OpinionesPortada

OPINION: Peer work by a boomer. El trabajo entre iguales en contextos de ocio nocturno, por Víctor Galán

OPINION: 09.09.2022

Hay que reconocer las aportaciones que se han hecho desde la reducción de riesgos en drogas a las intervenciones educativas en la propia fiesta.  Metodologías como la comunicación directa con party goers , el drug checking  o la interacción lúdica con finalidad informativa son bien acogidas por el público diana, aunque no son generalizadas y se vienen celebrando por parte de personas voluntarias en muchos casos. Estas intervenciones no están enfocadas a la mejora del civismo pero sí, a la modificación de pautas y usos problemáticos de drogas que a la par, tienen que ver con la convivencia, aunque el uso de drogas o la sexualidad sana, contribuyen y encajan bien con las dinámicas de la noche segura.[2]

Voy a desarrollar el concepto de trabajo entre iguales, en el ámbito de la prevención de riesgos en el ocio nocturno. Para entender la metodología, sus vicios y virtudes así como dar a conocer grupos activos a nivel nacional e internacional.

La educación entre iguales

Consiste en una metodología técnica que promueve la colaboración y el trabajo en equipo para adquirir conocimientos. En efecto, son los jóvenes los que, a partir de un concepto y una información diferente, deben responder a un problema sin la intervención de una persona adulta o de un educador@. Su aplicación está basada en la relación de aprendizaje que se establece entre dos o más jóvenes adultos con habilidades y competencias similares, cuyo objetivo común es la adquisición, desarrollo y transferencia de conocimiento compartido.

La interacción directa entre los usuarios de la fiesta promueve el aprendizaje activo; enseñar a otros refuerza el aprendizaje propio y los usuarios se sienten más cómodos y abiertos cuando interactúan con pares y éstos comparten un discurso similar, facilitando el entendimiento. 

Una puya a la prevención que venimos haciendo y al peer work

Muchísimos mensajes que se lanzan desde la prevención de drogodependencias, se basan en el individualismo, como si las decisiones fueran meditadas individualmente y tenemos evidencias de que la mayoría de decisiones son grupales. En ellas interviene la sustancia, el contexto, los efectos, pero también los deseos y el grupo de iguales. [3] Por tanto, el “tu decide o el tú eliges o el piensa por ti mismo o el simplemente di no” etc., flaquean porqué los mensajes habría que dirigirlos al grupo y no al individuo, sobretodo cuando más joven es el destinatario de la prevención y cuando se trata  de primeros consumos sin experiencia. A menudo el joven que tiene menos límites y conocimiento real marca la pauta y el ritmo, cosa que choca con el uso razonable y seguro de drogas. Como ejemplos de mensajes dirigidos a los grupos sería mejor utilizar mensajes tipo “cuida a tus colega, quítale las llaves, que el más tranquilo del grupo lleve las drogas…”

Sobre el peer work, la presencia de malos líderes supone un claro despropósito para la totalidad del grupo. Una persona establecida dentro de un grupo bajo el rol de líder ha de ser una persona con unas dotes naturales de liderazgo, empatía, ambición y debe saber hacer las cosas. Se da lugar a una clara desventaja cuando la persona que se hace llamar “líder” no es más que un tirano, es decir, una persona que pretende que los demás le sigan el ritmo  sin importarle lo que suponga esto para la dinámica grupal. Muchas veces quien cree saber todo sabe menos.

El panorama europeo y más allá

En muchas ciudades de toda Europa han emergido grupos y proyectos que llevan años trabajando para intervenir en el ámbito de la prevención y la reducción de riesgos en el ocio nocturno y promover de este modo un consumo y una fiesta más seguros acompañado de buenas prácticas. La intervención en prevención y reducción de riesgos en la noche puede ser abordada con distintas metodologías y prácticas y puede trabajar focalizando diferentes temas, como por ejemplo los abusos en consumo de sustancias, prácticas sexuales saludables, etc. Cada grupo y programa ejecuta su actuación de forma diferente a la de los demás, por tanto es difícil encontrar unas pautas de intervención reguladas con las que saber cuál es la situación exacta de la intervención en el ocio nocturno en Europa.  Aquí hay una relación de algunos de los grupos de intervención de los distintos programas de intervención en la noche como de los grupos de peers y proyectos dentro de las sociedades europeas e internacionales, que a menudo trabajan conjuntamente con organizaciones y proyectos más grandes. https://drogues.gencat.cat/en/professionals/projectes_internacionals/newnet/.

Conclusiones y reflexiones

La postura oficial no resulta creíble para muchos consumidores recreativos de drogas pero el uso con objetivo recreativo de drogas comporta una serie de riesgos que son evitables, minimizables, sin necesidad de abandonar el consumo.  Por tanto cobra todo el sentido seguir estando presentes en los espacios donde los consumos se producen, y es clave entender bien el contexto y la cultura que rodea al consumo, por tanto el trabajo entre iguales garantiza este acercamiento y comprensión del contexto. Compartir códigos culturales es uno de los fuertes de este acercamiento pero no basta con la voluntariedad, cabe cierta especialización y sobre todo formación específica y especializada para intervenir.

El trabajo por sí solo de los peers no tiene efectividad, debe englobarse en una estrategia integral. Pueden ser voluntarias pero hay que reconocerles una papel profesional o remunerarse, como mínimo que no se gasten dinero y a ser posible se remunere su labor. Garantizar su seguridad y la calidad de la intervención.

Aunque el trabajo en red con las administraciones públicas es imprescindible, pero, si el grupo de iguales o el proyecto se identifica demasiado con organismos oficiales pierden credibilidad hacia los destinatarios y desmotivación en los propios peers. Como se trabaja de noche, no basta con contratar un servicio de peers, hay que valorar el trabajo e incluirlos en el pre i post preparación de las fiestas. El peer debe estar formado por la organización, también para modular su consumo, si es que lo tiene, y sobre todo conocer la cultura de la fiesta y el colectivo con el que se interviene siempre desde el reconocimiento y el respeto. Respeto con información objetiva, útil, honesta, veraz y adaptada a la necesidad de quien tenemos delante.

Mucha atención a personas que han tenido problemas con las drogas, este tipo de intervenciones nocturnas no son para nada aconsejadas para ellas. Incorporar a los consumidores en los programas dirigidos a estas personas es la idea, pero que consuman poco o menos. Y si consumen más que sea menos y si es nada que sea poco, si fuere. Y siempre fuera del horario de atención al usuarioa.

El trabajo entre iguales no tiene aún una alta evidencia de efectividad, como por ejemplo sí las medidas ambientales, el precio de las drogas, los horarios etc…pero son altamente valorados por los destinatarios, reconocidos y aceptados en los espacios de fiesta y por muchos promotores, cosa que no pasa siempre con los mensajes de algunos profesionales sociosanitarios, por tanto hacen de puente entre la noche y el día, entre la diversión y la motivación para cambiar, si se quiere, ciertos hábitos no deseados.

En base a mi experiencia, conozco bien los proyectos que intervienen en ocio nocturno dando pautas menos arriesgadas de consumo, analizando drogas o dando información útil para personas que ya han decidido consumir. (Pautas consumo no problemático, Drug Checking Counseling.. Alcoholímetros. Incidentes (prevención de violencias, intoxicaciones..)

Uno de los aspectos que se han ido  incorporado son la prevención de ITS o la promoción de la salud sexual, tomando todo el sentido en el contexto ocio nocturno, pues ligar es una de las motivaciones de participar en él. La incorporación no siempre es plena, pues alguien altamente especializado en gestión de placeres en el tema del consumo no tiene porqué estarlo en el ámbito de la sexualidad.

La perspectiva de género debe aplicarse de manera transversal a este tipo de recursos.   El contexto de ocio nocturno no es igualitario en temas de género, y en función de este se pueden sufrir mayores riesgos derivados del consumo y hay una hipersexualización de estos espacios que toman a la mujer como objeto. Dentro del contexto de ocio nocturno existen muchas prácticas excluyentes que reflejan una visión sexista, machista y homófoba.  Algunos grupos ya trabajan para intervenir en aspectos de igualdad de género en la noche. Me surge una reflexión práctica, uno de los retos del presente es reflexionar sobre cómo casan los programas de atención a las violencias sexuales con los programas de gestión de riesgos y placeres en sexualidad o drogas. Es decir, si se puede plantear como una intervención conjunta o bien cabe diferenciar los espacios y el perfil de los y las personas que colaboran en este tipo de programas.

A modo de reflexión final , las intervenciones educativas en ocio nocturno se suelen realizar más en el sector público que en el privado. El nivel de motivación es mayor por parte de administraciones sensibilizadas y competentes en materia de salud pública que en el ámbito privado o profesionalizado del ocio. Ahora que se cumplen 25 años de las primeras intervenciones de reducción de riesgos y noche en España, creo que tiene  mucho sentido repensar metodologías y estrategias de acercamiento a los consumidores que sigan siendo útiles a estos y sobretodo que se vean atractivas por parte de los promotores y el sector profesional del ocio nocturno. En tanto que esta complicidad es clave para el reconocimiento de esta manera de incidir en los consumos recreativos.

[1]    A peer worker provides emotional and social support to others with whom they share a common experience. They focus on building a mutual relationship that fosters hope and optimism.

[2]     Retos y oportunidades de futuro.

[3]   El consum de substàncies forma part d’un  assemblatge  de combinacions diverses de elements:

(Spora, 2011)

 

Fuentes consultadas

Técnico en drogas. Educador Social y Antropólogo. Formado como voluntario y profesional del Proyecto Energy Control de www.abd.ong. Con experiencia como tallerista, educador en medio abierto, desarrollo de planes locales de drogodependencias y adicciones comportamentales. Gestión de placeres y riesgos. Colaborador de administraciones en prevención y promoción de la salud. Más info en LinkedIn VÍCTOR GALÁN AMADOR. Soy de Barcelona pero actualmente vivo en un pequeño pueblo de Portugal, fronterizo con Extremadura, estoy en un año sabático pero abierto a retomar actividad profesional. Contacto galan.amador@gmail.com
Comparte esto:

2022 CONFERENCE EUROPEAN FEDERATION OF THERAPEUTIC COMMUNITIES 

Entrada anterior

El Parlamento gallego admite a trámite la PNL del Partido Popular sobre la colaboración de la Xunta con asociaciones dedicadas a los “problemas de ludopatía”

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Opiniones

Patrocinan

VIEIRO FORMA PARTE DE

Canales de comunicación

Calendario

octubre 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Necesitas información?
Ir al contenido