ActualidadPortada

Estas son las edades en las que el alcohol es más peligroso para el cerebro

0
Foto: Justin Sullivan (Getty Images)

NOTICIAS: 06-12-2020

No existe el consumo seguro de alcohol, como corroboraba hace unos años un gigantesco análisis de 600 estudios en los que habían participado 28 millones de personas. Pero hay edades en las que el alcohol puede ser más peligroso para el desarrollo y el funcionamiento del cerebro.

Un nuevo análisis publicado en BMJ por investigadores del Reino Unido y Australia analiza cómo el alcohol influye en el envejecimiento del cerebro a lo largo de nuestras vidas.

Como era de esperar, la exposición al alcohol es especialmente dañina en las primeras etapas del desarrollo, cuando el feto está en el útero. El consumo excesivo de alcohol durante el embarazo aumenta las probabilidades de que los niños nazcan con deterioro neurológico permanente y defectos congénitos conocidos como trastornos del espectro alcohólico fetal. La literatura científica señala que incluso beber de forma leve o moderada durante el embarazo podría tener efectos negativos en la salud del cerebro de un niño.

Pero lo mismo puede ocurrir cuando una persona llega a la adolescencia y adquiere su propio hábito de beber alcohol. Los estudios demuestran que los jóvenes de 15 a 19 años pueden beber en exceso, y que un consumo excesivo a esa edad está relacionado con una disminución del volumen cerebral, de la conectividad de las células nerviosas y, en menor medida, de la función cognitiva.

El tercer grupo de riesgo es la vejez. El consumo excesivo de alcohol no es tan común en personas mayores de 65 años, pero está asociado a un mayor riesgo de demencia y de deterioro cognitivo.

En cuanto a los adultos que aún no han llegado a la vejez, hace falta más investigación para conocer los efectos de distintos niveles de alcohol en el cerebro. Hay estudios que incluso asocian el consumo leve con una mejor salud cerebral, pero son estudios observacionales con ciertas limitaciones, que entran en conflicto con la idea aceptada de que cualquier consumo de alcohol tiene sus riesgos, aunque sean bajos. Un consumo leve de alcohol está asociado, por ejemplo, a un mayor riesgo de cáncer.

“Una perspectiva global de todo el ciclo de vida en la salud del cerebro respalda la formulación de políticas e intervenciones de salud pública para reducir el uso y abuso del alcohol en todas las edades”, concluyen los autores. “Esto podría aumentar la longevidad y la calidad de vida al reducir la prevalencia de los trastornos del espectro alcohólico fetal, el desarrollo neurocognitivo aberrante en la adolescencia y la demencia en la edad adulta”.

Fuente: Gizmodo

Cómo evitar que la alegría de regalar un móvil a un hijo se convierta en disgusto

Entrada anterior

No hay una edad en la que se acepte que un hijo comience a fumar

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad