ActualidadPortada

Málaga pide a sus jóvenes que ‘pasen’ de la cachimba

0
Cartel de la campaña municipal contra el hábito de fumar en cachimba. E. Press

25/08/2020 NOTICIAS

El ayuntamiento lanza una campaña para concienciar a juventud malagueña de los efectos negativos de fumar de esa manera

Europa Press 

El concejal de Educación, Juventud y Fomento del Empleo del Ayuntamiento de Málaga, Luis Verde, ha presentado este lunes la campaña de prevención ‘No te enganches, pasa de la cachimba’ para concienciar de lo perjudicial que resulta fumar en cachimba o shisha, dado los últimos datos sobre el aumento de esta práctica entre los más jóvenes.

Verde ha explicado que «esta acción, que va dirigida a adolescentes, jóvenes y padres y madres, tiene como objetivo principal hacerles ver que fumar cachimba es igual o más perjudicial para la salud que el consumo de tabaco, ya que su uso durante una hora equivale a fumar 20 cigarrillos, además de que se absorbe gran cantidad de nicotina por lo que la dependencia se establece con mayor».

«Con esta acción el Ayuntamiento pretende lanzar un mensaje contundente de que el consumo de cachimba puede provocar incluso la muerte, contenga o no nicotina«, ha agregado.

En este sentido, la Agrupación de desarrollo de adicciones a la que pertenece el Ayuntamiento, a través del área de Derechos Sociales, y las entidades que trabajan en la materia, advierten de que al fumar cachimba el humo que se respira no es vapor de agua sino que contiene partículas de tabaco y carbón; es decir, contiene nicotina y otros compuestos adictivos difíciles de conocer por el insuficiente etiquetado que frecuentemente presenta el tabaco utilizado para cachimba.

Las acciones que forman parte de esta campaña impulsada por el área de Juventud vienen a reforzar a la última realizada por la agrupación de desarrollo de adicciones ‘¿Quién consume a quién?’, donde se incidía que a pesar de lo que pueda creerse, usar cachimba no es más sano que fumar tabaco convencional y entre las consecuencias de hacerlo están perjuicios para el corazón, disminución de la capacidad física, aumento del riesgo de padecer enfermedad cardiovascular y duplicar el riesgo de padecer cáncer.

Por sus efectos perjudiciales, y con el objetivo de impedir el consumo de tabaco mediante cachimba, existe normativa al respecto, Ley 28/2005 de 26 de diciembre (modificada por la Ley 42/2010 de 30 de diciembre) de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro y el consumo y la publicidad del tabaco, que regula el uso y consumo de las mismas en las que se establecen multas desde los 601 hasta los 10.000 euros.

Con la entrada en vigor del estado de alarma, debido a la pandemia de la COVID-19, se establecieron nuevas medidas con el fin de garantizar que su consumo, al implicar manipulación directa, tenga una higienización correcta de cara a los sucesivos clientes, y se estable la prohibición de uso, compartido o individual, por suponer un riesgo en la transmisión del virus, sin olvidar, además de otros riesgos de transmisión de infecciones respiratorias y hepatitis por el uso compartido de boquillas y mangueras.

Por ello, esta campaña de concienciación, además de centrarse en los efectos nocivos sobre la salud, recuerda, a través de los distintos soportes, que el uso de estos elementos hace aumentar de forma considerable el riesgo de transmisión de COVID-19 aunque se utilicen varias boquillas y que actualmente su consumo está prohibido en los establecimientos de Andalucía a través de la orden del pasado 29 de julio, la cual determina que no se permite el uso de dispositivos de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados en los locales de entretenimiento, ocio, hostelería y restauración, discotecas y en cualquier otro tipo de establecimiento abierto al público.

De igual modo, desde el pasado 16 de agosto está prohibido fumar en la vía pública o espacios al aire libre cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de al menos 2 metros, en dicha orden queda incluidos expresamente cigarrillos electrónicos o vapeo (cachimbas). El incumplimiento de esta prohibición conlleva multas desde los 100 hasta los 3.000 euros.

La aplicación de la normativa existente, en lo que va de año 2020, la Policía Local de Málaga ha interpuesto un total de 100 denuncias por consumo y uso indebido de cachimbas.

Por otro lado, han recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que «el aparato de ‘pipa de agua’, incluidas la manguera y la cámara, en sí mismo puede proporcionar un entorno que promueva la supervivencia de los microorganismos y está asociado con un mayor riesgo de transmisión de agentes infecciosos».

Así, la campaña a través de un lenguaje cercano y coloquial, adaptado al público objetivo al que va dirigido, consta de video e imagen que han sido adaptados para su difusión a través de distintos soportes (mupis, cartelería y pantallas digitales en el interior de los autobuses de la EMT, tótems interactivos, relojes digitales, pantalla de El Corte Inglés y cartelería en los centros de educación secundaria) y redes sociales.

Fuente: La Opinión de Málaga

El consumo de alcohol aumenta en un 70 % los fines de semana

Entrada anterior

Uno de cada tres conductores gallegos muertos en accidente supera la tasa de alcohol permitida

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad