ActualidadPortada

La Unidade de Condutas Aditivas crea un programa pionero de entrega de metadona a domicilio

0
Foto: Ana García

NOTICIAS, 14-12-2020

Gracias a esta iniciativa, pacientes de toda la Costa da Morte podrán seguir recibiendo su tratamiento sin necesidad de desplazarse al centro.

 

Carballo, La Unidade de Condutas Adictivas (UCA, la antigua UAD, así denominada hasta hace dos años) de Carballo prepara un protocolo de dispensación domiciliaria de metadona con el objetivo de evitar que los pacientes que deban permanecer confinados en sus casas por covid-19 o por ser contactos estrechos de un positivo de coronavirus vean interrumpido su tratamiento.

Según explica el gobierno local carballés, gracias a esta iniciativa, pionera en Galicia, y a la colaboración de los centros de salud y de los concellos, pacientes de toda la Costa da Morte pueden seguir recibiendo su tratamiento con derivados opiáceos u otros psicofármacos que antes se les tenían que dispensar en la propia UCA, situada al lado del centro de salud.

Tras una experiencia piloto en Carballo, en la que colaboraron tanto la Concellería de Sanidade como Protección Civil, el pasado septiembre se inició una ronda de contactos con el personal técnico y los responsables políticos de los servicios sociales de 14 concellos más de la zona (área de influencia de la UCA) para pedir su colaboración y establecer las pautas de funcionamiento del protocolo.

Según explica la directora, Lourdes Suárez, esa implicación ha sido «absoluta». Así, desde el primer momento se creó una red formada por personal de servicios sociales, Protección Civil, Policía Local y varios responsables políticos que, «cando non é posible que o faga unha persoa da familia do paciente, encárganse da recollida do tratamento no centro de saúde de referencia, e da súa entrega no domicilio», detalla el Concello carballés.

Salvo que la situación sanitaria no lo recomiende, el usuario recibe el tratamiento correspondiente a todo el confinamiento. La UCA, en coordinación con el personal médico de atención primaria, hace un seguimiento de la evolución de cada usuario mientras permanece aislado en casa.

La UCA ha sido uno de los servicios esenciales, siempre en activo durante el estado de alarma. Ya tenía material de protección sanitaria adquirido desde antes de declaración, por lo que fue posible trabajar con relativa normalidad desde el primer momento. «A unidade sempre estivo aberta, traballamos todos os profesionais, nalgúns momentos por quendas, pero os pacientes foron atendidos en todo momento», explica Lourdes Suárez.

El consumo de cocaína, la ludomanía y la dependencia alcohólica destacan entre los nuevos pacientes, que son derivados por los médicos de cabecera y unidades de salud mental.

Fuente: La Voz de Galicia

UNAD reclama al Fondo Social Europeo Plus recursos para las adicciones

Entrada anterior

Dificultades en el tratamiento del juego online: recomendaciones de profesionales y personas atendidas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad