ActualidadPortada

Francisco Alonso. Adiós a una eminencia de la psiquiatría

0
Francisco Alonso, en su casa de Madrid, en 2017. MODEM PRESS

06.07.2020 | NOTICIAS
El ovetense Francisco Alonso, catedrático emérito de la Complutense, era un erudito especializado en depresión y drogadicción

El psiquiatra Francisco Alonso Fernández (Oviedo, 1924) atravesó la infancia y la adolescencia con el estigma de ser hijo de republicano y masón, con un padre que había hecho fortuna en Cuba y que tras la Guerra vivía de cárcel en cárcel o escondido. Él se desquitó en la edad adulta, con sus éxitos personales y profesionales. Catedrático de Psiquiatría en las universidades de Sevilla y la Complutense, en Madrid, autor de más de medio centenar de libros, miembro de academias y laureado por decenas de instituciones de todo el mundo, echaba de menos el reconocimiento de su ciudad. En estos primeros días de julio acaba de perder la última batalla en la guerra que llevaba librando contra una larga enfermedad.

El ovetense Francisco Alonso Fernández falleció con 96 años. Había enviudado hacía unos años, una pérdida que le provocó mucho dolor, y deja tres hijas que han seguido sus pasos en la medicina y la psicología. Académico de la Real Academia de Medicina, catedrático emérito de Psiquiatría en la Universidad Complutense, era uno de los especialistas de más prestigio en el tratamiento de la depresión y las drogodependencias. Una eminencia que también cultivó la rama erudita en sus monografías de psicohistoria, interesándose por personajes como Santa Teresa de Jesús, Ramón y Cajal, Don Quijote, los Austrias o Goya.

Fue académico de la Real Academia Nacional de Medicina de Madrid y de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de cuya sección VI fue director.

Había nacido en Oviedo en febrero de 1924. Hijo de Crisanto Alonso, masón y represaliado republicano tras la Guerra Civil, viajó a Madrid. En condiciones económicas muy adversas, mientras convivía en una pensión con su padre, excarcelado y bajo una identidad falsa, cursó la carrera de Medicina en la Universidad madrileña. Por sus dotes para el estudio y su memoria fuera de lo común, llamó la atención del catedrático de Psiquiatría Juan José López Ibor, del que sería discípulo predilecto, y lo integraría en su cátedra nada más terminar su carrera, que Alonso Fernández completaría en las universidades de Viena y Zúrich, centros propulsores entonces de la Psiquiatría mundial. Sus estudios le llevarían a adscribirse a la corriente de la Psiquiatría fenomenológica vigente en la academia austro-alemana.

Su primer destino, conseguido por oposición en 1949, fue como médico jefe de Psiquiatría e Higiene Mental del Instituto Provincial de Sanidad de A Coruña. Antes, se había iniciado en la práctica de la profesión haciendo guardias en La Cadellada, donde coincidió con José Fernández y Pedro Quirós. En 1953, obtuvo su habilitación por su experiencia profesional, y en 1970 obtuvo la cátedra de Psiquiatría de la Universidad de Sevilla. Desde 1977 ocupó el cargo de catedrático jefe del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica en la Universidad Complutense de Madrid y desde 1990, era catedrático emérito en el mismo departamento.

Fuente: La Nueva España

El humo del tabaco también daña la salud mental

Entrada anterior

El humo del tabaco agrava el riesgo del Covid-19

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad