ActualidadPortada

La adicción a los videojuegos fue clasificada como una enfermedad mental por la OMS

NOTICIAS: 12.02.2022

El organismo incluyó a la adicción a los videojuegos dentro de la categoría de «uso de sustancias o comportamientos adictivos», junto al trastorno por adicción a los juegos de azar.

 

ARGENTINA. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció desde ayer a la adicción a los videojuegos como un desorden mental al incluirla dentro de su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11).

Sin embargo, especialistas argentinos advirtieron que la adicción se va a caracterizar por el uso que se le da a ese videojuego porque una cosa es el uso, otra la dependencia y otra la adicción, sino no habría equipos profesionales de e-gamers.

La OMS publicó la undécima versión Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), que entra en vigor a nivel internacional para notificar las causas de muerte, pero también de enfermedad, incluidas las mentales.

Entre los desórdenes mentales considerados, la OMS incluyó, oficialmente, la adicción a los videojuegos dentro de la categoría de «uso de sustancias o comportamientos adictivos», junto al trastorno por adicción a los juegos de azar, detalló la agencia de noticias DPA.

La OMS reconoció el «uso peligroso de videojuegos» como uno de los factores que considera que influyen en el estado de salud, dentro de los usos peligrosos de sustancias, en la misma categoría que los juegos de azar, la falta de ejercicio físico o los hábitos de alimentación inapropiados.

«La adicción a videojuegos se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente (a juegos digitales o videojuegos), que puede ser en línea a través de Internet) o fuera de línea», explicó la OMS en la nueva lista de enfermedades.

Entre los rasgos que distinguen a las personas con este trastorno, se identificaron la falta de control sobre el juego; el aumento de la prioridad sobre el resto de actividades vitales y la continuación o intensificación del juego a pesar de las consecuencias negativas.

La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) proporciona un lenguaje común que permite a los profesionales de la salud compartir información estandarizada en todo el mundo. La undécima revisión contiene unos 17.000 códigos únicos y más de 120.000 términos codificables.

Las novedades de la CIE-11 de este año 2022, indican que ya hay 35 países que la están utilizando, y entre sus usos se detallan descripciones clínicas y requisitos de diagnóstico para la salud mental.

El trastorno por videojuegos se define como un patrón de comportamiento caracterizado por una falta de control sobre la necesidad de jugar, dando cada vez más prioridad al tiempo que se pasa jugando a los videojuegos que desarrollando otras actividades e intereses que anteriormente sí eran importantes para el adicto.

El psicólogo José Nicolás Menna dijo que «la inclusión de ese cuadro en el CIE-11 tiene lugar como expresión diferenciada de los comportamientos adictivos en general y, más específicamente las denominadas adicciones sin sustancia».

«La incorporación de este cuadro blanquea algo de lo que se viene hablando y trabajando desde la clínica, y permitirá referenciar como marco teórico el cuadro para nuevos desarrollos de investigación», afirmó.

«Puede ser continuo o episódico y recurrente»

La OMS explicó que el patrón de juego compulsivo «puede ser continuo o episódico y recurrente», y que también puede ser resultado de angustia o deterioro en ámbitos importantes como el personal, familiar, social o educativo.

«El comportamiento de juego y otras características normalmente son evidentes durante un período de al menos 12 meses para que se asigne un diagnóstico, aunque la duración requerida puede acortarse si se cumplen todos los requisitos de diagnóstico y los síntomas son graves», precisó.

A pesar de que todavía no hay datos confiables, se estima que la cantidad de personas afectadas por este trastorno oscila entre un 1 y un 10% de la población general adulta.

Profesional local advierte que los vicios digitales pueden ocasionar daños fisiológicos con la abstinencia

La psicóloga santiagueña, Lic. Emily Azar, sostuvo oportunamente que es evidente «que hay un desorden por adicciones a internet», algo establecido científicamente, y que «aún se están viendo cuáles van a ser las consecuencias después de la pandemia».

«Lo que se plantea son los mecanismos fisiológicos que tienen los chicos a partir de estar pendientes de la tecnología, específicamente, de los juegos. Aparece como sintomatología el no poder dejar de jugar, y esto implica muchas otras cosas», analizó.

Admitió que lo que hoy se llama «vicios digitales», pueden llegar a ocasionar «trastornos fisiológicos con la abstinencia«.

Fue más amplia al considerar que este problema no es exclusivo de los niños, sino que afecta a personas de todas las edades.

«Al hablar de adicción, estamos hablando que se excede algo para evitar la frustración o la ansiedad. La adicción también implica desplazarse, moverse de lo que son las áreas básicas de la vida, como el cuerpo, dormir, comer, bañarse, cuidarse, el trabajo, la escolaridad, los estudios, y ha pasado que se han desviado estas cuestiones hacia la ciberadicción, que es lo que fue incorporado por la OMS. Eso hay que tener en cuenta si se hacen recorridos históricos, por lo tanto, a nivel fisiológico se va a sufrir sobre todo en la abstinencia», puntualizó.

Fuente

Comparte esto:

UNAD propone “modernizar” el tratamiento penal de las personas drogodependientes o con problemas de salud mental

Entrada anterior

El consumo de opioides se duplica en España pero no habrá una ola de muertos por sobredosis como en EEUU

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad