ActualidadPortada

Un estudio confirma la eficacia de un anticuerpo para reducir la letalidad de la heroína

NOTICIAS: 29.10.2022

Un anticuerpo monoclonal dirigido a la heroína es eficaz para bloquear los efectos psicoactivos y letales de esta droga de abuso en ratones, lo que ofrece una nueva estrategia para el tratamiento de la adicción a la heroína y las sobredosis, según un nuevo estudio del Scripps Research Institute (Estados Unidos).

 

 

MADRID. En el estudio, publicado en la revista científica ‘ACS Central Science’, los investigadores aislaron varias variantes distintas (o «clones») de anticuerpos que se unen fuertemente a la heroína y sus principales metabolitos.

Descubrieron que uno de estos anticuerpos monoclonales era notablemente eficaz a la hora de bloquear el efecto analgésico de la heroína, así como su efecto en la ralentización de la respiración y el ritmo cardíaco, la causa de las muertes por sobredosis.

Los resultados también sugirieron que la heroína en sí es el mejor objetivo para este tipo de terapias, mientras que los investigadores en el pasado se han dirigido a los dos principales metabolitos de la heroína, la morfina y la 6-acetilmorfina.

El uso de anticuerpos monoclonales suele denominarse estrategia de vacunación pasiva. Las vacunas activas contra la heroína, que utilizan proteínas inmunoestimulantes que imitan a la heroína o a sus metabolitos para provocar los propios anticuerpos del paciente, no han sido hasta ahora lo suficientemente eficaces para los ensayos clínicos.

«Nuestros hallazgos sugieren que una terapia basada en anticuerpos monoclonales será más eficaz que una vacuna y debería dirigirse a la propia heroína en lugar de a sus metabolitos psicoactivos», ha comentado el autor principal del estudio, el doctor Kim Janda.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) han calculado que en 2021 se produjeron aproximadamente 108.000 muertes por sobredosis de drogas en el país, lo que supone un aumento de casi el 15 por ciento respecto a la cifra de 2020.

La gran mayoría de estas muertes se produjeron con opioides como la heroína y el fentanilo. Los tratamientos actuales, que incluyen el fármaco de molécula pequeña naloxona, están lejos de ser completamente eficaces, y la recaída en el consumo de heroína después del tratamiento es común.

En el nuevo estudio, Janda y su equipo inocularon a ratones su molécula patentada que imita a la heroína y que puede provocar respuestas de anticuerpos a la heroína, la 6-acetilmorfina y la morfina.

Esto les permitió seleccionar cuatro clones de anticuerpos distintos por su capacidad superior para unirse a la heroína o a uno de los metabolitos, y descubrieron que uno de ellos superaba claramente al resto.

Este anticuerpo, el 11D12, no sólo podía bloquear los efectos analgésicos de la heroína, sino que también protegía a los ratones de una sobredosis de heroína que, de otro modo, sería letal, y lo hacía con un grado de potencia muy alto, comparable al que se necesitaría en el uso clínico humano.

Una sola dosis de 11D12 también circuló y permaneció activa en los ratones durante semanas, mientras que los tratamientos farmacológicos tradicionales suelen desaparecer del organismo en cuestión de horas. Esa mayor persistencia puede dar a los tratamientos con anticuerpos una ventaja sustancial cuando el cumplimiento del paciente es un problema, como suele ocurrir en el tratamiento de la adicción.

Janda afirma que fue inesperado que el 11D12 funcionara tan bien, ya que, a diferencia de los otros tres anticuerpos que el equipo evaluó, tiene su mayor afinidad de unión con la propia molécula de la heroína. Durante décadas, los científicos han creído que la morfina y la 6-acetilmorfina (en la que la heroína es convertida rápidamente por las enzimas de la sangre) eran los mejores objetivos.

«Nuestro informe reorientará la investigación en una dirección en la que se podrán realizar ensayos clínicos con éxito», afirma el responsable del estudio. Él y su equipo esperan ahora avanzar en su enfoque de anticuerpos monoclonales contra la heroína creando, y luego probando, una versión de anticuerpo humano del anticuerpo de ratón 11D12.

El equipo también ha estado desarrollando, en paralelo a sus esfuerzos contra la heroína, un anticuerpo monoclonal humano que neutraliza los opioides sintéticos fentanilo, carfentanilo y compuestos estrechamente relacionados. Este anticuerpo se ha fabricado en una planta de producción biofarmacéutica y está listo para los ensayos clínicos.

Comparte esto:

El cannabis en Alemania

Entrada anterior

UNAD Y VIEIRO pide la eliminación total de la publicidad de las casas de apuestas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad