ActualidadPortada

La ONU y España valoran la contribución “clave y extraordinaria” de las ONG en la lucha contra las adicciones

NOTICIAS: 21.03.2022

La ONU y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (PNsD) coincidieron este jueves pasado  en valorar la contribución de las ONGs en luvha contra adicciones.

 

MADRID. La ONU y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (PNsD) coincidieron este jueves pasado  en valorar la contribución “clave y extraordinaria” que realizan las organizaciones de la sociedad civil en la lucha contra las adicciones y agradecieron el “apoyo extraordinario” que proporcionan a las administraciones encargadas de implementar políticas públicas en este ámbito.

Así lo defendieron la jefa de la sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), Giovanna Campello, y el delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Joan Ramón Villalbí, durante un evento paralelo organizado por Proyecto Hombre en el marco del 65º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas que estuvo centrado en la promoción de intervenciones de la sociedad civil basadas en la evidencia científica en torno al abordaje de las adicciones.

En el transcurso de su exposición, la jefa de la sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de la Unodc admitió que la colaboración de los gobiernos con las organizaciones de la sociedad “es una cuestión clave” y advirtió de que, sin ellas, “no hay forma alguna de hacer frente al problema de la droga”, por lo que animó a “enfrentarlo juntos”.

“Una y otra vez hemos visto que las organizaciones de la sociedad civil desarrollan instrumentos innovadores”, afirmó, para, a continuación, reiterar que el trabajo de los organismos gubernamentales “no sería posible si las organizaciones de la sociedad civil no hubieran desarrollado nuevos instrumentos”.

Junto a ello, valoró que la sociedad civil también es “única” en su “acción” al favorecer la “integración” de las personas con problemas de adicciones en los sistemas sanitarios y su acceso a servicios de tratamiento, atención, protección social, recuperación y rehabilitación. “Demasiado a menudo es difícil llegar a ellas, se les estigmatiza y, si no fuera por las organizaciones de la sociedad civil, nunca entrarían en contacto con un sistema de tratamiento y atención”, lamentó.

En paralelo, reconoció su aportación “fundamental” a la hora de “involucrar” al resto de la sociedad en el desarrollo y la implantación de políticas y estrategias de evaluación de las intervenciones y “dar voz” a las personas con problemas de adicciones. “Es muy difícil escuchar su voz desde los organismos gubernamentales y esta es una contribución importante que hace el sector de la sociedad civil, que está en una posición sui generis para hacerlo”, abundó, convencida de la importancia de que esta “alianza pueda ampliarse”.

En la misma línea, el delegado del Gobierno para el PNsD del Gobierno central, admitió el “apoyo” que el Ejecutivo recibe por parte de la sociedad civil en el campo de acción contra el consumo de drogas y, como ejemplo, subrayó que el Plan de Acción sobre Adicciones 2021-2024 se aprobó recientemente “por consenso” y fruto de “un amplio proceso de consulta que ha involucrado a la sociedad civil”.

A este respecto, hizo hincapié en el “papel clave” de Proyecto Hombre y en la “función muy importante” que cumple a través de sus programas y servicios “valiosos” en este ámbito y subrayó que, en el campo de la prevención y tratamiento de las adicciones, “hay muchos esfuerzos basados en la buena voluntad, pero no siempre se basan en la evidencia”. “Es menester tener una base muy sólida sobre la ciencia y la evidencia en estos esfuerzos que realizamos”, apostilló, si bien reconoció “avances muy importantes y sumamente valiosos” en esta lucha en los últimos años a nivel nacional e internacional.

En el evento, moderado por el delegado internacional de Proyecto Hombre, Oriol Esculies, también participó el vicepresidente del Comité de ONG de Viena sobre Drogas, Matej Kosir, quien definió a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la prevención y tratamiento de las adicciones como “motores, iniciadoras y propiciadoras” de iniciativas en este campo basadas en la evidencia.

“En algunas comunidades son el factor más importante, quizás el único, para estas intervenciones basadas en la evidencia”, afirmó, convencido de su valor al ejercer “presión para que se lleve a cabo un mejor trabajo a nivel político también” y de que su aportación permite realizar una “labor mejor” de cara a la evaluación de las intervenciones “útiles”. “Somos una parte muy importante de estos procesos y en el fomento y promoción de las intervenciones basadas en la evidencia”, resolvió.

BUENAS PRÁCTICAS

A lo largo del encuentro se analizaron las últimas iniciativas sobre intervenciones basadas en evidencia e investigación de organizaciones de la sociedad civil con el fin de exponer “buenas prácticas” de prevención, tratamiento y reducción de daños. En este sentido, la experta de la Comisión de Prevención de la Asociación Proyecto Hombre María Aránzazu Fernández y la profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo Susana Al-Halabí abordaron el diseño de evaluación de un programa de prevención escolar en España, poniendo como ejemplo el programa ‘Juego de llaves’ a través de un proyecto para articular un protocolo con el que analizar su repercusión que estará listo a final de año.

La experta en relaciones institucionales de Dianova Internacional, Lucía Goberna, disertó sobre la implementación del sistema de gestión de calidad del Programa de Cooperación entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea en Políticas sobre Drogas (Copolad) para la Red de Tratamiento de Drogas de Uruguay y el presidente del Instituto de Investigación Global Fundación Glori, Danil Nikitin, dictó la ponencia ‘Estudios de base comunitaria sobre prevención de sobredosis y autodiagnóstico del virus de la hepatitis entre personas que consumen drogas en Kirguistán y otros países de la región’, como Ucrania.

La iniciativa contó con el apoyo de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, la Red Nacional de Drogas de Uruguay, la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito, el Comité de ONG de Viena sobre Drogas, la Red Iberoamericana de ONG que Trabajan en Drogas y Adicciones, Dianova Internacional y el Instituto de Investigación Global Fundación Glori.

Fuente

Comparte esto:

Los síntomas más claros de que eres un adicto al móvil

Entrada anterior

DGT: la nueva tasa de alcohol máxima que entra en vigor el 21 de marzo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad