ActualidadPortada

El consumo de alcohol se asocia con más de 740.000 nuevos casos de cáncer en 2020

0
KIKE RINCÓN EUROPA PRESS

NOTICIAS: 14.07.2021

Un estudio publicado en “The Lancet Oncology” concluye que el 4% de los tumores puede estar asociado con la ingesta de alcohol. Y no es necesario un consumo de riesgo. De hecho, la ingesta moderada causa el 14% del total de casos causados por la ingesta de bebidas alcohól

MADRID. Un equipo internacional de investigadores vincula la ingesta de alcohol con el desarrollo de tumores. En concreto, el 4% de los casos de cáncer diagnosticados en 2020 pueden estar asociados con el consumo de alcohol, según un estudio global publicado hoy en “The Lancet Oncology”.

Los investigadores estimaron que, a tenor de lo sucedido en años anteriores, el pasado año hubo más de 6,3 millones de casos de cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, colon, recto, hígado y mama. Estos tumores tienen vínculos causales bien establecidos con la ingesta de alcohol.

A su vez, los autores utilizaron estimaciones para la ingesta de alcohol basadas en datos de producción de alcohol, datos de impuestos y ventas, encuestas y datos de consumo de alcohol de los turistas. Con estos datos, calcularon la cantidad de alcohol que bebían de media las personas al día.

Consumo moderado de alcohol y cáncer

El consumo moderado se clasificó como una ingesta de 0,1 a 20 gramos al día, el equivalente a dos bebidas alcohólicas, el consumo de riesgo si es de 20 a 60 gramos por día, es decir, entre dos y seis bebidas alcohólicas por día, y beber en exceso cuando era más de 60 gramos al alcohol al día, el equivalente a más de seis bebidas alcohólicas por día.

Para estimar el efecto del consumo de alcohol en cada tipo de cáncer, los autores utilizaron las cifras que describen el riesgo de tumor por consumo de alcohol (por cada 10 gramos de alcohol ingerido al día) en diferentes informes científicos.

Y concluyeron que los cánceres de esófago (346.400 casos), los de hígado (154.700) y mama (98.300) representaron el mayor número de casos nuevos, seguidos por los cánceres colorrectales y los de boca y garganta, vinculados a la ingesta de alcohol.

Además, el consumo arriesgado y excesivo de alcohol dieron lugar a un 39% y a un 47% de los casos nuevos de cáncer.

Sin embargo, también detectaron que el consumo moderado de alcohol era también problemático, concluyendo que es el causante del 14% (103.100 casos) del total de casos causados por la ingesta de alcohol.

Asia oriental y Europa central y oriental tuvieron las proporciones más altas de casos de cáncer que podrían asociarse con el alcohol con un 6%. En cambio, el norte de África y Asia occidental la ingesta menor de alcohol causó menos del 1% de los tumores.

Por países, las proporciones de casos de cáncer asociados con el alcohol eran más altas en Mongolia (10% de los casos) y las más bajas en Kuwait (0%). En Reino Unido el alcohol es causante de un 4% de los casos de cáncer; en EEUU, un 3%; Brasil, 4%; India, 5%; China, 6%; Alemania, 4%, y Francia, 5%.

Por género, en el caso de las mujeres, las regiones con mayor proporción de casos de cáncer atribuidos al consumo de alcohol se detectó en las regiones de Europa central y oriental, así como en Australia y Nueva Zelanda (3% de los casos). Entre los hombres, las mayores proporciones se encontraron en Asia oriental (9%) y en Europa central y oriental (8%).

“Las tendencias sugieren que aunque hay una disminución en el consumo de alcohol por persona en muchos países europeos, en algunos países asiáticos, como China e India, y en África subsahariana, está aumentado. Además, existe evidencia de que la pandemia ha aumentado los consumos”, explica Harriet Rumgay, de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) en Francia, quien añade que “nuestro estudio destaca la contribución de niveles relativamente bajos de consumo de alcohol a las tasas de cáncer, lo cual es preocupante, pero también sugiere que pequeños cambios podrían tener un impacto positivo en las tasas de cáncer futuras”.

Los expertos recuerdan en el estudio que se ha demostrado que el consumo de alcohol daña el ADN a través del aumento de la producción de sustancias químicas nocivas en el cuerpo, y que afecta a la producción de hormonas, lo que puede contribuir al desarrollo del cáncer. Además, el alcohol puede empeorar los efectos cancerígenos de otras sustancias, como el tabaco.

Por estos motivos, los autores del estudio piden una mayor concienciación pública sobre el vínculo entre el alcohol y los tumores y un aumento de las intervenciones gubernamentales para reducir su ingesta en las regiones en las que más se consume.

“Necesitamos con urgencia crear conciencia sobre el vínculo entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer entre los responsables políticos y el público en general.

Las estrategias de salud pública, como la reducción de la disponibilidad, incluir una advertencia sanitaria en el etiquetado de estos productos y prohibiciones (restricciones) a su comercialización, podrían reducir las tasas de cáncer provocado por el alcohol”, afirma Harriet Rumgay, de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) en Francia, que pone como ejemplo las medidas tomadas en Europa.

Este estudio no recibió fondos directos de ninguna entidad y fue elaborado por investigadores franceses, canadienses, nigerianos, neerlandeses, rusos y alemanes.

+ info

Comparte esto:

Casi el 50% de los muertos en accidente en 2020, positivo en alcohol o drogas

Entrada anterior

Los «influencers» de Cambre-Galicia, que median en los trastornos adictivos

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad