ActualidadPortada

Esto es lo que sucede en tu organismo cuando mezclas cafeína y alcohol

Pexels

NOTICIAS: 03.04.2022

La combinación de estas dos sustancias puede aumentar el riesgo de deshdratacióni y afectar a la salud intestinal entre otros

Las razones por las que debes dejar de consumir bebidas energéticas

MADRID. Las bebidas alcohólicas combinadas con cafeína se popularizaron hace ya unas cuantas décadas. Un Espresso Martini, un cremoso café irlandés o un White Russian son algunas de las combinaciones creados por los amantes de la coctelería que incluyen estas dos sustancias. Aunque pueda parecer que hayan nacido para tomarse juntos, esta mezcla puede suponer serios problemas en nuestro organismo, sobretodo si no se consume con moderación.

1. Mezclar cafeína y alcohol puede hacerte sentir menos borracho

La cafeína enmascara los efectos depresivos del alcohol, crea la falsa ilusión de sobriedad, aumenta la sensación de  alerta lo que conlleva a un incremento del consumo de alcohol. Según un estudio realizado por alumnos de secundaria de Michigan, aquellos que beben en exceso tienen más probabilidades de combinar alcohol con bebidas energéticas en relación a los que lo hacían con moderación, el 49% frente al 18.2%.

2. Mezclar cafeína y alcohol puede causar gran deshidratación

Ambas sustancias provocan deshidratación y, la combinación puede ser letal. Es importante saber que cuando alguien bebe mucho líquido mientras consume alcohol, como por ejemplo quién bebe mucha cerveza, gran parte de ese líquido se elimina rápidamente por la orina. Esto no únicamente significa más viajes al lavabo sino que además, el hígado y los riñones trabajan el doble. Como consecuencia se perderá más líquido a través del intestino y aumentará el riesgo de deshidratación.

3. Mezclar cafeína y alcohol puede afectar su salud intestinal

El estado intestinal inicial, por supuesto, marcará una gran diferencia en cualquier situación, pero en términos generales, la cafeína y el alcohol brindan prácticamente cero beneficios para nuestras bacterias intestinales y, de hecho, pueden inflamar el revestimiento intestinal. A pesar de ser una actividad socialmente calificada como divertida es también peligrosa y especialmente, para el estómago y el esófago. Grandes cantidades de alcohol pueden causar gastritis, o inflamación estomacal. A su vez, esto puede provocar acidez estomacal, reflujo ácido y, a veces, daño esofágico a largo plazo. Además, el alcohol puede dañar el las vellosidades intestinales, lo que dificulta la absorción de nutrientes esenciales y, al mismo tiempo, elimina las bacterias intestinales, tanto buenas como malas.

4. Mezclar cafeína y alcohol puede afectar la salud de su corazón

A corto plazo y debido a la cafeína, esta combinación puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. La deshidratación que resulta del consumo de dichas sustancias puede alargar esta situación en la que la frecuencia cardíaca permanece alta durante más tiempo. Si bien estos cambios tienden a resolverse, a largo plazo puede generar debilitación en los músculos del corazón y causar insuficiencia cardíaca.

5. Es más probable que tengas una mala resaca cuando combinas cafeína y alcohol

La tolerancia y el procesamiento varía dependiendo de la persona: mientras algunos tienen la capacidad de metabolizar la cafeína y el alcohol muy rápidamente, otros lo hacen más lentamente. Aquellos que tienden a metabolizar a un ritmo más lento tienen más probabilidades de experimentar dolores de estómago, migrañas y otros efectos secundarios asociados con la resaca.

Fuente

Comparte esto:

Europa e Iberoamérica unen “esfuerzos” en un proyectoPNSD

Entrada anterior

FORMACION: XVIII JORNADAS MUNICIPALES DE ADICCIONES  

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad