ActualidadPortada

Encuentran una técnica que puede ayudar a dejar de fumar

0
La estimulación cerebral no invasiva podría reducir el número de cigarrillos al día Freepik

NOTICIAS: 07.08-2021

La estimulación cerebral no invasiva puede reducir el número de cigarrillos al día.

MARIA CASTANYER CAMPINS

La estimulación cerebral no invasiva puede reducir el número de cigarrillos al día en los fumadores dependientes de la nicotina. Lo ha descubierto una nueva revisión de doce ensayos controlados aleatorios, donde han buscado formas de tratar la dependencia de la nicotina dado que puede producir neuroadaptaciones en el cerebro que dificultan el abandono del tabaco.

La revisión, publicada por la revista científica ‘Addiction’ analizó los ensayos de métodos de estimulación cerebral no invasiva (ECNI) en un total combinado de 710 participantes con dependencia de la nicotina.

Estimulación cerebral no invasiva

Las técnicas de estimulación cerebral no invasiva (ECNI) pretenden contrarrestar la actividad cerebral anormal asociada a la exposición crónica a la nicotina.

Para comparar los beneficios y la seguridad de los distintos tipos de ECNI, utilizaron una técnica de metanálisis en red, de donde se revelaron resultados prometedores. Sin embargo, los mejores resultados provinieron de la estimulación magnética transcraneal repetitiva de alta frecuencia (rTMS) de la corteza prefrontal dorsolateral izquierda (CPDI), que se asoció con la mayor reducción de la frecuencia de fumar.

Es posible que la potenciación de la actividad de la CPDI incremente la liberación de dopamina, contrarreste el sistema de recompensa y ayude a los pacientes a hacer frente al ansia de fumar y a los síntomas de abstinencia no afectados, señalan en el estudio.

Además, la revisión de los ensayos mostró una aceptación del tratamiento por parte de los pacientes, por lo que la estimulación cerebral no invasiva (ECNI) fue bien tolerada.

La nicotina

La nicotina afecta a la liberación de neurotransmisores en el cerebro, incrementando la actividad cerebral y la liberación de dopamina. Son los niveles más altos de dopamina los que proporcionan placer al fumador. Y con el tiempo, la exposición crónica a la nicotina hace que el cerebro produzca más receptores para manejar la mayor actividad cerebral.

¿Qué pasa cuando un fumador quiere dejar de fumar? Los niveles de nicotina descienden y la actividad del sistema de recompensa del cerebro disminuye, lo que provoca síntomas de abstinencia que fomentan que siga fumando.

Qué son los síntomas de abstinencia

Los síntomas de abstinencia son aquellos que hay que esperar cuando se deja de fumar. Incluyen un intenso deseo de nicotina, ansiedad, tensión, inquietud, frustración, impaciencia, dificultad de concentración, somnolencia o problemas para dormir, dolores de cabeza, incremento del apetito, o irritabilidad.

+ info

Comparte esto:

Portugal Tiene La Tasa De Consumo Diario De Alcohol Más Alta De La Unión Europea

Entrada anterior

La paradoja de recurrir al móvil para usar menos el móvil

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad