ActualidadPortada

El alcohol, las drogas y la violencia machista, tras el preocupante aumento de altercados y peleas

NOTICIAS: 04.06.2022

Los delitos de lesiones y las riñas tumultuarias crecieron hasta un 700% en Pontevedra durante el primer trimestre del año

 

ALBA GARCÍA / VÍCTOR MÉNDEZ

GALICIA. Los responsables de la seguridad ciudadana en la ciudad y en la provincia tienen en sus manos una patata caliente. La salida de facto de la pandemia ha llevado a jóvenes (y no tan jóvenes) a intentar recuperar el tiempo perdido, lo que desemboca en consumos excesivos de alcohol y otras drogas en busca de sensaciones que mantuvieron reprimidas por obligación durante los largos meses de restricciones. Así, tras dos años en los que solo se hablaba de la criminalidad informática como preocupación cada vez que se analizaba la criminalidad (algo que realiza de forma trimestral el Ministerio de Interior), el último balance conocido esta semana muestra elementos «preocupantes», según palabras de la propia subdelegada del Gobierno, Maica Larriba.

Entre los indicadores más destacados se encuentra el que Interior denomina «delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria«. Es el apartado en el que se circunscriben los hechos que afectan a la integridad física personal, que han crecido de forma clara en el primer trimestre de 2022 en relación con el mismo período de 2021, no solo en la ciudad de Pontevedra, sino también en la provincia, en Galicia y en el global del territorio nacional.

Los expertos auguran que el final de la pandemia provocará un «verano complicado» en las zonas del ocio nocturno

LOS ALTERCADOS

La ciudad del Lérez experimentó un crecimiento de un 700 por ciento en el mencionado indicador, si bien esa cifra debe analizarse con cuidado: se pasó de un solo caso registrado en el año 2021 a ocho acumulados en 2022. Sobre ello, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tienen varias lecturas. La primera tiene que ver con el exceso de consumo de sustancias de abuso, especialmente alcohol, pero también otras drogas, que se dan especialmente entre la población joven que ha vuelto a reunirse tras las restricciones. Al respecto, la Policía Nacional explica que se produjo un repunte en las peleas en el primer trimestre del año (justo cuando se realizó el presente análisis estadístico), pero matiza que en el momento actual, ese repunte se ha moderado. En la misma línea se hayan los hosteleros, que reconocieron problemas puntuales con algunas personas en ese período. No hay más que recordar los altercados que tuvieron que sufrir los empleados y los clientes de la discoteca La Luna, bien resueltos por su gerencia en su momento.

La Policía Local, por su parte, tuvo que hacer frente a un grupo de jóvenes, menores de edad, que acudían a la zona del botellódromo en busca de conflictos, al tiempo que cometían pequeños hurtos. La presencia de los agentes sirvió para reducir esos episodios que, ahora mismo, no existen, pues el Recinto Ferial ya no atrae a los adolescentes: se han trasladado a la zona monumental, en su gran mayoría, después de que concluyese la campaña dinamizadora de ese enclave, conciertos mediante, impulsada por el Concello.

La tercera pata que preocupa, y mucho, a las autoridades, es la violencia machista, que sigue muy presente en la sociedad y que aflora en edades tempranas. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se reparten las tareas de vigilancia, pero tienen trabajo, y mucho. La salida de la pandemia ha causado incrementos en los hechos denunciados en los últimos meses.

¿QUÉ OCURRIRÁ AHORA?

Los expertos apuntan a un escenario de cierta calma en estos momentos. La Policía Nacional señala que en semanas recientes se aprecian conflictos repetidos «en el ámbito familiar», no tanto en zonas de ocio, en los que se ven envueltos jóvenes, pero también personas de edad. Sin embargo, el foco de las autoridades y de los expertos está puesto en los meses de verano. La Junta Local de Seguridad de Sanxenxo celebrada esta semana sirvió para conocer los planes de la Subdelegación, que contemplan un gran incremento de recursos humanos para controlar los posibles altercados. Se espera una afluencia de personas histórica en las Rías Baixas, y las aglomeraciones unidas al ya citado consumo abusivo de sustancias deviene en problemas de seguridad ciudadana. Habrá más policías y guardias civiles que nunca.

OTROS DELITOS

Además del incremento de las peleas, que en la provincia y en Galicia oscila en torno a un 30 por ciento y en España roza el 60, la ciudad del Lérez tiene otros elementos que llevan a la Policía a estrechar la vigilancia. El aumento más preocupante es el de los hurtos, que subieron en un 62,5 por ciento, pasando de 88 a 143 con respecto al mismo período del año anterior. Son delitos «de baja intensidad», pero su presencia causa alarma social.

Otros delitos que crecieron claramente en el término municipal de Pontevedra son los robos en establecimientos y domicilios, que se alcanzaron más del triple que en 2021: de ocho a 27.

Atendiendo a la media de todos los delitos en la ciudad del Lérez, se aprecia un aumento del 19 por ciento que en esta ocasión no tiene por locomotora a los delitos cometidos a través de Internet, sino a modalidades «clásicas» que han vuelto. «Se espera un verano complicado». Palabra del jefe de la Policía Local, José Duarte.

 

Fuente

 

Comparte esto:

Ocho cambios que experimenta tu cuerpo cuando dejas de fumar

Entrada anterior

Canadá despenaliza la posesión de cocaína, heroína y otras drogas en una de sus provincias

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad