ActualidadPortada

La Policía Nacional investiga dos posibles intentos de sumisión química en A Coruña

NOTICIAS: 04.08.2022

Una joven que se desmayó a la salida de una discoteca denunció lo sucedido tras encontrar en su tobillo una marca que consideró compatible con un pinchazo. Además, los agentes investigan una demanda anterior interpuesta en Santiago, por hechos similares ocurridos en la ciudad herculina

A CORUÑA. La Policía Nacional está investigando dos posibles intentos de sumisión química a través de un pinchazo en A Coruña. Una joven que sufrió un desmayo tras salir de una discoteca de la ciudad presentó una denuncia ante la sospecha de que le pudiesen haber administrado algún tipo de sustancia sin su consentimiento para tratar de anular su voluntad. Fuentes policiales explican que se está llevando a cabo una investigación sobre lo sucedido, y recuerdan que, por el momento y por fortuna, en todos los casos que se están denunciando finalmente se está descartando la posibilidad de una sumisión química. Aún así, recuerda que «no se descarta ningún caso y se investigará a fondo, como en cualquier otro delito».

La joven que denunció se encontraba disfrutando de una noche de ocio junto a un grupo de amigos en una discoteca de la ciudad. A la salida del local, relatan fuentes policiales, sufrió un desmayo y la trasladaron al hospital. Una vez recuperada la consciencia en el hospital examina su cuerpo y encuentra una marca en el tobillo que considera compatible con un pinchazo, por lo que decide presentar una denuncia. En su escrito manifiesta que en ningún momento de la noche notó un pinchazo. La investigación se centra ahora en tratar de esclarecer si a la joven se le trató de administrar algún tipo de sustancia para anular su voluntad, lo que podrá conocerse en un análisis toxicológico.

Además, los agentes investigan otra demanda, que a pesar de haber sido interpuesta en Santiago, habría ocurrido en la ciudad herculina. En este caso, una joven denunció haber notado un pinchazo mientras estaba en la cola para entrar en un local de ocio nocturno. Los hechos habrían sucedido el 17 de junio y la denuncia fue interpuesta días después.

Las denuncias por presuntas sumisiones químicas están de plena actualidad. Por toda España han surgido casos —la mayoría en Cataluña, País Vasco, Andalucía y Cantabria—, pero, por el momento no llevan asociada ninguna agresión sexual. Los denunciantes relatan que, tras notar un pinchazo, a los pocos minutos pierden la consciencia y sufren otros síntomas como somnolencia, dolor de cabeza, torpeza en los movimientos o visión borrosa.

 

Fuente

Comparte esto:

La ludopatía no es solo cosa de hombres

Entrada anterior

Los nutricionistas alertan de los efectos nocivos del consumo continuado de bebidas energéticas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad