Otros

Consumo de drogas y su relación con el sexo: Escuchando las voces de un grupo de hombres gais y bisexuales de la ciudad de Barcelona que practican ChemSex

0

2 julio, 2020 |

En los últimos años se ha venido observando un incremento en el consumo de drogas entre hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH), particularmente relacionado con fines sexuales, práctica conocida como ChemSex. El ChemSex es el uso intencionado de drogas para tener relaciones sexuales por un período largo de tiempo (que puede durar varias horas hasta varios días). En España, no se dispone de información específica sobre el ChemSex.

Este estudio financiado por Subdirección General de Drogodependencias y del Departamento de Economía y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña, buscó describir y comprender los usos, patrones, motivos, riesgos, cuidados y significados del consumo de drogas para tener sexo entre hombres gais, bisexuales y otros HSH de la ciudad de Barcelona.

Esta investigación utilizó una metodología cualitativa. Fueron 26 hombres seleccionados a través de distintas fuentes que participaron en entrevistas individuales. Las entrevistas se realizaron entre noviembre del 2015 y marzo del 2016 y el enfoque de la Teoría Fundamentada fue utilizado para analizar los datos.

Algunos de los principales hallazgos fueron:

Inicio del consumo

La mitad de los entrevistados indicó que comenzó a consumir antes de los 21 años de edad. Los primeros consumos de droga fueron no buscados. La mayoría de ellos afirmó que su primer consumo de drogas ocurrió en espacios ligados al “mundo de la noche” gay.

Patrón de consumo

Todos los entrevistados fueron consumían 2 o más drogas. Las drogas que más consumen fueron: tina, cocaína, éxtasis y GHB. Además, varios de ellos mencionaron utilizar medicamentos sin prescripción médica (por lo general, ansiolíticos) para poder conciliar el sueño después del consumo. La mitad de los entrevistados mencionó que: suele consumir drogas con una frecuencia mensual de cuatro veces o más, la última vez que consumió drogas había sido entre 1 y 4 días previos al día de la entrevista, y suele gastar 200 euros o más al mes en comprar drogas.

Las drogas y el sexo

Las drogas más frecuentes para tener sexo fueron: GHB, cocaína, éxtasis/silver, tina y ketamina. Sin embargo, mencionaron que para hacer ChemSex se puede utilizar cualquier droga que estuviera disponible. El uso de viagra o medicamentos similares suele estar también muy presente cuando se hace ChemSex.

Motivos para hacer ChemSex

Los motivos para consumir drogas con fines sexuales fueron diversos, y se podían dar varios motivos a la vez: intensificar o potenciar el placer; desinhibirse sexualmente; facilitar ciertas prácticas sexuales que de otra forma podrían ser incomodas o dolorosas; aguantar físicamente más tiempo; mejorar la performance sexual; buscar momentos de intimidad emocional; construir un clima de “buen rollo” con otros; facilitar la confianza personal para contactar y relacionarse con otros hombres en un contexto sexual; y, acceder a espacios estimulantes sexualmente y a las drogas

A partir de los resultados obtenidos, el estudio incluye una lista de recomendaciones a nivel general, a nivel de administración pública y a nivel de las organizaciones de base comunitaria.

Acceder al informe completo aquí

Autoría científica:

Percy Fernández-Dávila

Fuente: Stop Sida

Investigadores descubren que el sistema inmune participa en las alteraciones cerebrales que provocan el abuso al alcohol

Entrada anterior

Nace el observatorio de alerta sobre el estigma hacia las persones que usan alcohol y/o drogas

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Otros