que España pierde una posición respecto al último informe, de 2019, y queda en el undécimo puesto de una lista que encabezan Irlanda, Reino Unido, Francia, Países Bajos, Hungría y Noruega.

EL CNPT recordó que el informe evalúa los impuestos sobre cigarrillos y otros productos, las restricciones para fumar, las campañas de información pública, la prohibición de publicidad de productos de tabaco, las advertencias en las cajetillas o los tratamientos para ayudar a los fumadores a “superar la adicción” que se adoptan en cada país, “reclamaciones” que, recordó, “están reflejadas” en la Declaración Endgame Tabaco España 2030 firmada por casi 70 organizaciones y asociaciones médicas y civiles que presentaron el pasado mes de noviembre.

CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

En paralelo, Zamorano estimó “preocupante” que, según la encuesta, se haya duplicado el consumo de cigarrillos electrónicos en España en apenas siete años, pasando del 6,8% de 2015 al 12,1% de 2022 y denunció que estos dispositivos son “el Caballo de Troya” de las tabaqueras para “enganchar a los jóvenes a la nicotina y no perder su cuota de mercado”.

“Tratan de blanquearlos como un producto inocuo o menos nocivo que el tabaco convencional, haciéndolo atractivo por su diseño y por los sabores que contienen, tengan o no nicotina, pero son dispositivos con una alta concentración de sustancias cancerígenas y perjudiciales para la salud”, sentenció, para advertir de que, además, “es falso que ayuden a dejar de fumar, al contrario”.

Con respecto al convenio de colaboración firmado recientemente con el Ministerio de Sanidad para el desarrollo de acciones conjuntas para la prevención y control del tabaquismo, Zamorano volvió a ofrecer la “colaboración” del CNPT y de las organizaciones que lo integran para “avanzar” en la reducción del consumo de tabaco y dijo “confiar” en que este acuerdo “sirva para impulsar las medidas que el Gobierno tiene pendientes de aprobar”, como el nuevo Plan Integral de Control del Tabaquismo (PIT) 2022-2025 o la reforma de la actual Ley contra el tabaco.

A su juicio, la actual regulación contra el tabaco “ha quedado obsoleta y necesitamos una nueva” para “combatir” los nuevos productos de tabaco y hacer que España, como, a su entender, “ocurrió en 2005 y 2010” con la aprobación de la última normativa en este ámbito, “vuelva a liderar la lucha contra el tabaco en Europa”, algo que, lamentó, “ahora no estamos haciendo”.

Fuente

Comparte esto:

La adicción silenciosa

Entrada anterior

Depresión y adicción a las sustancias:¿qué tienen en común?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad