ActualidadPortada

«Hay que enseñar a los jóvenes dónde termina el videojuego y cuándo empieza la apuesta»

NOTICIAS: 18.02.2022

Jorge Flores | Fundador de Pantallas Amigas

«Las nuevas estrategias de monetización de los videojuegos son todavía un mundo desconocido por parte de los adultos», expone

 

 

 

EUSKADI. Las apuestas en los videojuegos han causado cierto revuelo, sobre todo por la irrupción de las cajas botín, cuestionadas sobre si son o no apuestas encubiertas. Se trata de una selección aleatoria de artículos del juego que el usuario recibe a cambio de un pago en alguna fase del videojuego, como un arma para derrotar a tus adversarios o una skin (apariencia) legendaria para tu personaje. «Hay que ayudar a los jóvenes a diferenciar y saber reconocer dónde termina el videojuego y cuándo empieza la apuesta», expone Jorge Flores, de la Asociación de Pantallas Amigas que habló ayer sobre esta peligrosa frontera en la jornada ‘Juego y Juventud’.

– Pagar por un atuendo legendario puede resultar algo inofensivo pero ¿qué relación existe entre los videojuegos y las apuestas online?

– Hay una mayor conexión de la que la gente puede pensar. Son actividades de ocio con diferente finalidad y público objetivo pero en muchos casos tienen elementos claramente comunes. Los videojuegos, en ocasiones, dentro de sus estrategias de monetización emplean también formas de entretenimiento que vienen del mundo de las apuestas y en algunos casos las han integrado de forma creciente.

– ¿Habla de las cajas sorpresa, donde se puede gastar dinero dentro del juego?

– Es una de las preocupaciones de las autoridades reguladoras del juego. Ya en 2018, en un foro europeo, manifestaron su inquietud por estos cofres botín, además de las apuestas de ‘skins’ (ropas, armaduras, emblemas…), los juegos de casino social, donde su función es crear comunidad en la red, y la ambientación temática que tiene que ver con los juegos de azar y las apuestas; por ejemplo que te aparezca de repente una ruleta para elegir aleatoriamente una determinada arma. En muchos videojuegos se dan dinámicas de juego o elementos gráficos que tienen que ver con las apuestas. También la estética de la publicidad de juegos de azar y apuestas en la tv ha cambiado mucho y se puede parecer a algunas estéticas de videojuegos.

– ¿Qué dice la ley al respecto?

– El Ministerio de Consumo está pendiente de sacar una reforma de la Ley del Juego y va a considerar este tipo de objetos, como los cofres botín, como un juego de azar.

– ¿Qué características comparten?

– Además de incluir el elemento aleatorio, tiene un coste al inicio y una recompensa que puede tener un valor económico, esto es, hay dinero a la entrada y a la salida y en medio hay una aleatoriedad, el azar, que define cuál va a ser el resultado. Y está demostrado que los mecanismos de recompensa aleatoria están detrás de algunas estrategias de juego, como las tragaperras.

– ¿Cómo podemos preparar a los menores ante estos peligros?

– Es complicado. Las nuevas estrategias de monetización hacen que haya todavía un mundo desconocido por parte de los adultos, y esa es la primera barrera, aunque es cierto que hay muchos padres y madres que juegan o han jugado a videojuegos. A partir de ahí, los adolescentes que tengan los videojuegos como forma de ocio e incluso de relación tienen que ser conscientes de dónde termina el videojuego y dónde empieza la apuesta. Y en eso no se está trabajando, por eso la preocupación de las autoridades europeas de las confusas fronteras entre una cosa y la otra. Hay que ayudarles a diferenciar y saber reconocer. Y aparecen nuevos retos: la popularización de las criptomonedas, un activo digital muy volátil o los NFTs (Non Fungible Token) con los que puedes apostar.

– Videojuegos con contenido descargable, micropagos para potenciar la experiencia de juego…¿ Vamos siempre un paso por detrás?

– Para cuando vamos a poner la solución a algo aparecen nuevas formas y con acelerones de este calibre a las familias, la sociedad y autoridades les cuesta mucho pillar el paso. Además lo que funciona online es muchas veces difícil de acotar y hay quien pica el cebo.

– ¿A qué edad es recomendable que un niño tenga su primera consola?

– El problema no es la consola y la edad. Hay aspectos que hay que controlar, como las horas de pantalla o los juegos que exigen ceder datos personales, por ejemplo, pero los videojuegos para nada tenemos que relacionarlos necesariamente con las apuestas. La conclusión de todo esto no es que los videojuegos son malos, para nada, como puede haber formas de juego responsable. La lectura no es tanto cuánto tiene que jugar para que no apueste. De hecho, una de las cosas que recomendamos es que las familias jueguen de forma temprana con sus hijos a videojuegos online porque seguramente sea su primera experiencia de socialización online y es importante que los padres estén ahí para enseñar e influir.

– ¿Por qué los videojuegos tienen tanta mala fama?

– Depende para quién. Si acaso tenga mala fama la gestión que hacen las familias.

Fuente

Comparte esto:

Alivio para el vino: el Parlamento Europeo evita etiquetar las botellas como producto cancerígeno

Entrada anterior

Consumo de alcohol entre jóvenes en declive: ¿Cuáles son las implicaciones para la salud pública, las políticas públicas y el debate público?

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad