ActualidadHemerotecaNoticias vieiroPortada

El consumo de heroína y cocaína se dispara en la Costa da Morte

NOTICIAS: 12.06.2022

El precio de estas sustancias, unos 60 euros el gramo, estimula la dependencia y favorece la incorporación de nuevos usuarios al mercado de los estupefacientes

 

Antonio Longueira Vidal

TONI LONGUEIRA

CARBALLO / LA VOZ

 

CARBALLO/GALICIA. Ponte Rosende, Xoane, Os Pinos, Cemiterio Vello, O Monte do Carme… Carballo se ha convertido en el gran epicentro gallego de las operaciones efectuadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el tráfico de heroína. Unos dispositivos que se saldaron en los dos últimos años con un total de 11 detenidos y la aprehensión de 12 kilos, con un valor de mercado de 1,2 millones de euros.

Pero, ¿qué ha pasado con el consumo de heroína en la Costa da Morte? En la Guardia Civil han asegurado que hubo un repunte exponencial y Carballo se ha consolidado como «un punto importante de comercialización a pequeña y mediana escala, no solo de Bergantiños, sino de consumidores habituales de otras comarcas, que acuden a comprar de forma habitual a Carballo», apuntó un uniformado adscrito a la quinta compañía.

POLICONSUMO DE SUSTANCIAS

Unas versiones que coinciden plenamente con los datos facilitados por el colectivo antidroga carballés Vieiro, correspondientes al ejercicio 2021. El consumo de heroína se ha disparado desde la llegada de la denominada nueva realidad marcada por el covid-19. Según las estadísticas incluidas dentro servicio de atención jurídico-social, el 34,6% de los demandantes que acudieron a Vieiro para solicitar asesoramiento penal y administrativo aseguraron ser consumidores habituales de heroína, frente al 30,8%, que dijeron ser adictos a la cocaína. El 19,2% de las personas que pidieron ayuda jurídica reconocieron que compaginaban el consumo habitual de ambas sustancias, lo que en Vieiro se interpreta como un repunte del «policonsumo de sustancias estupefacientes».

En lo que a perfil de consumidor se refiere, hay dos tipologías de consumidor habitual en las comarcas de Bergantiños, Soneira, Fisterra y Xallas, áreas de influencia de Vieiro a nivel organizativo y de atención jurídico-social. «El adicto a la heroína es, por así decirlo, crónico, aunque se percibe un repunte importante de los que han recaído en esta sustancia», apuntó Xosé María Arán, vicepresidente de Vieiro, quien añadió: «La heroína se vincula más, por lo general, a un perfil de renta medio-bajo y a un nivel cultural y educativo también bajo».

Todo lo contrario que el consumidor de cocaína, tanto habitual como esporádico: «Lo que percibimos en Vieiro, tanto en el servicio de atención jurídico-social, como el de apoyo es el de una persona de un estrato poblacional y social más amplio. Coinciden consumidores de renta baja, pero también de elevado poder adquisitivo. Y la cocaína, a diferencia de la heroína, no se circunscribe únicamente a un perfil educativo y académico bajo. Al contrario, hay muchos demandantes de asesoramiento jurídico con un elevado nivel cultural, educativo y profesional. La cocaína no entiende de estratos sociales».

Un dato que avala esta versión lo aporta la Policía Local de Carballo. Los agentes abrieron en lo que va de año diligencias contra una veintena de conductores por circular bajo la influencia de sustancias estupefacientes, predominando el cannabis y la cocaína.

SESENTA EUROS EL GRAMO

Uno de los datos que parece estimular el consumo de drogas, en concreto, la cocaína y la heroína, son los precios que se pagan en Carballo por estas sustancias. «Un gramo de heroína o de cocaína cuesta 60 euros. Medio gramo, 30. Y un cuarto de gramo, 15 euros», apuntó un agente especializado en la lucha contra el tráfico de drogas en la capital de Bergantiños, quien confirmó la versión facilitada por Xosé María Arán: «En Carballo ya no solo hay menudeo. Hablamos de algo más importante, como lo demuestran los últimos decomisos e intervenciones realizadas».

Dos de cada diez toxicómanos empezaron con el hábito con menos de 14 años

En las estadísticas facilitadas por Vieiro hay un dato ciertamente preocupante. Cada vez se cae antes en el oscuro mundo de las drogas. Los datos de la entidad carballesa así lo confirman. El 62,6% de las personas que acudieron a la entidad a pedir ayuda en el 2021 admitieron haber coqueteado con los estupefacientes cuanto tenían entre 15 y 24 años, mientras que un 19,2% dijeron que tenían menos de 14 años cuando empezaron con el hábito.

También llama la atención que del total de usuarios que demandaron información y apoyo jurídico (350 en total) sobre sustancias y centros terapéuticos durante el 2021, un 41% eran hombres, frente a un 59% de mujeres en lo que respecta a la atención presencial, y un 21% de hombres y 79% de mujeres en lo que a consultas telefónicas se refiere.

Detrás de la cocaína y la heroína la mayor parte de las consultas de los usuarios de Vieiro guardaron relación directa con el consumo abusivo de alcohol y el uso de las nuevas tecnologías.

 

Fuente: La Voz de Galicia

 

Comparte esto:

25.000 menores gallegos están en riesgo de convertirse en ludópatas

Entrada anterior

XVIII CURSO POSTCAAP 2022. RESUMEN CRÍTICO DEL 175 CONGRESO DE LA AMERICAN PSYCHIATRIC

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad