ActualidadPortada

Por qué deberías evitar el alcohol después de recibir la vacuna contra el coronavirus

0
Beber alcohol después de recibir una vacuna contra el coronavirus puede mitigar significativamente la respuesta inmune. FOTO: COTTONBRO / PEXELS

NOTICIAS: 13-12-2020

Abstinencia de 3 días; el alcohol podría hacer que la vacuna (no solo la rusa) sea ineficaz asegura experto.

EE.UU., Evitar el alcohol no solo es una recomendación para quienes reciben la vacuna rusa contra el coronavirus, se aplica para todas las vacunas covid-19 según algunos científicos. Pero la abstención no sería necesaria estrictamente por varias semanas como las recomendaciones lanzadas por autoridades en Rusia.

Beber alcohol después de recibir una vacuna contra el coronavirus puede mitigar significativamente la respuesta inmune y potencialmente hacer que la vacuna sea ineficaz, señala el destacado científico Alexander Gintsburg a New Scientist.

Abstención por tres días

Gintsburg es jefe del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología en Moscú, que está desarrollando la vacuna Sputnik V, expresa que “es muy recomendable abstenerse de alcohol durante tres días después de cada inyección”.

El científico ruso afirma que es importante entender que el consumo excesivo de alcohol puede reducir la efectividad de la vacunación o incluso hacer que no tenga sentido. Apunta que esto no aplica no solo para Sputnik V, sino también para cualquier otra vacuna.

Al momento, Pfizer no ha hecho ninguna advertencia sobre el consumo de alcohol asociado con la vacuna que ha desarrollado con BioNTech. AstraZeneca no respondió a New Scientist la solicitud de información sobre alcohol y vacunación.

El alcohol es inmunosupresor

El consumo no moderado de alcohol puede alterar el sistema inmunológico a corto plazo. Estudios anteriores a la pandemia por COVID-19 demuestran que entre dos horas y cinco horas después de tomar entre 4 y 5 bebidas, los sistemas inmunes se vuelven menos activos que cuando estás sobrio.

El consumo excesivo de alcohol se asocia con una menor frecuencia de linfocitos y un mayor riesgo de infecciones bacterianas y virales, refiere un análisis de la University of California-Riverside.

El exceso de alcohol es un inmunosupresor, por lo que las personas que beben mucho son más susceptibles a las infecciones dice la inmunóloga Eleanor Riley de la Universidad de Edimburgo, Reino Unido.

Mayo Clinic señala que beber demasiado alcohol en una sola ocasión o con el tiempo puede ocasionar un sistema inmunológico debilitado. “El consumo excesivo de alcohol puede dificultar que su cuerpo resista las enfermedades, lo que aumenta el riesgo de contraer diversas enfermedades, especialmente neumonía”.

“No hay duda de que el exceso de alcohol crónico tiene un impacto significativo en muchos aspectos de la inmunidad aunque no está claro es si una pequeña cantidad tendría un efecto significativoDistintos países podrían terminar dando orientaciones diferentes”, dice a Paul Klenerman de la Universidad de Oxford a New Scientist.

Quizá quieras ser precavido y evitar el alcohol después de recibir la vacuna contra COVID-19, como sigiere el jefe del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología en Moscú.

Te puede interesar:

Fuente: El Diario de Nueva York

Correr puede ayudar a superar una adicción

Entrada anterior

Los ingleses son los que más vapean

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad